Archive for the ‘curso’ Category

Se estudia para olvidar, los colegios preparan para el pasado y los más listos del cole no triunfan en la vida

Lunes 30 junio 2008

Mis hijas acaban de terminar las clases del colegio y esto me trae muchas ideas a la cabeza:

  • En el colegio se estudia para olvidar, a los 3 días a los niños se les han olvidado la mayoría de las cosas que han estudiado”, comentaba Julio, el director de infantil de La Salle. Lo que no olvidan son los posos de la educación: los valores que se les transmiten. El esfuerzo, el compañerismo, la honestidad, el ser hombres para los demás que me enseñaron los Jesuitas en el Recuerdo.
  • Los colegios prepararan a los alumnos para el pasado“, dice Spencer Kagan, experto en aprendizaje cooperativo. Él propugna un sistema de enseñanza que sitúa la participación de los alumnos y su interrelación en el aula en el centro del sistema. Un método que se ajusta mejor a lo que los chavales se encontrarán en el mundo laboral: trabajo en equipo, entornos interactivos y la necesidad de actualizar continuamente conocimientos.

    El aula se organiza en grupos de cuatro alumnos, y se pide que todos los equipos encuentren la solución a un problema. Se les pide también que todos sus integrantes sepan explicarlo, porque después se elegirá a uno de ellos para que exponga la respuesta. Hablarán, discutirán, y se enseñarán entre ellos. Y si se han atendido una serie de aspectos (cuántas personas hay en cada grupo, qué alumnos lo componen, cómo se reparten el trabajo), el resultado será que todos habrán participado. Un método utilizado en las escuelas de negocio, más atractivo y que aprovecha las habilidades y modos de inteligencia de cada uno.

  • “¿Te has dado cuenta de que los más “listos” del colegio no han triunfado en la vida?”. Esto es lo que afirma Paul Arden en su libro “It`s Not How Good You Are, It`s How Good You Want to Be” (lo recomiendo). En el colegio se aprenden hechos conocidos. Hay que acumular y recordar. Cuanto más se recuerde, mejores notas. A los que fracasan en el colegio o no les interesan los hechos, o quizá la forma en que los cuentan, o simplemente no tienen buena memoria. Eso no significa que sean estúpidos, sino que la enseñanza académica no ha sabido estimular su imaginación.

—– Contenidos relacionados —–

Anuncios

Cómo afrontar el día con un nivel alto de energía (Gestión de tiempo)

Domingo 21 octubre 2007

Las personas que ven todas sus futuras obligaciones como una masa de tareas no estructurada, desorganizada, mezclan lo grande y lo pequeño, sin orden ni concierto. Por este motivo, su cerebro está totalmente ocupado procesando multitud de pequeños detalles no relacionados entre sí y les es imposible distinguir lo importante de lo trivial. Esta sobrecarga del cerebro se denomina Flapsi Hapsi.

Si logras evitar este problema, afrontarás el día con un nivel de energía alto, lo que te mantendrá creativo y activo durante la jornada.

¿Cómo puedes mantener alto tu nivel de energía?

  • Dirígete por objetivos: ten definidos propósitos claros para todo el día, pero que sean realistas. En caso contrario, el resultado será frustrante.
  • Asigna prioridades a las tareas.
  • Termina lo que empieces: tener muchas cosas empezadas a la vez descentra el pensamiento. Lo que se completa, da un sentimiento de logro.
  • Sé amable contigo mismo: dedica unos minutos al día para descansar, pasear o echar una cabezadita reparadora. Verás como así la jornada te cunde mucho más.
  • Enfrentaté a lo más duro o peor, primero. Deja lo trivial para los momentos de poca energía.

Por otra parte, descarga al cerebro de todas las cosas inútiles que puedas, para que se concentre en lo importante. Ahí van una serie de consejos:

  • Escribe tus ideas en una lista, en el momento que se te ocurran. Aliviarás al cerebro consciente de carga innecesaria.
  • Si preparas un plan para el próximo periodo de planificación, antes de que termine el actual, el cerebro subconsciente trabaja sobre el futuro plan sin que te des cuenta y tendrás nuevas ideas para mejorar los resultados.
  • Si quieres disfrutar de lo que te queda de tarde, al finalizar el trabajo, no te vayas sin dejar todos los cabos atados, aunque sea sólo sobre el papel. Deja la planificación para el día siguiente sobre la mesa para verla mañana a primera hora.

—– Contenidos relacionados —–

Fuente: Curso del IESE sobre La gestión del tiempo directivo impartido por Nuria Chinchilla

La gestión del tiempo directivo (IESE – Nuria Chinchilla)

Domingo 21 octubre 2007

He estado releyendo un curso del IESE sobre La gestión del tiempo directivo que dio la profesora Nuria Chinchilla, y he recuperado algunos apuntes sobre este tema.

A veces nos parecemos más a una marioneta, dirigiendo a nuestro equipo de forma reactiva, que a un director de orquesta. Y con frecuencia confundimos dirección con improvisación. Nosotros debemos ser quienes controlemos nuestra vida profesional y el tiempo, siendo proactivos.

Una cuestión importante es tener claro que no se trata de hacer más cosas, sino de hacer las cosas idóneas, para reducir el agobio que produce el exceso de trabajo pendiente. Lo que realmente cansa y produce estrés es el trabajo pendiente, no el ya realizado.

La primera causa de nuestra mala gestión del tiempo, somos nosotros mismos, con nuestros malos hábitos y la forma incorrecta de utilizarlo.

Plantéate estas preguntas:

  • ¿Tienes desordenada la mesa?
  • ¿Prolongas a veces el rato para tomar café o para comer?
  • ¿Das largas a las cosas y las pospones?
  • ¿Te detienes frecuentemente durante la jornada a charlar con los colegas de trabajo?
  • ¿Lees artículos que te han tentado, cuando deberías estar trabajando en otras cosas?
  • ¿Realizas llamadas y tareas particulares durante las horas de trabajo?
  • ¿Navegas sin rumbo por internet, chateas o reenvías cadenas de e-mails durante las horas de trabajo?

Según Nuria Chinchilla, si contestas afirmativamente a una o más de estas preguntas, eres culpable de autointerrupciones. Sé consciente de la frecuencia con la que rompes el flujo de tus pensamientos y retardas el avance del trabajo.

Y también, plantéate si tú eres un elemento perturbador para otras personas. Analiza tus llamadas y visitas espontáneas durante la última semana y evalúa si tu objetivo realmente justificaba las interrupciones.

—– Contenidos relacionados —–

¿En qué consiste innovar?

Martes 4 septiembre 2007

Hace unos meses la Fundación de la Innovación Bankinter trajo a Madrid a Larry Keeley, consejero delegado de la consultora Doblin Group para hablar de I+D+i. Aquí van algunas de las perlas que dijo:

– “Las empresas están obsesionadas con crear nuevos productos y así creen que innovan, cuando la clave está en aplicar de manera inteligente lo que ya existe“.

– “Para innovar, no importa quién inventó la bombilla, sino saber cómo encenderla. Fíjense en Helsinki, una ciudad que durante la mayor parte del año no tiene luz. Hace años decidieron contratar un sistema de iluminación mediante el que sus edificios proyectan una luz para que la piel genere vitamina D y las calles tienen sensores que detectan la presencia humana. ¡Y no han inventado nada!”

– “Innovar es duro: el 95,5% de las veces los esfuerzos no sirven para nada y sólo conducen a un sitio: el fracaso. ¡Abandonen de una vez el brainstorming! Utilicen la disciplina por encima de la creatividad, porque innovar no es un juego. Es algo brutalmente frustante. De los 10.000 productos inventados en los últimos años, menos del 2% generan más del 90% del valor.”

Mark Ciccone, miembro del Monitor Network Team, también comentó cosas como:

– “La innovación es tan importante porque hace crecer las ventas, porque atrae a los mejores talentos jóvenes, porque es la que capta las mejores ideas por parte de los proveedores -siempre les gusta estar asociados al ganador-, aporta algo nuevo al mercado y consigue una prima para los accionistas de entre un 5 y un 10%”.

– “Erróneamente, el 74% de los consejeros delegados definen la innovación como “hacer las cosas de forma diferente””.

—– Contenidos relacionados —–

Taller de comunicación de Dircom: El plan de Comunicación en instituciones públicas y privadas

Martes 29 mayo 2007

La Asociación de Directivos de Comunicación, Dircom, organiza el próximo jueves 31 de mayo el taller de comunicación: “El plan de Comunicación en instituciones públicas y privadas”.

El programa es el siguiente:

1. “La comunicación reputacional: de la responsabilidad al compromiso”. Jesús Valbuena. Jefe de Comunicación Corporativa del Grupo Ferrovial.

2. “La comunicación en las instituciones públicas”. José María Noguerol. Director de Relaciones Institucionales y Comunicación del Ministerio de Fomento.

El taller se celebrará a las 16:00 horas en la Escuela de Organización Industrial (EOI – Gregorio del Amo, 6), tiene un coste de 100€ para socios de Dircom, colaboradores y directores de comunicación de ONG y 200€ para no asociados, y durará tres horas.