Archive for the ‘consejos’ Category

De la piel pa´ dentro mando yo

Domingo 18 mayo 2008

Me ha venido a la memoria un antiguo tema de Mil dolores pequeños, basado en un texto de Antonio Escohotado:

De la piel pa’ dentro,
comienza mi exclusiva jurisdicción.

Elijo yo aquello que pueda o no cruzar esa frontera.

Soy un Estado soberano, y las lindes de mi piel,
me resultan mucho más sagradas
que los confines políticos de cualquier país.

Otra interesante cita de Escohotado: “Detesto el victimismo y pago sin vacilaciones el peaje de la independencia.”

Y en “Contenidos relacionados” un listado con más píldoras de sentido común, independencia y libertad.

—– Contenidos relacionados —–

Imagen: Stock.xchng

Anuncios

Trucos y consejos para hablar en público

Sábado 12 abril 2008

Una cosa es hablar, y otra bien distinta, comunicar. Lo primero puede hacerlo cualquiera, pero lo segundo tan sólo está al alcance de quienes saben por qué y para qué se dirigen a otras personas. Ya decía Platón “el sabio habla porque tiene algo que decir; el tonto, porque tiene que decir algo”.

Lo curioso de la comunicación es que lo más importante no es lo que se dice, sino cómo se dice, por lo que el significado de las palabras viene determinado por la persona que escucha y no por la que habla.

Sólo el 7% de la comunicación entre dos personas se realiza mediante “las palabras”, según reconocidas investigaciones. El 38% se transmite a través de “la voz y la forma en la que se habla”, y el 55% restante, por medio del “lenguaje corporal”, que incluye “los gestos, las posturas, el movimiento de los ojos y la respiración”.

Ahí van algunos trucos y consejos para hablar en público:

  1. Comienza el discurso adelantando lo que vas a decir, luego dilo y finalmente termina tu intervención recordando lo que acabas de decir.
  2. Céntrate en el auditorio. Atiende, observa y detecta las sutiles reacciones del público, para saber cómo conectar emocionalmente con él.
  3. Utiliza el entretenimiento como medio para trasladar el mensaje subyacente.Utiliza anécdotas, experiencias personales o ejemplos cotidianos para conquistar el interés de los demás.
  4. No te obsesiones tanto con el discurso pero evita a toda costa la lectura monótona de un comunicado.
  5. Sé auténtico -cree en lo que dices- y comunica con entusiasmo -disfruta diciéndolo-
  6. Para que los demás te crean y confíen en ti, primero tienes que creer y confiar en ti mismo.
  7. No te alargues más de 45 minutos.

—– Contenidos relacionados —–

Imagen: Stock.xchng

Consejos para combatir la astenia primaveral

Viernes 21 marzo 2008

La Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria (semFYC) afirma que el incremento de horas de luz provoca en muchas personas alteraciones físicas y del estado de ánimo.

Somnolencia, irritabilidad, cansancio y apatía son los síntomas más frecuentes asociados a lo que se conoce como astenia primaveral, un trastorno leve que suele remitir en menos de dos semanas.

La astenia se define como la falta de fuerzas o decaimiento caracterizada por una sensación de cansancio, fatiga física y psíquica, bajo tono vital y apatía. La fatiga intelectual, la dificultad de concentración y los trastornos del sueño, la memoria y del apetito son otras de las molestias asociadas a este estado.

Para combatirla, es importante descansar e intentar mantener o mejorar los hábitos de vida saludables, tales como:

  • Mantener unos horarios regulares de sueño/vigilia. El sueño debe ser reparador y es conveniente dormir al menos 8 horas. Las cenas deben se ligeras y se tomarán al menos dos horas antes de acostarse, para que la digestión no interfiera en el sueño.
  • Realizar ejercicio físico moderado. Se recomienda de media a una hora de ejercicio diario. Pasear, nadar, bailar, montar en bicicleta o hacer yoga son opciones al alcance de todos. Hay que aprovechar las horas de luz natural para salir a tomar el aire y el sol.
  • Seguir una dieta equilibrada y variada. Rica en frutas y verduras, que se pueden combinar con arroz, pasta, legumbres y patatas, o acompañar a los platos con carne, pescado y huevos.
  • Mantener un horario fijo para las comidas. Se recomienda repartirlas en cinco tomas si pasan más de cuatro horas de una a otra. Entre horas es mejor consumir alimentos ricos en vitaminas y minerales como frutas, zumos de hortalizas o yogures.
  • No saltarse el desayuno, que debe ser completo para que aporte la energía suficiente para mantener el ritmo de la mañana.
  • Evitar sustancias estimulantes como el alcohol, el tabaco y las bebidas excitantes, como el café y el té, que pueden sustituirse por infusiones o equivalentes sin cafeína.
  • Consumir una cantidad suficiente de agua al día, ya que favorece la función renal e intestinal. Disponer de una botella de agua en un lugar fresco y visible es la mejor forma de obligarse a tomar la cantidad necesaria. Siempre se puede sustituir o complementar con infusiones, zumos y caldos.
  • Hacer pequeños descansos de cinco minutos cada hora durante la jornada laboral para que ésta se desarrolle de una forma más relajada.
  • No automedicarse. Los médicos de familia señalan que al igual que no se conocen con certeza las causas de esta dolencia, tampoco se puede recomendar ningún medicamento o complejo vitamínico eficaz.

—– Contenidos relacionados —–

Imagen: Stock.xchng