La mitad de los jóvenes españoles sueñan con ser funcionarios

Hace poco leí una columna de Manuel del Pozo en el diario Expansión llamada Yo no quiero ser funcionario. Mis padres son funcionarios y siempre me han inculcado la idea de que hay que hacer las cosas lo mejor posible y que ello requiere esfuerzo y sacrificio, por lo que es injusto generalizar. Pero creo que este texto analiza de forma certera varios problemas actuales:

  • En España aumenta el número de jóvenes con poco espíritu luchador: pese a su edad y momento vital, no tienen grandes aspiraciones y evitan asumir responsabilidades. Mientras, en los países de la Unión Europea y extracomunitarios, esta tendencia no es tan pronunciada y los jóvenes están cada vez mejor formados y mantienen las ganas por luchar y trabajar.
  • La sociedad en general (políticos, instituciones, etc.) no está potenciando el pensamiento alternativo, el espíritu innovador, y la cultura del esfuerzo y el sacrificio. Por su parte, un buen número de familias españolas está obsesionado en conseguir hijos perfectos con una asfixiante y limitadora sobreprotección. Si a esto le unimos la aceptación por parte de los padres de que los jóvenes no tienen que asumir responsabilidades, y que no hay que exigirles, el resultado puede ser explosivo.
  • Se mantiene el divorcio entre la universidad y empresa. La universidad y la enseñanza en general, sigue sin lograr tomarle el pulso al mundo laboral real.
  • Pese a todo siguen surgiendo jóvenes que se arriesgan y defienden que compensa emprender, que ver crecer tu propia compañía no se puede comparar con nada, y que puedes llegar a realizar tus sueños. Jóvenes que demuestran con esfuerzo que la vida es demasiado bonita como para no hacer en ella lo que uno desea.

—- Contenidos relacionados —–

2 comentarios to “La mitad de los jóvenes españoles sueñan con ser funcionarios”

  1. Nirvana Says:

    PREMIO BLOG DEL DIA
    ¡ Enhorabuena !

  2. Emprendedores adolescentes « Radar y Esponja Says:

    […] Párrafo revelador del que se pueden sacar consecuencias aleccionadoras para España: si los EE.UU. dan por sentado que su capacidad competitiva no estará en I+D sino en el empuje emprendedor de la nueva generación, podremos aplicarnos el cuento por estas tierras y, sin descuidar la innovación en ciencia e investigación, comenzar a incluir en la educación valores y conocimientos que encaucen y despierten la energía emprendedora de los jóvenes de forma que en unos años una plaza de funcionario no sea el destino laboral más deseado. […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: