Archive for the ‘felicidad’ Category

De la piel pa´ dentro mando yo

Domingo 18 mayo 2008

Me ha venido a la memoria un antiguo tema de Mil dolores pequeños, basado en un texto de Antonio Escohotado:

De la piel pa’ dentro,
comienza mi exclusiva jurisdicción.

Elijo yo aquello que pueda o no cruzar esa frontera.

Soy un Estado soberano, y las lindes de mi piel,
me resultan mucho más sagradas
que los confines políticos de cualquier país.

Otra interesante cita de Escohotado: “Detesto el victimismo y pago sin vacilaciones el peaje de la independencia.”

Y en “Contenidos relacionados” un listado con más píldoras de sentido común, independencia y libertad.

—– Contenidos relacionados —–

Imagen: Stock.xchng

No cambies de vida, cambia de trabajo

Domingo 18 mayo 2008

Hace un mes hice una anotación con el título Si tu trabajo consiste en resolver marrones y tu vida es gris, cambia de trabajo que empezaba con un curioso anuncio de Expansión&Empleo:

“Si tu trabajo consiste en resolver marrones…
tu vida terminará siendo gris.
No cambies de vida. Cambia de trabajo”

Pues hay más anuncios interesantes:

“Si tardas 2 horas en llegar a tu trabajo…
pierdes 528 horas de tu vida al año.
No cambies de vida. Cambia de trabajo”

“Si tu trabajo no tiene horarios…
te están robando tu vida privada.
No cambies de vida. Cambia de trabajo”

—– Contenidos relacionados —–

Imagen: Stock.xchng

Síntomas que te indican que debes cambiar de trabajo

Sábado 22 marzo 2008

Ayer leía en El intermediario que un amigo del autor estaba harto de su trabajo, de su jefe y no sabía qué hacer.

Luis Gómez-Lubén le da como primer y último consejo que, si las posibilidades económicas y profesionales se lo permiten, hay que “salir” de la situación y, por tanto, de la empresa. Además, en el momento que uno toma la decisión, el problema se ha terminado…Si queréis, empieza otro, que es buscar un nuevo trabajo, pero la mala situación profesional, que es mucho más angustiosa, se termina en el mismo instante que uno decide que su etapa en ese “equipo” ha terminado.

Pero lo más importante, es conseguir no llegar nunca a esa situación de hastío, cabreo, desesperación. Como algunas enfermedades, lo importante es detectarlas en su primera fase y, para ello, observar los síntomas y, si son suficientemente claros, “emigrar” a sitios con ambientes más saludables.

A continuación, os doy una relación de síntomas que, a partir de cierto nivel de responsabilidad, nos tienen que hacer pensar en “cambios de aires”:

  1. Ciclos de más de cuatro-cinco años en el mismo puesto directivo dentro de la misma empresa son muy raros, salvo que uno sea accionista o máximo ejecutivo.
  2. Subidas salariales mínimas (IPC o similar) durante más de dos años indican poca confianza
  3. “Congelación” de bonus es un síntoma, también, muy negativo
  4. Si nuestro jefe se va o se jubila, nos “fichan” a alguien de fuera de la empresa en su lugar y no nos ofrecen nada distinto a lo que hacemos, pensemos que es momento de “levar anclas”
  5. Si a nuestro jefe le ponen un “nuevo” jefe con perfil controlador, indica que no se fían mucho de él y, consiguientemente tampoco, de nosotros.
  6. Si nos enteramos de algún proyecto importante en los “pasillos”, por un cliente, por un compañero, etc. sin que nadie nos haya informado directamente, pensemos en la “retirada”.
  7. Si nuestro jefe se “reserva” temporalmente algún cliente, algún proyecto, etc. y nunca llega el momento de “cedérnoslo”… es que no hemos cumplido sus expectativas
  8. Cuando los “jefes” empiezan a evitarnos, a hablarnos sólo de trivialidades, a no convocarnos a reuniones,… entonces ya es momento de negociar una salida digna… e “indemnizada”

Los cambios de trabajo son sanos para las personas y para las empresas, se despiertan ilusiones, aparecen nuevas ideas que crean valor, somos más creativos y dinámicos. Hemos cambiado, en el ámbito profesional, seguridad por libertad y la libertad es el bien más preciado del ser humano.

—– Contenidos relacionados —–

Imagen: Stock.xchng

El buen karma

Jueves 13 marzo 2008

Mis hijas (3 y 5 años), me han dado hoy un mensaje muy especial. Me han recordado que para mantener un buen karma:

  1. A veces, no conseguir lo que quieres es un maravilloso golpe de suerte.
  2. Cuando te des cuenta de que has cometido un error, toma inmediatamente las medidas necesarias para corregirlo.
  3. Aprende las reglas para que sepas incumplirlas cuando conviene.
  4. No permitas que una pequeña discusión empañe una gran relación.

—– Contenidos relacionados —–

Genial Seoane: Para amar y Padre nuestro de la alegría

Miércoles 27 febrero 2008

Últimamente he pasado bastante tiempo buceando en nuevas músicas, buscando melodías y letras que transmitan valores positivos y duraderos. He encontrado muchas cosas interesantes, pero hay dos canciones que me han gustado especialmente.

Si ahora no tienes tiempo y estás leyendo esta anotación con prisa, déjalo para otro momento de más tranquilidad. Descárgate los dos ficheros MP3 de las canciones y escúchalos esta noche cuando estés en la cama o a punto de acostarte.

Y si estás leyendo con tranquilidad, también te recomiendo que las escuches, y no sólo las leas. Todo ello hay que hacerlo con la mente abierta, sin prejuicios ideológicos, ya que la buena música es universal.

Las dos canciones son de un argentino genial, Carlos Seoane.

La primera canción se llama Para amar.

Algunos son felices con lo poco que tienen,
y otros no se conforman ni con medio país.

Hay quienes dejan todo solo por un sueño,
y hay otros que no sueñan, y nada dejarán.

Algunos viven como si la vida fuera una cacería,
y otros que la disfrutan como un regalo de Dios…

Para amar, para amar, para amar…

Hay quienes son felices repartiendo sonrisas,
y hay otros que no saben ni reír, ni repartir.

Algunos se quejan de cuánto acontece,
mientras otros agradecen tan solo por vivir.

Hay quienes viven siempre calculando
cómo no tener problemas,
y otros transforman sus penas,
en una oportunidad…

Para amar, para amar, para amar…

Los unos y los otros parecen tan distintos,
pero aunque no son lo mismo,
tienen mucho en común.

En cada pecho vive la presencia infinita,
de Aquél que nos habita,
y aunque nos cueste entender,
hay quienes viven siempre escapando,
del Amor que nos ama,
y otros cada mañana,
eligen VIVIR.

Para amar, para amar, para amar…

Si quieres escuchar la canción Para amar de Carlos Seoane en MP3, lo puedes hacer en este enlace.

La otra canción que me ha sorprendido gratamente es Padre nuestro de la alegría.

Padre nuestro, que estás en la alegría,
que sea cada día, santificado tu gozo.

Que venga Señor, tu risa a nuestras caras,
y en cielo y tierra se haga tu buen humor.

Y danos hoy nuestra sonrisa cotidiana,
perdónanos porque nos cuesta contagiarla,
como nosotros perdonamos caras largas,
y no nos dejes creer que esta vida es amarga
y ¡líbranos del mal….humor!

Si quieres escuchar en MP3 la canción Padre nuestro de la alegría de Carlos Seoane, lo puedes hacer en este enlace.

Aupa Seoane. Enhorabuena por tu trabajo, no sólo por la sencillez de la música, sino por tu labor diaria para hacer un mundo mejor.

Y recuerda las palabras del Dalai Lama: “Sólo existen dos días del año en los que nada puede ser hecho. Uno se llama ayer y el otro mañana. Por lo tanto, hoy es el día ideal para amar, creer, hacer y, principalmente, vivir“.

La casa azul: antídoto para la infelicidad

Miércoles 2 enero 2008

Vamos a empezar el 2008 con alegría y vitalidad. Hay un grupo que me gusta y que quiero recomendar. Se llama La Casa Azul, aunque su verdadero cerebro y creador es Guille Milkyway. Este cantante, DJ y productor barcelonés es conocido por ser el autor de la sintonía de la campaña de publicidad Amo a Laura, cantada por el inexistente grupo Los Happiness.

En la música de La Casa Azul cohabitan sin problemas el doo wop de los 50 con el easy listening hipervitaminado, el bubblegum y sunshine pop de los 60 con el technopop de los 80, el disco de los 70 con el shibuya-key y el europop de los 90. Son canciones pop melódicas, con estribillos contagiosamente inolvidables y arreglos sobresalientes. Consiguen armonías juguetonas y estribillos fácilmente tarareables. Son auténticas explosiones chispeantes de sensaciones pop en tecnicolor. Música pop con mayúsculas.

Es un grupo que muestra una sencillez admirable y una envidiable actitud positiva ante la vida. Transmiten un sentimiento de plenitud en el que muchas veces, para que la vida te sonría, tan sólo tienes que sonreír tú primero.

Puedes escuchar varias canciones de La Casa Azul en este enlace.

Y si te animas, puedes plantearte algunos buenos propósitos para el año que empieza, mientras escuchas a La Casa Azul.

El despido interior, cuando nuestra infelicidad laboral nos lleva a convertir nuestro trabajo en una prisión

Domingo 11 noviembre 2007

¿Pasas la mayor parte del tiempo mirando el reloj en tu trabajo? ¿Piensas que cada mañana acudes a un lugar donde tu existencia carece de sentido? No hace falta que te despidan para sentir la infelicidad laboral. Las soluciones empiezan por reconocer estos casos, en los que todos somos responsables.

El Despido interior es el resultado final de un largo y complejo proceso de vivencias negativas, hasta el punto de que la diferencia entre las expectativas previas y la realidad se hace tan grande que genera una acumulación de dolor y decepción insoportable que lleva a la resignación laboral.

Se activa después de un cúmulo de decepciones que desencadena un montón de pequeños cambios. El trabajador se distancia de sus funciones sin llamar la atención y pasando inadvertido, evitando conflictos. Se autoaísla.

Es un proceso lento, sutil, silencioso e invisible que puede llevarnos a un malestar insostenible, porque la suma de estos pequeños cambios cotidianos, en un período de tiempo largo, tiene un impacto importante y drástico en nuestra vida.

El Despido Interior no llama la atención de nadie, ni de la persona que lo vive ni de las personas que la rodean. La persona que lo padece ejecuta todo de forma mecánica y rutinaria, apagada a nivel mental y emocional. Se siente rara, una especie de fantasma, un ser invisible, un zombi, un vegetal; considera que lleva una vida amorfa.

Las personas que lo rodean pueden llegar a juzgarle como un egoísta, vago, sin personalidad o que quiere aprovecharse del sistema. Es un error.

Este libro pretende introducir y sensibilizar sobre el concepto de Despido Interior, dar una visión global, ayudar a definir qué es lo que impulsa a una persona a entrar y mantenerse en este proceso, cuáles son sus síntomas y sus consecuencias, cómo podemos detener el Despido Interior y retomar las riendas de nuestra vida laboral, ya sea por nuestros propios medios o con ayuda externa.

Cada capítulo profundiza en un aspecto del Despido Interior, y va introducido por la historia de un personaje que nos hará vivir en primera persona la fase en la cual se encuentra. De esta forma conoceremos la parte más técnica del Despido Interior pero de una forma cercana y fácilmente identificable a nuestra propia vida.

Si quieres, puedes ver en este enlace los resúmenes de más libros de gestión empresarial, comunicación y marketing.

—– Contenidos relacionados —–

La motivación de los empleados y el despido interior

Domingo 11 noviembre 2007

He estado leyendo el libro, El despido interior de Lotfi El-Ghandouri que trata sobre el proceso en el que muchas personas se encuentran dentro de su entorno laboral. El libro analiza las distintas fases por las que una persona puede pasar cuando no ve cumplidas sus expectativas, hasta que llega a la resignación laboral.

En la segunda parte, el autor ofrece pautas para que las empresas sepan detectar cuando existe un caso, sensibilicen a su gente ante este problema y lo prevengan o subsanen según el caso. Examina también el despido interior según el cargo que se ocupa, por ejemplo cuando un directivo se niega a dirigir y va contagiando este espíritu al resto del equipo.

Estas son algunas ideas interesantes relacionadas con el tema que trata el libro:

  • El nivel de entrega de los empleados sigue siendo bajo: un 22% en Europa y un 25% en España tiene un nivel de compromiso bajo con su organización. Según Common Purpose, hasta los directivos (en un 48%) y los comités de dirección (en un 59%) prefieren quedarse en su zona de comodidad en vez de tomar decisiones y arriesgarse.
  • La pérdida de productividad por un bajo nivel de entrega supone al Reino Unido más de 48.000 millones de euros, 76.000 a Francia, 176.400 a Japón y 266.000 a EEUU.
  • Un grupo de investigadores de la Universidad de Medicina de Tokio publicó en 2004, en la revista American Journal of Hypertension, un artículo inquietante que revela que se producen más “ataques cardíacos” los lunes por la mañana que cualquier otro día de la semana.
  • Muchas veces una persona está mejor preparada, tiene más habilidades y puede asumir más responsabilidades pero se enfrenta a un puesto definido con el antiguo perfil que no está a la altura del nuevo mercado.
  • Los prejuicios hacia el nombre del puesto hacen que la persona no sea valorada en su justa medida hasta que tiene títulos.
  • El nivel de daño que aceptamos de otra persona, o del entorno, es igual o inferior al nivel de daño que nos proporcionamos nosotros mismos.
  • El teletrabajador puede desarrollar adicción al mundo virtual y sin darse cuenta transformarse en un “ciberermitaño”.
  • El estado radical de Despido Interior se llama en Japón Hikikomori, y significa “estar confinado, en retiro social agudo”.
  • Un miembro del equipo que esté atravesando un proceso de Despido Interior puede llevar al resto de los compañeros a adoptar su misma actitud reduciendo de forma considerable el rendimiento global del grupo.
  • Las consecuencias que se derivan del Despido Interior pueden afectar a la cultura empresarial allí donde exista una fuerte aversión al riesgo o se fomente la pasividad empresarial, con lo que el proceso de innovación, proceso clave en las empresas, puede verse comprometido y afectar a la relación con los clientes y acabar perdiendo cuota de mercado.
  • Un estudio en medicina psicosomática demostró que el hecho de tragarnos la ira puede transformarse en dolores en la parte baja de la espalda. Lo más importante no es contenerla sino el modo de expresarla. En Japón tienen una forma original de hacerlo y, así, ciertas empresas tienen una “sala de la ira” donde los empleados pueden acudir con la foto de su jefe o de un compañero para descargarse y gritarle todo su enfado.
  • La responsabilidad del directivo es conocer durante qué momentos del día y en qué entorno los miembros de su equipo tienen su pico de productividad y de rendimiento y sus tiempos muertos. Conociendo estos puntos altos y bajos de energía, el directivo puede utilizarlos para planificar reuniones informativas (en puntos bajos comunes del grupo) o de creatividad (puntos altos comunes del equipo).
  • La empresa puede favorecer un entorno de “In-prendedores”, es decir, emprendedores dentro de la organización, devolviendo al empleado su libertad y aceptando que un día se podrá marchar.

—– Contenidos relacionados —–

Anita Roddick y la responsabilidad social corporativa

Martes 25 septiembre 2007

Hace unas semanas nos dejó Anita Roddick, fundadora de The Body Shop, tras dedicar los últimos años de su vida a difundir una manera diferente de hacer negocios. Roddick defendió la responsabilidad social de las empresas mucho antes de que se convirtiera en una moda, mostrando que las convicciones personales podían alimentar, más que dificultar, el éxito empresarial.

“Como empresaria -decía-, no se trata de elegir entre ganar dinero o no ganarlo. ¡Claro que quiero ganar dinero! La pregunta es: ¿merece la pena ganar un poco menos, y conseguir muchas otras cosas a cambio?”. No se puede definir más claramente la responsabilidad social corporativa.

“Aquellas empresas que tienen éxito y sus responsables -afirmaba- tienen la obligación moral de luchar por un mundo mejor”. Para ella, la responsabilidad social corporativa no era una mera declaración de intenciones o una campaña publicitaria”.

En un artículo de Financial Times escribió: “Los empresarios son intrusos. Son personas que imaginan las cosas como podrían ser, no como son, y tienen en sus manos las riendas para cambiar el mundo. Todas ellas son cualidades que no enseñan las escuelas de negocios”.

Simplifica tu vida y céntrate en lo que de verdad importa

Jueves 31 mayo 2007

Linda Breen Pierce ha escrito una interesante entrada en su blog Free from 9 to 5, llamada Recipe for simplicity. Estos son algunos de los puntos que más me han gustado, que aunque son algo radicales, reflejan una reflexión interesante:

No metas en tu casa ningún objeto material salvo que lo desees intensamente y estés dispuesto a tenerlo hasta que sea irreparable. Tenemos demasiadas cosas que nos invaden. El tiempo que perdemos en comprar, mantener, asegurar, almacenar y deshacernos de los objetos nos absorbe una gran energía vital.

Limita tu trabajo fuera de casa a 30 horas a la semana, 20 si eres padre/madre. este punto es interesante, pero complicado en un buen número de casos -es cuestión de prioridades-. Mi mujer lo tuvo claro cuando tuvimos nuestra segunda hija y calculó que con 25 horas a la semana podía desarrollar una labor profesional atendiendo bien a nuestras hijas. Y así lo hace desde hace años.

Selecciona una casa y un trabajo quee no estén a más de 30 minutos uno de otro. Personalmente, creo que la casa hay que elegirla teniendo claro dónde y cómo quieres vivir. Los trabajos cambian, van y vienen. La calidad de vida de tu hogar y entorno, no es negociable. En las grandes ciudades esto es un lujo -yo tardo 15 minutos, viviendo en Madrid-, pero fuera de las megaurbes, esto es algo habitual.

Pasa al menos una hora a la semana en un entorno natural, alejado de la multitud, el tráfico y los edificios. Creo que una hora es poco tiempo, y lo ideal es pasar al menos una hora al día, o si te es posible, que tu vivienda esté en un entorno natural.

Haz aquello que mejor te funcione para encontrar el sentido espiritual a tu vida: escribe -un blog es una opción-, medita, reza, lee, etc. La simplicidad lleva a la espiritualidad, y la espiritualidad lleva a la simplicidad. Practica la soledad y el silencio unos 30 minutos al día. Tu espiritualidad evolucionará de forma natural.

Practica el “no”. Di no a aquellas cosas que no te proporcionan paz y satisfacción interior, aunque sean cosas materiales, más responsabilidades o actividades sociales. Vigila tu tiempo y energia: son recursos limitados.

—– Contenidos relacionados —–

Imagen: Stock.xchng

Homenaje a los años 80

Miércoles 30 mayo 2007

Para todos aquellos que vivisteis una importante fase de vuestra vida en esos años, os recomiendo este texto sobre los años 80 que tiene alguna similitud con el último anuncio de Coca-Cola. Los que me conocen saben que no soy un nostálgico que piensa que “cualquier tiempo pasado fue mejor”, pero creo que es importante tener memoria para saber de dónde venimos, dónde estamos, adónde vamos, y sobre todo, mantener las cosas buenas y los valores que nos han ayudado a ser como somos.

Dice cosas como:

“Somos la última generación que hemos aprendido a jugar en la calle a las chapas, la peonza, las canicas, la comba, la goma o el rescate y, a la vez, somos la primera que hemos jugado a videojuegos, hemos ido a parques de atracciones o visto dibujos animados en color”

Entramos al colegio cuando el 1 de noviembre era el día de Todos los Santos y no Halloween, cuando todavía se podía repetir curso, los últimos en hacer BUP y COU.”

“Aprendimos a programar el vídeo antes que nadie, jugamos con el Spectrum, odiamos a Bill Gates, vimos los primeros móviles y creímos que Internet sería un mundo libre. Somos la generación de Espinete, Don Pimpon y Chema el panadero farlopero. Los que recordamos a Enrique del Pozo cantando con Ana (abuelito dime tú…) Los mundos de Yupi y las pesetas rubias. Nos emocionamos con superman, ET o En busca del Arca Perdida. Comíamos Phosquitos y los Tigretones eran lo mejor, aunque aquello que empezaba (algo llamado Bollycao) no estaba del todo mal. Somos la generación del “El coche fantástico””

“La última generación que verá a su padre poner la baca del coche hasta el culo de maletas para ir de vacaciones. Nosotros viajábamos en coches sin cinturones de seguridad traseros, sin sillitas especiales y sin air-bags, hacíamos viajes de más de 3 horas sin descanso, con cinco personas en el coche y no sufríamos el síndrome de la clase turista. No tuvimos puertas con protecciones, armarios o frascos de medicinas con tapa a prueba de niños. Andábamos en bicicleta sin casco, ni protectores para rodillas ni codos. Los columpios eran de metal y con esquinas en pico. Salíamos de casa por la mañana, jugábamos todo el día, y solo volvíamos cuando se encendían las luces. No había móviles. Nos rompíamos los huesos y los dientes y no había ninguna ley para castigar a los culpables. Nos abríamos la cabeza jugando a guerras de piedras y no pasaba nada, eran cosas de niños y se curaban con mercromina (roja) y unos puntos y todos contentos. Íbamos a clase cargados de libros y cuadernos, todo metido en una mochila que, rara vez, tenía refuerzo para los hombros y, mucho menos, ¡ruedas! Comíamos dulces y bebíamos refrescos, pero no eramos obesos. Si acaso alguno era gordo y punto. Estábamos siempre al aire libre, corriendo y jugando. Compartimos botellas y latas de refrescos y nadie se contagio de nada. Sólo nos contagiábamos los piojos en el colé. Cosa que nuestras madres arreglaban lavándonos la cabeza con vinagre caliente (o los mas afortunados con Orión) Y ligábamos con las niñ@s jugando a beso, verdad y atrevimiento o al conejo de la suerte, no en un chat. Eramos responsables de nuestras acciones y acarreábamos con las consecuencias. No había nadie para resolver eso. La idea de un padre protegiéndonos, si trasgredíamos alguna ley, era inadmisible, si acaso nos soltaban un guantazo o un zapatillazo y te callabas. Tuvimos libertad, fracaso, respeto, éxito y responsabilidad, y aprendimos a crecer con todo ello.”

El canto del loco tiene una preciosa canción que se llama “Aquellos años locos” que dice así:

Acuérdate de tus tardes de recreo
De tus cromos y tebeos
De las series que se hicieron para ti
De ese erizo que era rosa
Tu querías ser ficha roja
Y tener todas las cosas por hacer
Acuérdate, sólo había dos canales
Y unos rombos decidían
Si veías o no veías una peli que tenía
Mil efectos especiales, actuaba un tal Dar Vader
Y venían de un planeta sideral
Tenías tanta ilusión
Por ser mayor
Que imitabas a tus ídolos en el salón
Querías ser un goleador
En el 82
Y ser princesa de aquel
Príncipe que no apareció
Recuerda bien tus cabañas construias
Querías ser un espía, y tu madre te decía
No esta bien, que inventes mil fantasías
Y que vivas en tu mundo de baldosas amarillas
Recuerda hoy esa bici que querías
La de Elliot parecía que nunca conseguirías
Para volar, conquistando aquella luna
Devolviendo una fortuna, siendo un miembro
Del equipo A

—– Contenido relacionado —–

Microsoft, Lilly y Danone, las mejores empresas para trabajar en España

Viernes 18 mayo 2007

Las compañías Microsoft, la farmacéutica Lilly, Danone, Procter & Gamble y Américan Express, son, por este orden, las mejores empresas para trabajar, según el análisis, evaluación y certificación que la filial española del Instituto ‘Great Place to Work’ ha realizado para elaborar la V Edición de su Ranking Anual de las Mejores Empresas para Trabajar en España.

En este Ranking de los mejores lugares para trabajar 2007 han participado 200 empresas con un total de 130.000 empleados. De todas las candidaturas que se presentaron en 2006, un total de 30 han sido las seleccionadas como las mejores organizaciones para trabajar en España.

Los aspectos comunes en todos los “Best Workplaces” son, entre otros:

  1. las personas confían en sus jefes (74%)
  2. son tratadas con respeto (71%)
  3. sienten que reciben un trato justo (68%)
  4. están orgullosas de lo que hacen (76%)
  5. existe camaradería con sus compañeros (75%).

Está demostrado que tener un excelente entorno laboral tiene efectos positivos en la cuenta de resultados. Por ejemplo, la capitalización bursátil de las 100 mejores empresas para trabajar en Estados Unidos ha crecido un 135%”, señala la directora general del ‘Great Place to Work’, Montse Ventosa. En España, añade, “los mejores entornos laborales tienen un índice de absentismo del 3,13% frente a una media nacional de entre el 15 y el 25%”. Y la rotación voluntaria está en el 8,31% frente una media en España que puede llegar hasta un 75% en algunos sectores como la venta al detalle. “Ambos son datos tangibles de los efectos positivos para el negocio de crear un excelente entorno laboral donde se lidera con la batuta de la confianza”, insiste Ventosa.

De estas 30 empresas, seis son de capital español: Bankinter, Automóviles Utilitarios (AUSA), Infojobs, Grupo Intercom, MRW y Muebles Expomobi. Por segundo año consecutivo, los sectores más representados son el farmacéutico y el tecnológico. Del sector farmacéutico figuran Lilly, Roche Farma, Novartis, Sandoz Farmacéutica y Merck, Sharp & Dohme; del sector tecnológico figuran Microsoft Ibérica, Hewlett Packard, Sun Microsystems y Everis.

Por orden, el sexto puesto tras este ‘Top Five’, es para Bankinter, al que sigue Masterfoods España, Roche Farma, McDonald’s y Novartis, que cierran los diez primeros puestos. El puesto 11 es para AUSA, a la que sigue Avon Cosmetics, Hewlett Packard, Randstad, Aguas Font Vella y Lanjarón, Royal Canin Ibérica, Infojobs, TNT Express Worldwid, Grupo Intercom y Unique Interim.

Algunas de las conclusiones que se extraen del estudio que se ha realizado para la elaboración del Ranking reflejan que el 87% de los trabajadores entrevistados consideran que en su organización “existe igualdad de oportunidades y que hombres y mujeres son tratados de igual modo”.

Por otra parte, destaca que los empleados de los mejores entornos laborales consideran que reciben un buen trato, independientemente de su posición en la empresa (86%) y tienen facilidad para hablar con sus jefes (81%).

En la lista 2007 se pone de manifiesto además que las prácticas de recursos humanos por sí solas “no son la clave del éxito”, ya que sólo seis de cada diez empleados entrevistados valoran los beneficios especiales -guardería, masajes, parking, etc- como elementos clave para la creación de un clima de confianza y por tanto para la consideración de su compañía como uno de los mejores lugares para trabajar.

—– Contenidos relacionados: —–

  1. La importancia del salario emocional
  2. Cómo atraer y retener el talento en las empresas con beneficios sociales
  3. Por qué su empresar debería tener horarios flexibles
  4. Buenos casos prácticos sobre medidas de flexibilidad en la jornada laboral
  5. Cómo se crea una empresa saludable

Vía: Europa Press / Imagen: El País

Los compañeros tóxicos en el trabajo (manzanas podridas o matones de oficina)

Miércoles 16 mayo 2007

Terence Mitchell y William Felps, de la escuela de negocios de la Universidad de Washington, en Seattle, han publicado en la revista Research in Organizational Behavior un estudio que confirma que basta con que haya “una mala manzana” entre un grupo de trabajadores “para echar a perder el resto del barril”, es decir, dañar el ambiente en la compañía.

¿Quién no ha tenido una experiencia personal de trabajar con alguien que proyecta el comportamiento de la mala manzana? La figura de la manzana mala, o también conocida como “matón de oficina”, esparce pesimismo y división en el entorno que le rodea de varias formas:

  • ridiculizando públicamente a algún compañero
  • haciendo comentarios éticos o religiosos inapropiados
  • haciendo circular rumores viciosos
  • amargando la vida a alguien
  • ejerciendo una actitud despectiva o intimidante hacia el resto.

Además, carga su responsabilidad en otras personas, suele ser vaga, expresa una actitud pesimista y se irrita con facilidad.

Los investigadores precisan que, cuando este proceso empieza a contaminar el trabajo en equipo, “se convierte en un gasto innecesario de tiempo, de los recursos psicológicos y de la energía emocional”. Como un agente tóxico o un virus que se dispersa por la oficina y que es capaz de destruir un buen equipo.

La actitud negativa de un individuo puede prevalecer sobre el comportamiento positivo del grupo. Y el problema se agrava en función de la veteranía y del puesto del empleado en cuestión.

Los directivos deben prestar mucha atención en la contratación, pidiendo referencias sobre este tipo de conductas y con pruebas de personalidad que puedan sacar a la luz algún elemento de inestabilidad emocional. Y si la mala manzana termina por colarse en el tonel, el estudio propone que se recoloque al individuo en un puesto en el que las relaciones con otros empleados sean menores, antes de plantearse el despido.

Las compañías deben actuar con rapidez para lidiar con el problema porque la negatividad de un único individuo puede ser perversa y destructiva, y dispersarse con rapidez“, reitera Mitchell, profesor especializado en la gestión de empresas. Felps explica que decidió hacer este estudio a raíz de la experiencia de su mujer con uno de estos matones de oficina. Comenta que cuando este individuo estaba de baja, el ambiente cambiaba radicalmente y la gente empezaba a colaborar entre ella. “Pero cuando regresaba”, señala, “las cosas volvían a ser desagradables”.

Vía: El País / Imagen: Stock.xchng

Haz lo que de verdad amas y el dinero… ¿vendrá después?

Lunes 14 mayo 2007

Un estudio a graduados de escuelas de negocios, siguió las carreras profesionales de 1.500 personas desde 1960 hasta 1980. Agruparon a los graduados en 2 categorías. La categoría A estaba formada por aquellos que decían que querían ganar bastante dinero antes que nada, para luego hacer lo que realmente les gustaba, al estar desahogados económicamente. En la categoría B, anteponían sus intereses primero, seguros de que el dinero vendría después.

De los 1.500 profesionales estudiados, en la categoría A estaban el 83% (1.245 personas) y la categoría B comprendía el 17% (255 personas).

Después de 20 años, en el grupo de estudio había 101 millonarios. Sólo uno provenía de la categoría A, y 100 venían de la categoría B.

Contenidos relacionados:
Vía: Soul in the Sky – John Kwarsick Blog / Imagen: Stock.xchng

Haz lo que de verdad amas y… ¿el dinero vendrá después?

Lunes 14 mayo 2007

Un estudio a graduados de escuelas de negocios, siguió las carreras profesionales de 1.500 personas desde 1960 hasta 1980. Agruparon a los profesionales en 2 categorías. La categoría A estaba formada por aquellos que decían que querían ganar bastante dinero antes que nada, para luego hacer lo que realmente les gustaba, al estar desahogados económicamente. En la categoría B, anteponían sus intereses primero, seguros de que el dinero vendría después.

De los 1.500 profesionales estudiados, en la categoría A estaban el 83% (1.245 personas) y la categoría B comprendía el 17% (255 personas).

Después de 20 años, había 101 millonarios en el grupo de estudio. Sólo uno provenía de la categoría A, y 100 venían de la categoría B.

Contenidos relacionados:
Vía: Soul in the Sky – John Kwarsick Blog / Imagen: Stock.xchng

Decidiendo cómo vas a vivir

Lunes 14 mayo 2007

“No tienes que decidir cómo vas a morir, ni dónde. Lo único que puedes decidir es cómo vas a vivir ahora” Joan Baez

¿Has decidido de forma explícita cómo vas a vivir? Para liderar hay que ser intencionado. Hay que ser premeditado sobre lo que quieres conseguir y sobre los siguientes pasos que necesitas seguir.

¿Tienes una imagen de tu futuro, un plan que guíe tus próximos pasos y una acción diaria para mantenerte honesto?

Contenido relacionado: Los siete hábitos para dirigir tu vida

Vía: Worthwhile Magazine / Imagen: Stock.xchng

Conferencia sobre La optimización del tiempo como parte de nuestra vida

Martes 8 mayo 2007

El próximo lunes 28 de mayo a las 19:00 h. tendrá lugar la conferencia La optimización del tiempo como parte de nuestra vida, que será impartida por Javier Urra, Socio-director de Urrainfancia y Ex-Defensor del Menor de la Comunidad de Madrid. Le acompañarán Ignacio Burqueras, presidente de la Comisión Nacional para la Racionalización de Horarios Españoles y de la Asociación para la Racionalización de Horarios Españoles (ARHOE), y Javier Zardoya, director general de IDE-CESEM.

El enfoque del evento es abordar el fenómeno del tiempo desde su buen uso, como un buen elemento para la conciliación de la vida laboral y personal. El acto se desarrollará en IDE-CESEM (Pº General Martínez Campos, 46) y la entrada es gratuita previa confirmación de asistencia (Teléfono 91 310 51 80 – E-mail: info@ide-cesem.com)

Un anuncio emocional simplemente genial (Aerolíneas Argentinas)

Sábado 28 abril 2007

Este vídeo me pone la piel de gallina en el corazón. Un anuncio simplemente genial.

Contenidos relacionados:

Los muertos vivientes: la escandalosa verdad sobre la vida en la oficina

Viernes 20 abril 2007

Vivimos permanentemente bombardeados por noticias acerca del exceso de trabajo y el estrés. Según parece, trabajamos demasiadas horas y resulta casi imposible encontrar el equilibro entre lo personal y lo laboral. Sin embargo, aunque no se diga abiertamente, existe una enorme cantidad de personas que acude a su lugar de trabajo a “no hacer nada”. Personas que ven desaprovechado su talento y sus ganas de hacer cosas y que “viven” olvidadas por sus superiores. Son personas que sufren lo que los psicólogos llaman “síndrome de falta de carga de trabajo” o una falta de estimulación en su actividad laboral. Su tarea únicamente consiste en hacer ver que trabajan. Son personas que se mueren de aburrimiento, se distraen navegando en Internet, conversan con los colegas, hacen visitas al “dentista” varias veces al mes, cuando la verdad es que nadie se daría cuenta siquiera si no estuvieran en su sitio. Son los llamados Muertos Vivientes.

Este libro explora el fenómeno de los Muertos Vivientes de una forma completamente abierta y directa. Habla de los sustanciales efectos y consecuencias de gran alcance de este masivo fenómeno. Intenta medir las repercusiones financieras para las empresas y para la economía en general. Examina cómo responde a la realidad de los Muertos Vivientes una sociedad que valora cada vez más la emoción y la satisfacción.

Algunas frases

“La mente es un órgano maravilloso. Comienza a trabajar en cuanto uno se levanta por la mañana y no para de hacerlo hasta que uno llega a la oficina” Robert Frost

“Hay millones que no hacen nada, pero reconforta saber que la mayoría de ellos tiene trabajo” Anónimo

Algunas ideas

  • Muchas grandes empresas siguen lastradas por enormes ineficacias y sufren un extendido despilfarro institucional. No sólo toleran la inactividad a gran escala, sino que encima la pagan generosamente.
  • El GEM (Global Entrepreneurship Monitor) identifica dos clases de emprendedor: uno impulsado por el deseo (el “factor de arrastre”) y el otro por la necesidad (el “factor de empuje”). El primero probablemente no pasará demasiado tiempo en una gran empresa sin cansarse de las apariencias y sin sentir ansiedad por ponerse en acción. Algunas culturas producen esta raza de emprendedor más que otras. El Reino Unido va muy por detrás de Norteamérica y Japón por detrás de ambos a gran distancia.
  • No debe confundirse el Muerto Viviente con el Operador Profesional, que manipula la opacidad del sistema, juega a la política, cultiva alianzas y fabrica cuidadosamente su propia imagen para ascender.
  • La jerga es el léxico de la deshonestidad en el trabajo.
  • Aumentar la motivación en las empresas grandes implica la descentralización del poder. Una estructura empresarial monolítica no puede controlar la mente de miles de aburridos empleados que sólo hacen acto de presencia para que les paguen a fin de mes.

Estadísticas

  • El 70% de las visitas a las páginas porno de Internet se hace dentro del horario laboral de 9 a 17 horas.
  • La página http://www.ishouldbeworking.com/ recibe más de diez mil visitantes por día. En ella se ofrecen herramientas útiles para “oficinistas vagos”, como un programa para mantener la privacidad on-line y una descarga para que parezca que el ordenador está haciendo una comprobación o una instalación mientras usted se va a tomar un café.
  • Uno de cada tres visitantes a un parque temático del Reino Unido a mitad de semana está de baja por enfermedad.
  • Sólo en el Reino Unido, los médicos reciben cada año 9 millones (equivalente a toda la población de Suecia) de solicitudes “sospechosas” de certificados médicos de enfermedad.
  • Más de la mitad de los 14,5 millones de habitantes del Reino Unido dueños de animales dijo necesitar entre dos y cinco días libres para llorar la pérdida de un adorado animal doméstico. Un 10% dijo necesitar hasta dos semanas.

– Contenidos relacionados (libros):

Preguntas que deberías hacer a la empresa donde trabajarás

Viernes 20 abril 2007

Si es importante saber cómo será tu futuro jefe, también lo es saber elegir bien la empresa en la que trabajarás. Para ello debes preguntarte qué tipo de empresa te interesa, qué puedes aportar tú y definir las características de lo que debes buscar.

César Martín, de Alzado, propone diez preguntas que hay que hacer a la empresa en la que vas a trabajar. Ten en cuenta que algunas de estas cuestiones las puedes investigar previamente por tu cuenta y confirmarlas luego en la entrevista.

  1. La empresa a la que vas ¿tiene web? Si la tienen, ¿muestra una imagen que te gusta? La web te puede decir muchas cosas por su imagen, por lo que comunica y por cómo lo comunican. Además, puedes hacer búsquedas en google para ver qué comentarios encuentras sobre ella.
  2. Sector al que pertenece la empresa. Posición que ocupa en el sector. Busca las empresas líderes en el sector o las que no siendo líderes, están haciendo cosas significativas, valientes, diferentes. No dudes en este aspecto. Busca las empresas a las que quieres ir y mándales tú información.
  3. Cuánto facturan. Esto lo puedes investigar en diferentes sites. e-informa ofrece información.
  4. Tipo de empresa a la que vas a entrar. Familiar, socios, pertenece a un grupo más grande. César Martín comenta que:
    • Las empresas familiares suelen pagar bien, las decisiones se suelen tomar rápido, aunque las relaciones internas pueden ser complejas.
    • Las empresas que son de socios (y que estos trabajan en la empresa) pagan bien y las relaciones son más profesionales = exigentes.
    • Las empresas que pertenecen a un grupo más grande, por lo general pagan mal si estás alejado del “core business”. En organizaciones grandes interesa estar lo más cerca posible de lo que hace que la empresa se mueva.
  5. En que división, sector, o grupo de trabajo vas a estar. Esto viene relacionado con la pregunta anterior. Es importante que tu labor sea algo que afecta de forma crucial a la empresa.
  6. Organigrama. Para quién o con quién vas a trabajar. Es importante que en la entrevista esté gente con la que vas a trabajar. Si la entrevista es sólo con alguien de Recursos Humanos puede ser que estés perdiendo el tiempo (o que sea un filtro necesario). Te interesa conocer cuanto antes con quien o para quien vas a trabajar. Habla con esa persona con franqueza. Que te cuente qué hacen, cómo lo hacen, pregúntales por cosas que has visto en su web, cómo es el cliente.
  7. Lo que esperan de ti. ¿Qué vas a aportar a la empresa? Este aspecto es crucial. Pregunta con toda naturalidad cuales son tus tareas diarias. ¿Voy a ver a los clientes? (si te gusta o no hazlo saber y los motivos), ¿yo soy responsable de principio a fin del proyecto? En estos casos lo mejor es hablar sobre ejemplos. Comenta casos prácticos tuyos mientras estés viendo tus trabajos anteriores.
  8. Qué nuevos proyectos tienen en marcha. Qué áreas están desarrollando. Esta parte es muy importante. Pregunta sin complejos. Mira que tipo de cosas están desarrollando. Quizás están buscando nuevos clientes en áreas donde tú tienes experiencia, contactos. Comenta tus experiencias en esos campos y expresa tu interés en caso de que sea así.
  9. Proyecto del que se sienten más orgulloso. Esta pregunta es importante ya que la puedes hacer durante la conversación en plan informal y te servirá para conocer las preferencias de estilo de la empresa. Si no tienen una respuesta clara, empezamos mal.
  10. Qué experiencia tienen en el área de negocio en el que tú vas a entrar. Aquí es importante saber si esa área va a depender de ti o no. La experiencia en esta área es importante ya que no hay nada peor que estar en una empresa, ser el ejecutor y tener por encima a gente sin criterio ni experiencia.

En resumen: Busca empresas donde tu labor aporte un valor diferencial estratégico. Para conseguir estar bien pagado y motivado, debes buscar estas empresas. En las Empresas donde tu labor no suma valor o no aporta un diferencial frente a la competencia, son lugares donde “da igual” si lo que haces es brillante o mediocre.

Contenidos relacionados:

Imagen: Stock.xchng

Preguntas que deberías hacer a tu futuro jefe

Jueves 19 abril 2007

Es una evidencia que hoy en día el talento escasea, por lo que las empresas afinan cada vez más -o al menos deberían- a la hora de fidelizar a sus trabajadores y captar nuevos profesionales. A la hora de enfrentarse a una entrevista de trabajo no hay que olvidar que tan importante es dar una buen impresión, como obtener información de calidad sobre quien te entrevista -la empresa-.

Lo ideal sería que tu futuro jefe te entrevistase y tú también le pudieses entrevistar a él, pero eso no siempre es posible. Otra opción es contactar con alguien que trabaje en esa empresa e indagar sobre este tema y sobre cómo es tu futuro responsable.

Guy Kawasaki escribe de vez en cuando anotaciones brillantes o al menos interesantes, y una de las últimas que he leído habla sobre este tema. Da una lista de diez temas que se deberían preguntar a tu futuro supervisor, ya que la relación con el jefe es la más importante que tiene cada trabajador y es importante averigüar qué tipo de director vas a tener:

  1. ¿Cómo responde a las críticas de sus jefes y de sus subordinados?
  2. ¿Acepta críticas cuando las cosas van mal o sólo critica a otros?
  3. ¿Se enoja y grita con relativa facilidad y por cualquier razón?
  4. ¿Es justo cuando distribuye felicitaciones por el trabajo bien hecho a sus subordinados y a sus jefes?
  5. ¿Es maleducado y trabaja con mal humor?
  6. ¿Qué tipo de emails envía, donde muchas veces sale su personalidad?
  7. ¿Qué clase de personas tienen problemas con su forma de trabajar?
  8. ¿Sabe trabajar en equipo? ¿Comparte información y colabora en el trabajo?
  9. ¿Le eligirían otros como parte de su equipo? ¿Es alguién con quien sus compañeros quieren trabajar?
  10. ¿Cómo reaccionaría si leyera este artículo?

Contenidos relacionados:

Imagen: Stock.xchng

Gracias a todos

Jueves 19 abril 2007

No todos los días se llega a las 100 anotaciones en un blog, así que hoy, voy a tomarme la licencia de escribir sobre un tema personal, algo que no suelo hacer. El tema es tan sencillo como dar las gracias a todos los implicados en la operación de hace unas semanas de mi hija María, que por diversos motivos era una intervención de riesgo y con no pocas complicaciones. Gracias a:

– El Dr. Luis Escribano, por ser durante todos estos años nuestro asesor y guía, estando siempre disponible a cualquier hora del día, estuviese a 10 o a 300 Kms. Y gracias por su absoluta dedicación y compromiso por la lucha contra la Mastocitosis, primero en el Hospital Ramón y Cajal y ahora en la SESCAM.
– La Dra. Belén de la Hoz, del Hospital Ramón y Cajal, por su completa dedicación y por ser nuestro ángel de la guardia en ausencia del Dr. Luis Escribano.
– El Dr. Alfonso Denia y su equipo, por su compromiso con la mejora de la paciente y su buen hacer en la mesa de operaciones.
– Los profesionales de la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) del Hospital Ramón y Cajal: anestesistas, personal de apoyo y demás cirujanos, por su excelente atención y trato humano.
– Las profesionales del área de Cirugía Infantil del Hospital Ramón y Cajal, por dedicación durante todo el tiempo que hemos estado en planta.
Cristina Teodosio y María Jara del Centro de Investigación del Cáncer (CIC) de Salamanca, por las facilidades que nos han dado en todo momento.
– La Asociación Española de Enfermos de Mastocitosis, por estar ahí, canalizar toda la información sobre la enfermedad y hacer fuerza en un tema tan necesario como las Enfermedades raras.
– A todos los Doctores Sonrisas de la Fundación Theodora, por hacer más llevaderas las estancias de todos los niños en los hospitales.
– A todos aquellos que no figuran aquí y que con su trabajo diario han ayudado a que la operación llegase a buen fin: enfermeras, administrativos, celadores, personal externo y de apoyo…

A todos, gracias.

Imagen: Stock.xchng

Elegir entre una empresa fuerte y un buen jefe

Sábado 31 marzo 2007

Hace tiempo leí una interesante columna de Jack y Suzy Welch en Cinco Días donde debatían si es mejor tener un buen jefe en una empresa débil, o un mal jefe en una empresa fuerte. Siempre he pensado que tener un buen jefe es uno de los principales motivos por lo que estás en un trabajo concreto, aunque esta columna me hizo replantearme la decisión.

Si Welch tuviera que elegir entre las dos opciones, no tendría ninguna duda: escogería trabajar en una buena empresa.

Según su razonamiento, si estás en una compañía buena de verdad, sus líderes acabarán por encontrar el jefe flojo y echarlo. Puede que pase un tiempo, meses o incluso un año o más. En ese caso, puede que incluso te promocionen por haber conseguido resultados durante ese tiempo. Después de todo, todo el mundo ha estado alguna vez a las órdenes de alguien inestable, egoísta o simplemente incompetente.

Pero incluso si no te promocionan -añaden-, te compensará esperar. Podrás permanecer en tu departamento con un jefe nuevo y mejor, o cambiar de sección. Recuerda: la experiencia que acumules en una empresa fuerte, rodeado de gente inteligente, valdrá la pena, y la reputación de la compañía te proporcionará una credencial excelente para el futuro.

Ahora piensa en el otro escenario. Está claro que tener un buen jefe es una de las mejores vivencias que se pueden tener. Un buen jefe puede hacer divertido el trabajo y lo llena de sentido. Puede hacerle sentirse como en casa. Consigue que su equipo se sienta como una familia.

Pero la dinámica jefe bueno-compañía débil siempre acaba mal. Todos los jefes terminan por irse: ascendidos, despedidos o a otro departamento. Y algún día tu jefe se irá, también. De hecho los jefes fuertes de las empresas débiles son especialmente vulnerables debido al estrés de “proteger” a su gente del impacto de los grandes problemas de la firma. Esta carga puede agotarlos, o convertirlos en unos marginados en la compañía. En cualquier caso, al cabo del tiempo se marchan.

En otras palabras, las buenas vibraciones que recibe de trabajar con un buen jefe en una empresa floja son sólo temporales. Su jefe se marchará, pero la compañía seguirá ahí, y no podrá hacer nada al respecto. Estará atrapado. Conseguir un buen empleo después de trabajar en una compañía con una reputación mediocre o pobre es duro. Es casi como estar contaminado.

De alguna manera, la pregunta se reduce a elegir entre beneficios a corto y a largo plazo. A corto plazo, trabajar para un mal superior -incluso en una compañía potente- puede ser un infierno. Pero a largo plazo, cuando se haya marchado, al menos tendrás la oportunidad de salir adelante.

Trabajar para un jefe solvente puede ser un gran placer a corto plazo, desde luego, incluso si la compañía se está hundiendo alrededor suyo. A largo plazo, sin embargo, la felicidad se transformará en desasosiego. Tu jefe ya no estará ahí, y todo lo que te quedará serán credenciales de segunda categoría y un buen recuerdo.

Aunque creo que Welch tiene mucha razón, sigo pensando que es totalmente posible -y exigible hoy en día-, trabajar en una buena empresa y con un buen jefe.

Los empleados felices rinden más

Jueves 29 marzo 2007

Las crisis personales de los trabajadores suelen reflejarse en el rendimiento laboral. Los programas de apoyo al empleado que ayudan a reducir este problema, son ya una realidad en algunas empresas.

Los programas de apoyo al empleado constituyen una solución preventiva eficaz para direccionar de forma adecuada las preocupaciones y problemas personales de los empleados. Se trata de líneas de teléfono anónimas y gratuitas a través de las cuales el trabajador contacta con diversos profesionales. Se complementa con sesiones cara a cara con estos expertos en los casos en los que la problemática lo exija.

Estos programas son aconsejables para las empresas que quieran reducir el absentismo y la baja productividad y ya lo han puesto en marcha compañías como Santander, Nestlé, OHL y Dupont.

Conciliar para ser más competitivos

El objetivo de la conciliación de la vida laboral y personal es atender las necesidades cada vez más diversificadas de carácter personal, familiar, formativo y profesional de los empleados y, al mismo tiempo, dar respuesta a las exigencias cada vez mayores de las empresas para atraer y retener talento.

Alares, una firma especializada en asistencia familiar, cuenta con un Programa de conciliación de la vida laboral, familiar y personal con el que ya cuenta compañías como T-Systems, Adecco, Cofares o el Colegio de Farmacéuticos de Madrid y cuyo coste varía entre los 2 y 12 euros por empleado dependiendo de la plantilla de la compañía. Sus objetivos, según Joan Piñol, director general adjunto de Alares, son “disminuir el absentismo por motivos de asistencia a la familia, reducir el estrés, aportar tranquilidad, aumentar la concentración del empleado, lograr una productividad y mejorar la competitividad“.

Entre los servicios incluidos en el programa estándar, destacan:

  • Consultas telefónicas a profesionales especialistas (médicos, abogados, dietistas, psicólogos y asistentes sociales), sin límite en el número de llamadas que realice el titular o los familiares cubiertos.
  • Teleasistencia fija en casa a través del teléfono fijo o móvil dentro y fuera del hogar permitiendo la localización geográfica del usuario.
  • Ayuda personal a domicilio: asistencia personal y gratuita para situaciones de enfermedad, postoperatorios, embarazos de riesgo, etcétera.
  • Tratamientos especializados a domicilio por parte de fisioterapeutas, psicólogos, enfermeras, profesores para niños enfermos, etcétera.

Contenidos relacionados:

Contenidos relacionados:

Vía: Expansión y Empleo / Imagen: Stock.xchng