Archivos de la categoría ‘autosuperación’

Se estudia para olvidar, los colegios preparan para el pasado y los más listos del cole no triunfan en la vida

Lunes 30 junio 2008

Mis hijas acaban de terminar las clases del colegio y esto me trae muchas ideas a la cabeza:

  • En el colegio se estudia para olvidar, a los 3 días a los niños se les han olvidado la mayoría de las cosas que han estudiado”, comentaba Julio, el director de infantil de La Salle. Lo que no olvidan son los posos de la educación: los valores que se les transmiten. El esfuerzo, el compañerismo, la honestidad, el ser hombres para los demás que me enseñaron los Jesuitas en el Recuerdo.
  • Los colegios prepararan a los alumnos para el pasado“, dice Spencer Kagan, experto en aprendizaje cooperativo. Él propugna un sistema de enseñanza que sitúa la participación de los alumnos y su interrelación en el aula en el centro del sistema. Un método que se ajusta mejor a lo que los chavales se encontrarán en el mundo laboral: trabajo en equipo, entornos interactivos y la necesidad de actualizar continuamente conocimientos.

    El aula se organiza en grupos de cuatro alumnos, y se pide que todos los equipos encuentren la solución a un problema. Se les pide también que todos sus integrantes sepan explicarlo, porque después se elegirá a uno de ellos para que exponga la respuesta. Hablarán, discutirán, y se enseñarán entre ellos. Y si se han atendido una serie de aspectos (cuántas personas hay en cada grupo, qué alumnos lo componen, cómo se reparten el trabajo), el resultado será que todos habrán participado. Un método utilizado en las escuelas de negocio, más atractivo y que aprovecha las habilidades y modos de inteligencia de cada uno.

  • “¿Te has dado cuenta de que los más “listos” del colegio no han triunfado en la vida?”. Esto es lo que afirma Paul Arden en su libro “It`s Not How Good You Are, It`s How Good You Want to Be” (lo recomiendo). En el colegio se aprenden hechos conocidos. Hay que acumular y recordar. Cuanto más se recuerde, mejores notas. A los que fracasan en el colegio o no les interesan los hechos, o quizá la forma en que los cuentan, o simplemente no tienen buena memoria. Eso no significa que sean estúpidos, sino que la enseñanza académica no ha sabido estimular su imaginación.

—– Contenidos relacionados —–

De la piel pa´ dentro mando yo

Domingo 18 mayo 2008

Me ha venido a la memoria un antiguo tema de Mil dolores pequeños, basado en un texto de Antonio Escohotado:

De la piel pa’ dentro,
comienza mi exclusiva jurisdicción.

Elijo yo aquello que pueda o no cruzar esa frontera.

Soy un Estado soberano, y las lindes de mi piel,
me resultan mucho más sagradas
que los confines políticos de cualquier país.

Otra interesante cita de Escohotado: “Detesto el victimismo y pago sin vacilaciones el peaje de la independencia.”

Y en “Contenidos relacionados” un listado con más píldoras de sentido común, independencia y libertad.

—– Contenidos relacionados —–

Imagen: Stock.xchng

Trucos y consejos para hablar en público

Sábado 12 abril 2008

Una cosa es hablar, y otra bien distinta, comunicar. Lo primero puede hacerlo cualquiera, pero lo segundo tan sólo está al alcance de quienes saben por qué y para qué se dirigen a otras personas. Ya decía Platón “el sabio habla porque tiene algo que decir; el tonto, porque tiene que decir algo”.

Lo curioso de la comunicación es que lo más importante no es lo que se dice, sino cómo se dice, por lo que el significado de las palabras viene determinado por la persona que escucha y no por la que habla.

Sólo el 7% de la comunicación entre dos personas se realiza mediante “las palabras”, según reconocidas investigaciones. El 38% se transmite a través de “la voz y la forma en la que se habla”, y el 55% restante, por medio del “lenguaje corporal”, que incluye “los gestos, las posturas, el movimiento de los ojos y la respiración”.

Ahí van algunos trucos y consejos para hablar en público:

  1. Comienza el discurso adelantando lo que vas a decir, luego dilo y finalmente termina tu intervención recordando lo que acabas de decir.
  2. Céntrate en el auditorio. Atiende, observa y detecta las sutiles reacciones del público, para saber cómo conectar emocionalmente con él.
  3. Utiliza el entretenimiento como medio para trasladar el mensaje subyacente.Utiliza anécdotas, experiencias personales o ejemplos cotidianos para conquistar el interés de los demás.
  4. No te obsesiones tanto con el discurso pero evita a toda costa la lectura monótona de un comunicado.
  5. Sé auténtico -cree en lo que dices- y comunica con entusiasmo -disfruta diciéndolo-
  6. Para que los demás te crean y confíen en ti, primero tienes que creer y confiar en ti mismo.
  7. No te alargues más de 45 minutos.

—– Contenidos relacionados —–

Imagen: Stock.xchng

El buen karma

Jueves 13 marzo 2008

Mis hijas (3 y 5 años), me han dado hoy un mensaje muy especial. Me han recordado que para mantener un buen karma:

  1. A veces, no conseguir lo que quieres es un maravilloso golpe de suerte.
  2. Cuando te des cuenta de que has cometido un error, toma inmediatamente las medidas necesarias para corregirlo.
  3. Aprende las reglas para que sepas incumplirlas cuando conviene.
  4. No permitas que una pequeña discusión empañe una gran relación.

—– Contenidos relacionados —–

Tipos de trabajadores: entre el saber y el querer

Viernes 23 noviembre 2007

Hace unos días, hablando con Nuria Hernández, del diario Qué!, me comentaba que estaba preparando un reportaje sobre tipologías de compañeros de trabajo, y le estaba costando encontrar información. La verdad es que no hay casi datos sobre ello en Internet, pero encontré una anotación bastante interesante en el blog de David Monreal , que os recomiendo.

En nuestro entorno podemos encontrarnos diversos tipos de personas. El trabajo es un micro cosmos en el que tenemos que convivir unos con otros, pero cada uno enfoca su carrera profesional de diversas maneras.

Hay cuatro grandes tipos de trabajadores definidos por dos parámetros saber y querer:

  • Los que saben y quieren: estos son los que tienen la capacidad, el conocimiento y el interés por mejorar. Quieren progresar, crecer y aprender más.
  • Los que saben y no quieren: terriblemente desmotivados se dedican a tomarse sus tareas de forma reactiva, a la espera de recibir instrucciones. Hacen lo mínimo, pero sus habilidades técnicas les permiten sobrevivir en el entorno.
  • Los que no saben pero quieren: en este grupo se encuentra el mayor potencial de una Compañía, se muestran muy activos e intentan aprender cuanto pueden para mejorar.
  • Los que no saben ni quieren: los trabajadores dentro de esta categoría son pasivos y desequilibran a los equipos de trabajo. Normalmente no se esfuerzan en aprender ni en mejorar sus metodologías.


—– Contenidos relacionados —–


Imagen: Stock.xchng

La mitad de los jóvenes españoles sueñan con ser funcionarios

Domingo 4 noviembre 2007

Hace poco leí una columna de Manuel del Pozo en el diario Expansión llamada Yo no quiero ser funcionario. Mis padres son funcionarios y siempre me han inculcado la idea de que hay que hacer las cosas lo mejor posible y que ello requiere esfuerzo y sacrificio, por lo que es injusto generalizar. Pero creo que este texto analiza de forma certera varios problemas actuales:

  • En España aumenta el número de jóvenes con poco espíritu luchador: pese a su edad y momento vital, no tienen grandes aspiraciones y evitan asumir responsabilidades. Mientras, en los países de la Unión Europea y extracomunitarios, esta tendencia no es tan pronunciada y los jóvenes están cada vez mejor formados y mantienen las ganas por luchar y trabajar.
  • La sociedad en general (políticos, instituciones, etc.) no está potenciando el pensamiento alternativo, el espíritu innovador, y la cultura del esfuerzo y el sacrificio. Por su parte, un buen número de familias españolas está obsesionado en conseguir hijos perfectos con una asfixiante y limitadora sobreprotección. Si a esto le unimos la aceptación por parte de los padres de que los jóvenes no tienen que asumir responsabilidades, y que no hay que exigirles, el resultado puede ser explosivo.
  • Se mantiene el divorcio entre la universidad y empresa. La universidad y la enseñanza en general, sigue sin lograr tomarle el pulso al mundo laboral real.
  • Pese a todo siguen surgiendo jóvenes que se arriesgan y defienden que compensa emprender, que ver crecer tu propia compañía no se puede comparar con nada, y que puedes llegar a realizar tus sueños. Jóvenes que demuestran con esfuerzo que la vida es demasiado bonita como para no hacer en ella lo que uno desea.

—- Contenidos relacionados —–

Cómo afrontar el día con un nivel alto de energía (Gestión de tiempo)

Domingo 21 octubre 2007

Las personas que ven todas sus futuras obligaciones como una masa de tareas no estructurada, desorganizada, mezclan lo grande y lo pequeño, sin orden ni concierto. Por este motivo, su cerebro está totalmente ocupado procesando multitud de pequeños detalles no relacionados entre sí y les es imposible distinguir lo importante de lo trivial. Esta sobrecarga del cerebro se denomina Flapsi Hapsi.

Si logras evitar este problema, afrontarás el día con un nivel de energía alto, lo que te mantendrá creativo y activo durante la jornada.

¿Cómo puedes mantener alto tu nivel de energía?

  • Dirígete por objetivos: ten definidos propósitos claros para todo el día, pero que sean realistas. En caso contrario, el resultado será frustrante.
  • Asigna prioridades a las tareas.
  • Termina lo que empieces: tener muchas cosas empezadas a la vez descentra el pensamiento. Lo que se completa, da un sentimiento de logro.
  • Sé amable contigo mismo: dedica unos minutos al día para descansar, pasear o echar una cabezadita reparadora. Verás como así la jornada te cunde mucho más.
  • Enfrentaté a lo más duro o peor, primero. Deja lo trivial para los momentos de poca energía.

Por otra parte, descarga al cerebro de todas las cosas inútiles que puedas, para que se concentre en lo importante. Ahí van una serie de consejos:

  • Escribe tus ideas en una lista, en el momento que se te ocurran. Aliviarás al cerebro consciente de carga innecesaria.
  • Si preparas un plan para el próximo periodo de planificación, antes de que termine el actual, el cerebro subconsciente trabaja sobre el futuro plan sin que te des cuenta y tendrás nuevas ideas para mejorar los resultados.
  • Si quieres disfrutar de lo que te queda de tarde, al finalizar el trabajo, no te vayas sin dejar todos los cabos atados, aunque sea sólo sobre el papel. Deja la planificación para el día siguiente sobre la mesa para verla mañana a primera hora.

—– Contenidos relacionados —–

Fuente: Curso del IESE sobre La gestión del tiempo directivo impartido por Nuria Chinchilla

La gestión del tiempo directivo (IESE – Nuria Chinchilla)

Domingo 21 octubre 2007

He estado releyendo un curso del IESE sobre La gestión del tiempo directivo que dio la profesora Nuria Chinchilla, y he recuperado algunos apuntes sobre este tema.

A veces nos parecemos más a una marioneta, dirigiendo a nuestro equipo de forma reactiva, que a un director de orquesta. Y con frecuencia confundimos dirección con improvisación. Nosotros debemos ser quienes controlemos nuestra vida profesional y el tiempo, siendo proactivos.

Una cuestión importante es tener claro que no se trata de hacer más cosas, sino de hacer las cosas idóneas, para reducir el agobio que produce el exceso de trabajo pendiente. Lo que realmente cansa y produce estrés es el trabajo pendiente, no el ya realizado.

La primera causa de nuestra mala gestión del tiempo, somos nosotros mismos, con nuestros malos hábitos y la forma incorrecta de utilizarlo.

Plantéate estas preguntas:

  • ¿Tienes desordenada la mesa?
  • ¿Prolongas a veces el rato para tomar café o para comer?
  • ¿Das largas a las cosas y las pospones?
  • ¿Te detienes frecuentemente durante la jornada a charlar con los colegas de trabajo?
  • ¿Lees artículos que te han tentado, cuando deberías estar trabajando en otras cosas?
  • ¿Realizas llamadas y tareas particulares durante las horas de trabajo?
  • ¿Navegas sin rumbo por internet, chateas o reenvías cadenas de e-mails durante las horas de trabajo?

Según Nuria Chinchilla, si contestas afirmativamente a una o más de estas preguntas, eres culpable de autointerrupciones. Sé consciente de la frecuencia con la que rompes el flujo de tus pensamientos y retardas el avance del trabajo.

Y también, plantéate si tú eres un elemento perturbador para otras personas. Analiza tus llamadas y visitas espontáneas durante la última semana y evalúa si tu objetivo realmente justificaba las interrupciones.

—– Contenidos relacionados —–

8 claves para enfrentarte a tu miedo

Martes 25 septiembre 2007

Nuestra propia mente es la mayor aliada del miedo, pero a la vez es la mejor herramienta para desarmarlo.

La revista Mente Sana hace una interesante reseña sobre el nuevo libro de José Antonio Marina, Anatomía del miedo, en la que nos da las claves para enfrentarnos con éxito a nuestros miedos.

1) Distingue los miedos

El primer paso es no confundir los miedos amigos con los miedos enemigos. Los miedos amigos te advierten del peligro para que te pongas a salvo, para que te libres de la amenaza y no para que caigas en sus manos. Los miedos amigos te preparan para enfrentarte a una situación determinada. Por el contrario, los miedos enemigos te disuaden de que luches y además, te debilitan y desaniman.

2) Tú no eres tu miedo

Debes tener en cuenta que el miedo tiene sus artimañas. Una de las más insidiosas, cuyo fin es debilitar nuestra fuerza, es que nos identifiquemos con él y nos sintamos avergonzados. Cuando asumimos nuestros miedos como un rasgo negativo de nuestra personalidad, nos condenamos al silencio, al secretismo y como consecuencia de esto, no buscamos ayuda. Tienes que pedir el mismo respeto por tus miedos que por tus dolencias físicas.

3) No colabores con él

Además de esconderlos, también tendemos a alimentar nuestros miedos. Todos podemos ser colaboracionistas sin darnos cuenta; el miedo es invasor y como tal tiende a hundir o anular a quien lo padece. Puede apoderarse de la conciencia entera del sujeto y alterar sus relaciones. Conviene que lo aísles de tu dinamismo mental. No intentes justificarlo. No puedes decir:” Hoy no voy a esa reunión porque va a ser aburrida”, cuando deberías reconocer:” No voy porque me da miedo la gente”. No puedes decir: “No vale la pena reclamar una cosa tan boba”, cuando en el fondo lo que estás pensando es que no sabes cómo hacerlo o no te atreves.

4) Adopta una posición activa

Una vez que son conscientes, debes declarar la guerra a los miedos enemigos que han invadido tu intimidad. Hay que movilizarse, afrontarlos activamente. Tienes varias opciones para hacerlo.

5) Fortalece tu cuerpo

La solución para luchar contra el miedo es disminuir el peligro o aumentar los recursos personales. En primer lugar, tienes que preparar tu organismo para la batalla. El miedo emerge de la biología, aunque tiene también otras causas. Está demostrado que el ejercicio físico es un antídoto contra las sensaciones que provienen de él. Entre otras virtudes, el ejercicio aumenta la tolerancia al esfuerzo. No olvides que las personas con tendencia a la angustia suelen eludir el ejercicio físico.

6) Sé tu propio entrenador

Los entrenadores saben muy bien que el atleta debe animarse a sí mismo antes de realizar un ejercicio o hacer un esfuerzo. Y los terapeutas más ilustres insisten en preguntar a sus pacientes qué piensan de la terapia que reciben. Saben que una actitud displicente o unos comentarios desagradables van a limitar la eficacia del tratamiento.

7) Debilita a tu enemigo

Critica las creencias en que se basa el miedo. Desenmascara sus jugadas de farol. Búrlate de él. Desarrolla el sentido del humor para desactivarlo. Aprovecha todo lo que sabes para hacerle daño. Tienes que convencerte de que no es tan imponente. Exponte gradualmente al miedo.

8) Busca buenos aliados

Es difícil combatir el miedo solo; y si éste es patológico, imposible. Busca consejo y ayuda de personas competentes. Busca también a quien pueda darte ánimo cuando estés desalentado. Las redes de apoyo afectivo son la mejor solución a muchos de nuestros problemas, incluido el miedo.

Cómo planificar un cambio de trabajo o empresa

Sábado 21 julio 2007

Tras las vacaciones veraniegas, los profesionales vienen con energías renovadas y en muchos casos se han planteado cambiar de trabajo. Para ello, lo primero es focalizar un objetivo y una visión a través de varias preguntas:

  • ¿Por qué quiero cambiar?
  • ¿Cuál es el objetivo concreto que quiero lograr con el cambio?
  • ¿Qué es para mí el trabajo y qué estoy dispuesto a sacrificar por él?

La segunda fase consiste en analizar las cualidades y debilidades personales. Hay que hacer una autoevaluación férrea e implacable:

  • ¿Qué capacidades tengo?
  • ¿Qué conocimientos?
  • ¿Qué tipos de experiencias puedo aportar?
  • ¿Qué carencias tengo que eliminar lo más rápidamente posible?

La autoevaluación no puede ser generosa con uno mismo, sino inflexible: ¿Cuáles son los motivos que me impulsan a cambiar? ¿Las peleas con el jefe? ¿El escaso nivel retributivo? ¿Que ya no estoy aprendiendo nada?

Los valores y motivaciones para cambiar se tienen que confrontar con otras alternativas. ¿Quiero más tiempo libre o más sueldo? ¿Estoy dispuesto a aceptar un trabajo temporal? ¿O por el contrario, no aguanto la inseguridad y la movilidad?

Los sueños y los deseos son el mayor resorte, pero la pereza y la tranquilidad son la tumba de la vitalidad. ¿Cuál es el capital energético del que todavía dispongo? ¿Hasta cuándo estoy dispuesto a gastarlo? La creatividad es un patrimonio genético y cultural que hay que someter a una revisión y manutención periódica.

En la tercera parte hay que ser proactivos y poner en marcha un sistema informativo en tres direcciones: análisis de la demanda de trabajo, de las reglas del mercado laboral y de los instrumentos más eficaces para buscar el puesto de trabajo más deseado.

En el análisis de la demanda de trabajo hay que preguntarse:

  • ¿Qué buscan las empresas?
  • ¿Prefieren perfiles formativos y profesionales altos o bajos?
  • ¿El añadir un máster aporta algo a la oferta?
  • ¿Cuáles son las viejas y nuevas oportunidades formativas que hay que aprovechar?

En la focalización de las nuevas ocasiones que proceden del mercado laboral también hay que añadir las nuevas modalidades de aproximación al trabajo y los instrumentos contractuales previstos:

  • ¿Hasta qué punto estoy dispuesto a cobrar menos por un trabajo que me gusta con una fórmula contractual flexible y temporal?
  • ¿Hasta qué punto el trabajo fijo me impide arriesgarme?

Después hay que crear una brújula sobre las técnicas de búsqueda y selección de personal. Hay que convertirse en un profesional de la búsqueda de empleo. Estar siempre disponible por capacidad, competencias y deseos de aprovechar una oportunidad en el momento en que se presente. Para conseguirlo, hay que conocer las técnicas de reclutamiento y las distintas etapas de selección a las que las empresas someten a los candidatos. Y después… hay que pasar a la acción:

  • ¿Candidatura o autocandidatura?
  • ¿Elegir un trabajo o hacerse elegir por él?

Hoy en día es importante navegar por internet, participar en foros y blogs, y generar un sistema de networking, que te ofrecerá informaciones y contactos.

—– Contenidos relacionados —–

Vía: El Econonomista

Claves del nuevo estatuto de autónomos

Jueves 7 junio 2007

El Estatuto de los Autónomos que entrará en vigor a finales de 2007 recoge varias derechos y reivindicaciones:

  • Los autónomos podrán contratar a sus hijos menores de 30 años como trabajadores por cuenta ajena. Para ello, deberán demostrar la existencia de una jornada, un horario y una retribución periódica, pero no tendrán derecho a prestación por desempleo.

  • Se aumentan las reducciones y bonificaciones en la cotización a la Seguridad Social para fomentarla inserción laboral de los más jóvenes. Se amplían las bonificaciones de los hombres de hasta 30 años y las mujeres de hasta 35 que se den de alta como autónomos, pasando del 25% actual al 30% y de los 24 meses vigentes a 30.
  • Mejora la conciliación laboral y familiar. Aumentan las prestaciones de baja por maternidad y paternidad, recibiendo ahora los autónomos las mismas ayudas que los asalariados.
  • Se define la figura del trabajador autónomo y se elabora un catálogo de derechos y deberes. Los autónomos dependientes, aquellos cuya renta dependa en una proporción mayor al 75% de una única empresa, dispondrán de 18 días de vacaciones pagadas. En la regulación de este colectivo también destaca que los titulares de locales comerciales abiertos al público no podrán formar parte de este grupo de trabajadores.
  • En los casos de accidentes laborales, se reconoce la cobertura de prestación por accidentes in itinere –aquellos que se producen durante el trayecto de ida o vuelta al trabajo-.
  • Se impide el embargo de la vivienda habitual del autónomo en los casos de impago de las deudas contraídas con la Administración.
  • Las peticiones de jubilación anticipada serán tenidas en cuenta para aquellos trabajadores autónomos cuya profesión exija el contacto con productos tóxicos o entrañe peligrosidad. En los sectores en crisis se otorgará pensión a quienes se decidan jubilar de manera anticipada.

Homenaje a los años 80

Miércoles 30 mayo 2007

Para todos aquellos que vivisteis una importante fase de vuestra vida en esos años, os recomiendo este texto sobre los años 80 que tiene alguna similitud con el último anuncio de Coca-Cola. Los que me conocen saben que no soy un nostálgico que piensa que “cualquier tiempo pasado fue mejor”, pero creo que es importante tener memoria para saber de dónde venimos, dónde estamos, adónde vamos, y sobre todo, mantener las cosas buenas y los valores que nos han ayudado a ser como somos.

Dice cosas como:

“Somos la última generación que hemos aprendido a jugar en la calle a las chapas, la peonza, las canicas, la comba, la goma o el rescate y, a la vez, somos la primera que hemos jugado a videojuegos, hemos ido a parques de atracciones o visto dibujos animados en color”

Entramos al colegio cuando el 1 de noviembre era el día de Todos los Santos y no Halloween, cuando todavía se podía repetir curso, los últimos en hacer BUP y COU.”

“Aprendimos a programar el vídeo antes que nadie, jugamos con el Spectrum, odiamos a Bill Gates, vimos los primeros móviles y creímos que Internet sería un mundo libre. Somos la generación de Espinete, Don Pimpon y Chema el panadero farlopero. Los que recordamos a Enrique del Pozo cantando con Ana (abuelito dime tú…) Los mundos de Yupi y las pesetas rubias. Nos emocionamos con superman, ET o En busca del Arca Perdida. Comíamos Phosquitos y los Tigretones eran lo mejor, aunque aquello que empezaba (algo llamado Bollycao) no estaba del todo mal. Somos la generación del “El coche fantástico””

“La última generación que verá a su padre poner la baca del coche hasta el culo de maletas para ir de vacaciones. Nosotros viajábamos en coches sin cinturones de seguridad traseros, sin sillitas especiales y sin air-bags, hacíamos viajes de más de 3 horas sin descanso, con cinco personas en el coche y no sufríamos el síndrome de la clase turista. No tuvimos puertas con protecciones, armarios o frascos de medicinas con tapa a prueba de niños. Andábamos en bicicleta sin casco, ni protectores para rodillas ni codos. Los columpios eran de metal y con esquinas en pico. Salíamos de casa por la mañana, jugábamos todo el día, y solo volvíamos cuando se encendían las luces. No había móviles. Nos rompíamos los huesos y los dientes y no había ninguna ley para castigar a los culpables. Nos abríamos la cabeza jugando a guerras de piedras y no pasaba nada, eran cosas de niños y se curaban con mercromina (roja) y unos puntos y todos contentos. Íbamos a clase cargados de libros y cuadernos, todo metido en una mochila que, rara vez, tenía refuerzo para los hombros y, mucho menos, ¡ruedas! Comíamos dulces y bebíamos refrescos, pero no eramos obesos. Si acaso alguno era gordo y punto. Estábamos siempre al aire libre, corriendo y jugando. Compartimos botellas y latas de refrescos y nadie se contagio de nada. Sólo nos contagiábamos los piojos en el colé. Cosa que nuestras madres arreglaban lavándonos la cabeza con vinagre caliente (o los mas afortunados con Orión) Y ligábamos con las niñ@s jugando a beso, verdad y atrevimiento o al conejo de la suerte, no en un chat. Eramos responsables de nuestras acciones y acarreábamos con las consecuencias. No había nadie para resolver eso. La idea de un padre protegiéndonos, si trasgredíamos alguna ley, era inadmisible, si acaso nos soltaban un guantazo o un zapatillazo y te callabas. Tuvimos libertad, fracaso, respeto, éxito y responsabilidad, y aprendimos a crecer con todo ello.”

El canto del loco tiene una preciosa canción que se llama “Aquellos años locos” que dice así:

Acuérdate de tus tardes de recreo
De tus cromos y tebeos
De las series que se hicieron para ti
De ese erizo que era rosa
Tu querías ser ficha roja
Y tener todas las cosas por hacer
Acuérdate, sólo había dos canales
Y unos rombos decidían
Si veías o no veías una peli que tenía
Mil efectos especiales, actuaba un tal Dar Vader
Y venían de un planeta sideral
Tenías tanta ilusión
Por ser mayor
Que imitabas a tus ídolos en el salón
Querías ser un goleador
En el 82
Y ser princesa de aquel
Príncipe que no apareció
Recuerda bien tus cabañas construias
Querías ser un espía, y tu madre te decía
No esta bien, que inventes mil fantasías
Y que vivas en tu mundo de baldosas amarillas
Recuerda hoy esa bici que querías
La de Elliot parecía que nunca conseguirías
Para volar, conquistando aquella luna
Devolviendo una fortuna, siendo un miembro
Del equipo A

—– Contenido relacionado —–

Persigue el fracaso, ¡maldita sea!

Sábado 19 mayo 2007

Tom Peters, en su libro Re-imagina, incluye un diálogo entre Regis McKenna, principal gurú del marketing de Silicon Valley y el difunto Robert Noyce, coinventor del circuito integrado, cofundador de Intel y una leyenda de Silicon Valley:

MK: Muchas empresas del valle fracasan

N: Puede que no fracasen las suficientes

MK: ¿Qué quieres decir con eso?

N: Cuando fracasas, significa que estás tratando de hacer cosas nuevas.

O como dice el futurista Paul Saffo: “El Silicon Valley de hoy está construido menos sobre los capiteles de triunfos tempranos que sobre los escombros de fracasos tempranos“.

Kevin Kelly, autor de Out of Control, lo dice así: “El secreto del progreso rápido es la ineficacia, el ritmo vertiginoso y numerosos fracasos”.

Si nada se malogra, nada nuevo puede surgir. El secreto para el éxito es… el fracaso

El fracaso, y no el éxito, es el que hace que el mundo marche. Porque el fracaso significa, generalmente, que alguien se ha aventurado más allá de la zona de confort y ha tratado de hacer algo nuevo… y la ha fastidiado… y ha aprendido algo valioso en el camino.

—– Contenidos relacionados: —–

  1. No culpes a nadie (Pablo Neruda)
  2. La alquimia de la innovación
  3. Instantes de Borges
  4. La buena suerte y la psiconomía
  5. En los momenos de crisis, la imaginación es más importante que el conocimiento

Haz lo que de verdad amas y… ¿el dinero vendrá después?

Lunes 14 mayo 2007

Un estudio a graduados de escuelas de negocios, siguió las carreras profesionales de 1.500 personas desde 1960 hasta 1980. Agruparon a los profesionales en 2 categorías. La categoría A estaba formada por aquellos que decían que querían ganar bastante dinero antes que nada, para luego hacer lo que realmente les gustaba, al estar desahogados económicamente. En la categoría B, anteponían sus intereses primero, seguros de que el dinero vendría después.

De los 1.500 profesionales estudiados, en la categoría A estaban el 83% (1.245 personas) y la categoría B comprendía el 17% (255 personas).

Después de 20 años, había 101 millonarios en el grupo de estudio. Sólo uno provenía de la categoría A, y 100 venían de la categoría B.

Contenidos relacionados:
Vía: Soul in the Sky – John Kwarsick Blog / Imagen: Stock.xchng

Haz lo que de verdad amas y el dinero… ¿vendrá después?

Lunes 14 mayo 2007

Un estudio a graduados de escuelas de negocios, siguió las carreras profesionales de 1.500 personas desde 1960 hasta 1980. Agruparon a los graduados en 2 categorías. La categoría A estaba formada por aquellos que decían que querían ganar bastante dinero antes que nada, para luego hacer lo que realmente les gustaba, al estar desahogados económicamente. En la categoría B, anteponían sus intereses primero, seguros de que el dinero vendría después.

De los 1.500 profesionales estudiados, en la categoría A estaban el 83% (1.245 personas) y la categoría B comprendía el 17% (255 personas).

Después de 20 años, en el grupo de estudio había 101 millonarios. Sólo uno provenía de la categoría A, y 100 venían de la categoría B.

Contenidos relacionados:
Vía: Soul in the Sky – John Kwarsick Blog / Imagen: Stock.xchng

Decidiendo cómo vas a vivir

Lunes 14 mayo 2007

“No tienes que decidir cómo vas a morir, ni dónde. Lo único que puedes decidir es cómo vas a vivir ahora” Joan Baez

¿Has decidido de forma explícita cómo vas a vivir? Para liderar hay que ser intencionado. Hay que ser premeditado sobre lo que quieres conseguir y sobre los siguientes pasos que necesitas seguir.

¿Tienes una imagen de tu futuro, un plan que guíe tus próximos pasos y una acción diaria para mantenerte honesto?

Contenido relacionado: Los siete hábitos para dirigir tu vida

Vía: Worthwhile Magazine / Imagen: Stock.xchng

Top Performer, el secreto de la motivación permanente

Lunes 14 mayo 2007

¿Qué ocurre cuando se pierde de vista la motivación que guió nuestros primeros pasos? Si nos dejamos llevar por la rutina cada vez nos cuesta más alcanzar nuevas metas.

El alma de toda iniciativa comercial es, sin duda, la energía que nace de la interacción con las personas que nos rodean. En el sector de las ventas este principio adquiere mayor relevancia, porque todos vendemos algo, ya sean ideas, productos o servicios. El problema es que nos dejamos llevar por la rutina y cuando queremos darnos cuenta esa motivación que nos guió en nuestros primeros pasos se ha quedado en el camino.

Los autores de este libro, siguiendo la línea de Fish!, presentan un enfoque audaz e innovador a través de la historia de Jim, un ejecutivo que, pese a su gran fuerza de voluntad, siente que su carrera comienza a estancarse. Su encuentro fortuito con un artista callejero le descubre un mundo de posibilidades ilimitadas: la filosofía vital del enigmático personaje le devuelve la inspiración para superarse, no sólo en su trabajo sino también en su vida personal.

Top Performer enseña a usar estrategias flexibles, a sacar partido de los errores, a dar rienda suelta a nuestra creatividad ante las situaciones imprevistas; en definitiva, muestra cómo potenciar nuestra energía positiva de una forma que nos permita ser nosotros mismos. Y este será el primer paso hacia el éxito.

- Contenidos relacionados (libros):

El Zen de la empresa (6): A problemas complicados, soluciones sencillas. Menos es más

Martes 27 marzo 2007

El progreso es simple. Cualquier tonto puede hacer las cosas más grandes, más complejas, más violentas. Se necesita un toque de genio –y mucho valor- para avanzar en la dirección opuesta. Albert Einstein.

Uno de los pilares del Zen es: menos es más.

Simplifica tu vida.
Cuanto más reducido sea el número y tamaño de las posesiones materiales, más sencillo y económico te resultará ocuparte de ellas. Libérate de compromisos y obligaciones innecesarias para disponer de tiempo y poder hacer lo que realmente quieres.

Pon fin al trabajo no productivo
El trabajo no productivo es el tiempo que dedicamos a sacar punta a los lápices, limpiar el escritorio, hacer llamadas innecesarias, ir a por otra taza de café, organizar la agenda, hacer informes, reunir datos y otras ocupaciones que nos convencemos de que se tienen que hacer antes de dedicarnos al trabajo real. Una cierta cantidad de trabajo no productivo es necesario y no se puede evitar. Hay que eliminar el trabajo no productivo que se puede evitar.

Hay dos razones que explican el trabajo no productivo:

  1. No queremos hacer lo que tendríamos que estar haciendo.
  2. No tenemos nada que hacer, pero queremos aparentar estar ocupados.

En la actual era de la adicción al trabajo, las labores no productivas alcanzan un grado de complicación impensable. Es el fenómeno que hace que, en muchos casos, parezca imprescindible permanecer entre diez y doce horas en el trabajo.

Cuando el problema es uno mismo.
Séneca decía que No es porque las cosas sean difíciles que no nos atrevemos a hacerlas, es justamente porque no nos atrevemos que se vuelven difíciles.

Dirigir las culpas al exterior es una excelente forma de quedarse tranquilo, pero no ayuda a resolver el problema. Puesto que no podemos cambiar la coyuntura, la situación de la empresa, ni nuestros jefes, ¿qué tal si empezamos por nosotros mismos?

Para ello sólo hay que abrir los ojos. Si nos detenemos a observar aquello que hacemos bien, lo que hacemos a medias y lo que hacemos mal, encontraremos un campo inmenso de superación personal.

Contenido relacionado:

  1. El Zen de la empresa (1): Introducción
  2. El Zen de la empresa (2): trabajar aquí y ahora
  3. El Zen de la empresa (3): Cuanto más grande es el caos, más cerca está la solución
  4. El Zen de la empresa (4): la empresa con zendo – el jefe espiritual
  5. El Zen de la empresa (5): be water my friend, fluye sin fricciones

Vía: El zen de la empresa /Imagen: Stock.xchng

Consejos para ser feliz de Rojas Marcos

Sábado 24 marzo 2007

El psiquiatra Luis Rojas Marcos ha estado esta semana en Madrid invitado por la Ministra Elena Salgado, para apoyar la Estrategia de Salud Mental del Ministerio y de las Comunidades Autónomas. En su intervención, defendió que no basta con curar las enfermedades mentales, sino que hay que enseñar a fortalecer el sistema inmunológico cerebral, fomentar el optimismo, la solidaridad y la felicidad. Sus principales consejos son:

  1. Lo primero es comunicarse. Rojas Marcos obliga a sus pacientes a hablar cada día con seis personas. Esta es una manera de mantener bien altas las defensas mentales.
  2. Una pizca de ejercicio físico. El deporte y la actividad son dos antidepresivos potentísimos. “Mejoran el estado físico de las personas, pero sobre todo mejoran su salud mental. Una hora al día es suficiente”.
  3. Un puñadito de ayuda a los demás. Una hora a la semana de actividades de voluntariado también es suficiente. “La inutilidad es uno de los sentimientos más paralizantes”.
  4. Unas buenas dosis de espiritualidad. La espiritualidad es otro potente activador de las defensas.
  5. Vida en equipo. Es bueno formar parte de un grupo “porque uno afronta mejor la adversidad si tiene con quién compartir el dolor”.
  6. Ocupaciones y aficiones diversas. Diversificar las relaciones, las ocupaciones y las aficiones.

Según Rojas Marcos, el 11 de septiembre y la guerra de Irak nos han hecho más vulnerables. “Creemos en una vida larga, completa y saludable. Y nos hemos creído con derecho a ello. Estos acontecimientos nos han devuelto a la realidad y nos han recordado que somos vulnerables. ¿Cómo superarlo? Disfrutando de las cosas pequeñas y viviendo al día”.

Vía: CincoDías / Imagen: Stock.xchng

Cómo impulsar equipos y lograr resultados extraordinarios

Jueves 8 marzo 2007

Después de vender millones de ejemplares con Fish!, Harry Paul nos cuenta cómo aumentar la productividad y obtener resultados a través de 3 sencillas claves.

Todos aspiramos a generar emociones positivas en los demás. Es una de las necesidades básicas del ser humano y, sin embargo, lo olvidamos con demasiada frecuencia. Está demostrado que los directivos que alcanzan mejores resultados son aquellos que saben valorar el capital más valioso del que disponen: las personas. Pero, ¿cómo lograr que cada miembro de nuestro equipo dé lo mejor de sí mismo? Si sabemos ir más allá de las fórmulas de cortesía y logramos que nuestros empleados se sientan únicos e insustituibles, los resultados no se harán esperar. A toda marcha nos da la solución en un programa que incluye tres pasos:

- Ganarse la confianza de los demás: saber escuchar y mostrar en todo momento un trato afable.
- Recompensar cualquier esfuerzo: usar la imaginación para motivar a nuestros empleados
- Mantener el nivel de energía positiva: mostrar un interés sincero para que los vínculos personales sean estables.

A través de la historia de Katy Adams los autores nos enseñan a aplicar este método. Katy es una ejecutiva brillante que tras sufrir un inesperado divorcio cambia totalmente su actitud con la gente que le rodea, descargando su rabia y malestar consigo misma en los demás. La solución a su descontrolada vida la encuentra en un psicólogo que dirige un exitoso programa de radio y que la enseña un sencillo método para que vuelva a ser la Katy a la que todo el mundo admiraba.

Se trata de un relato ameno y muy sencillo que también nos proporciona una lección sorprendente: podemos aplicarlo en cualquier situación cotidiana y observar cómo nuestra vida da un giro radical.

Consejos para buscar empleo eficazmente (Ray & Berndtson)

Miércoles 28 febrero 2007

He leído hace poco un artículo de José Medina, presidente de la empresa de búsqueda de ejecutivos Ray & Berndtson, en la que da varios consejos sobre cómo buscar empleo eficazmente. Aquí va un resumen.

Buscar empleo desde el puesto de trabajo actual o en situación de desempleo implica moverse, una labor que frecuentemente nos sitúa en la tesitura de tener que elegir entre varias opciones y tomar decisiones con información incompleta y/o cierta presión por el paso del tiempo.

Después de la muerte de un ser querido y del divorcio, la pérdida del empleo es el evento que mayor infelicidad y desasosiego genera en el ser humano. El cambio de trabajo, es un proceso que se vive con dudas, incertidumbre, y a veces una buena dosis de ansiedad.

1. Ponte a trabajar desde hoy. Adopta una actitud proactiva. Anticípate y muévete. Madruga y trabaja duro.

2. Utiliza varias vías. No te limites a una sola empresa de selección y pon en marcha otros contactos.

3. Aplica la ‘Ley de Pareto’. Concentra tus esfuerzos y no te diluyas. Selecciona con criterio. Un veinte por ciento de las opciones te proporcionará el ochenta por ciento de posibilidades. Concéntrate en este veinte por ciento.

4. Trabaja tu red de contactos, tanto formal como informal, con amigos y profesionales. El mercado de trabajo es muy grande y sólo se cubren entre el diez y el veinte por ciento de los puestos mediante empresas de selección profesional.

5. Evita el síndrome ‘Rebeca’. No te limites a más de lo mismo y amplía tu horizonte de posibilidades. Tu próxima novia no tiene que ser necesariamente como la anterior. Explora otros sectores y puestos donde tus capacidades se puedan aplicar eficazmente.

6. Persevera hasta el éxito. Este punto es el más importante, y puede sustituir a todos los demás. No desfallezcas, date palmadas en la espalda, automotívate.

7. Pide consejo. Sobre todo, a buenos amigos y a profesionales.

8. Aprende a decir no. No te quedes con el primer grano de maíz que te surja por el camino. Analiza y reflexiona bien cada opción.

9. Contempla el autoempleo como alternativa. Trabajarás más, aprenderás más, te divertirás más, y, probablemente, ganarás más de lo que te esperabas. Tendrás además mayor control sobre tu carrera, tu futuro y tu vida.

10. Deja abiertos caminos y puentes. No rompas la relación si descartas algún puesto o te descartan. Lo que no ha podido ser hoy puede serlo mañana. Trata de obtener feedback de tus entrevistas.

11. Cuida el cómo. No transmitas el mensaje de que buscas a la desesperada. Con aplomo y de forma serena, manifiesta que te estás planteando un cambio de orientación en tu carrera, que has cubierto una etapa y exploras opciones en tu desarrollo profesional.

12. Márcate objetivos ambiciosos pero realistas. Que la distancia entre tus capacidades y experiencia y tus objetivos sea razonable.

Vía: Expansión & Empleo

Discurso de Steve Jobs en la Universidad de Stanford

Domingo 31 diciembre 2006

Para acabar el año, hay un texto que siempre que he podido me ha gustado releer: el discurso que Steve Jobs, CEO de Apple y Pixar, dio en la Universidad de Stanford. Sin duda es fuerte y sabio, motivador y claro, y se resume en que cada uno de nosotros tiene que encontrar aquello que realmente ama, para volcarse sobre ello.

Aquí van sólo dos extractos del discurso, aunque recomiendo a todos leer el discurso completo de Steve Jobs en la Universidad de Stanford (PDF):

[...] A veces la vida te pega en la cabeza con un ladrillo. No pierdas la fé. Estoy convencido que lo único que me mantuvo en pie era el hecho que amo hacer lo que hago. Tienes que encontrar eso que amas; esto aplica en tu trabajo como en tus relaciones amorosas. Una gran parte de tu vida estará enfocada en tu trabajo y la única manera de sentirte realmente satisfecho es creer que lo que haces es un excelente trabajo. La única manera de lograr un excelente trabajo es amando lo que haces. Si no lo encuentras todavía sigue buscando. No te rindas. Como todas las cosas relacionadas al corazón, sabrás exactamente cuando lo encuentres. Y, como en cualquier gran relación se va poniendo mejor y mejor a medida que el tiempo pasa. Así que sigue buscándolo hasta que lo encuentres, no te rindas. [...]

[...] Tu vida tiene un límite, no la malgastes viviendo la de otra persona. No atrapes a ti mismo por un dogma el cual implica vivir con los resultados de los pensamientos de terceros. No dejes que el ruido de las opiniones de otros ahoguen tu voz interna. Y lo más importante: ten el coraje de seguir tu corazón y tu intuición. Ellos de alguna manera saben lo que realmente quieres ser; el resto es secundario. [...]

Vía: ALT1040

Frases de felicitaciones navideñas y más…

Viernes 29 diciembre 2006

Hablando de felicitaciones navideñas… me ha llegado una de mis compañeros del Grupo F. Tomé que trae una frase que me parece realmente interesante. El autor es Oliver Wendell y dice:

“No importa tanto dónde estemos,
sino hacia dónde avanzamos.
Para arribar a puerto seguro
a veces navegamos con el viento a favor
y a veces con el viento en contra;
pero la cuestión es navegar,
no derivar sin rumbo
ni permanecer anclados“.

Y ahí van otras frases que me gusta tener en cuenta siempre que puedo:

Triunfa quien se levanta y busca las circunstancias. Si no las encuentra, las crea (Bernard Shaw)

No te apresures, no te inquietes, estás aquí para una corta visita. Cuida, pues, de detenerte y oler las flores (Walter Hagan)

No culpes a nadie (Pablo Neruda)

Miércoles 20 diciembre 2006

Cada vez que releo algo de Pablo Neruda, me vuelve a sorprender como el primer día.

Este poema me ha vuelto a la memoria gracias a la felicitación navideña de un amigo.

Nunca te quejes de nadie, ni de nada,
porque fundamentalmente tú has hecho
lo que querías en tu vida.

Acepta la dificultad de edificarte a ti
mismo y el valor de empezar corrigiéndote.
El triunfo del verdadero hombre surge de
las cenizas de su error.

Nunca te quejes de tu soledad o de tu
suerte
, enfréntala con valor y acéptala.
De una manera u otra es el resultado de
tus actos
y prueba que tú siempre
has de ganar.

No te amargues de tu propio fracaso ni
se lo cargues a otro, acéptate ahora o
seguirás justificándote como un niño.
Recuerda que cualquier momento es
bueno para comenzar y que ninguno
es tan terrible para claudicar.

No olvides que la causa de tu presente
es tu pasado así como la causa de tu
futuro será tu presente.

Aprende de los audaces, de los fuertes,
de quien no acepta situaciones, de quien
vivirá a pesar de todo, piensa menos en
tus problemas y más en tu trabajo y tus
problemas sin eliminarlos morirán.

Aprende a nacer desde el dolor y a ser
más grande que el más grande de los
obstáculos, mírate en el espejo de ti mismo
y serás libre y fuerte y dejarás de ser un
títere de las circunstancias porque tu
mismo eres tu destino.

Levántate y mira el sol por las mañanas
y respira la luz del amanecer.
Tú eres parte de la fuerza de tu vida,
ahora despiértate, lucha, camina, decídete
y triunfarás en la vida; nunca pienses en
la suerte, porque la suerte es:
el pretexto de los fracasados.

Los siete poderes de Alex Rovira

Martes 19 septiembre 2006

El último libro de Alex Rovira, Los siete poderes, va viento en popa y me alegro por él, porque es una de esas personas que son “buenas” y se le nota. Hace unos meses estuve en Expomanagement y la sesión que más me emocionó fue la de Alex. Se mueve bien en el escenario, controla los tiempos y es un conferenciante experimentado. Además, tiene cosas interesantes que decir, y sabe cómo venderlas bien.

Estas son algunas de las perlas del libro, basado en una historia que transmite la idea que, como decía Schopenhauer, “El destino baraja las cartas, nosotros las jugamos”:

sin retos, no podemos crecer. El miedo al fracaso mata la vida […] Si piensas que no puedes, no podrás. Si piensas que no te atreves, no lo harás. Si crees que estás vencido, lo estás […] La mayor derrota no consiste en no superar un reto, sino en no intentarlo siquiera. La batalla de la vida no siempre la gana el hombre más fuerte, el más ágil o el más rápido, sino aquel que cree que podrá hacerlo”.

“[…] por difíciles que sean las circunstancias que te rodean, hay que adoptar siempre una actitud positiva. […] la verdadera fuerza está en la acción, en el ensayo y en el aprendizaje del error”.

“con la vida, se nos dan dos dones: tiempo y libertad de elegir. Invierte el tiempo inteligentemente, pero sobre todo, elige según los dictados de tu corazón. Tu compasión puede regir no sólo tu destino, sino también el de muchos otros, ya que no estamos solos y todo cuanto hacemos afecta directa o indirectamente a los demás“.

“Tuyo es el reto; tuya debe ser la elección. Nadie puede decidir por ti, como nadie puede pensar, aprender ni buscar por ti”.

El destino es “aquello que seguro que te sucede si no haces nada para evitarlo”. La Tierra del Destino del libro es una metáfora de la inercia, de la vida en la que no hacemos nada para cambiar, para crear nuevas circunstancias que nos traigan la prosperidad, el bien común, la realización.


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 47 seguidores