Archive for the ‘innovación’ Category

Empresa y web 2.0: cómo aprovechar esta oportunidad

Domingo 13 julio 2008

Hace poco estuve con Enrique Dans, del Instituto de Empresa y José Cervera, del diario 20 minutos, en el taller de trabajo.

De aquel encuentro sacamos conclusiones interesantes y confirmé muchas otras que llevaba años observando sobre la nueva comunicación: redes sociales, comunidades virtuales, blogs y web 2.0:

  1. Estamos ante un nuevo escenario empresarial y de comunicación: ahora los mercados son conversaciones.
  2. Con la web 2.0 las empresas deben cambiar la forma en que se comunican: el qué comunican y el cómo comunican.
  3. Pero la mayoría de las empresas ya no dominan la comunicación de la web. No se están enterando y hablan en otro lenguaje (“el lenguaje oficial de la compañía”). No están llevando la conversación en la red. Las empresas no saben hablar y no hay conversación.
  4. Además, las empresas ya no pueden controlar la información y es complicado que la puedan canalizar.
  5. Pero a su vez a los periodistas y medios se les está desplazando a la periferia del proceso comunicativo. Así se produce la paradoja de que la empresa puede aprovechar esta oportunidad para comunicarse directamente con la sociedad (clientes, proveedores, vecinos)

Con toda esta información, deberías plantearte estas preguntas:

  1. ¿Te atreves a aprovechar la oportunidad que ofrece esta nueva comunicación a tu empresa? Quien golpea primero, golpea dos veces.
  2. ¿Quieres conocer y gestionar tu reputación online? Las personas cada vez confían más en las opiniones que están en los medios 2.0. La gente compra un coche o electrodoméstico en las tiendas reales después de consultar y comparar online. Para muchos consumidores, la primera experiencia con la marca es online.
  3. ¿Deseas interactuar con las redes sociales, bloggers y medios de la web 2.0, conectando tus productos y servicios con ellos? Tu empresa invierte millones en sistemas CRM cuando hay millones de clientes comentando tus productos y servicios en Internet ¿Quieres saber lo que te están diciendo tus clientes para mejorar tus productos y servicios?

Si has contestado sí al menos a una de estas preguntas, no dudes en ponerte en contacto conmigo (cesaralonsoweb[arroba]gmail[punto]com) para empezar cuanto antes. No tienes tiempo que perder.

—- Enlaces relacionados —-

Anuncios

Consejos empresariales para épocas de recesión y crisis

Jueves 20 marzo 2008

El ciclo económico está cambiando y las compañías deberán cuidar a los trabajadores y ser más productivas para afrontar el nuevo ejercicio. Gabriel Villarrubia, socio director de business performance services de KPMG, propone varias medidas:
  1. Como punto de partida, revisar y ajustar la agenda del año. Se deben priorizar y elegir los proyectos más útiles en términos de rentabilidad económico-financiera, responsabilidad social o posicionamiento.
  2. Centrarse en lo que mejor se sabe hacer. Liderazgo en productos y servicios, unicidad o innovación, buena gestión de los clientes, eficiencia en costes… Es necesario ser bueno en todas ellas pero para mejorar la competitividad es necesario reforzar todavía más los puntos fuertes de la organización.
  3. Marcar diferencias con la innovación del día a día: buscar nuevas y mejores formas de trabajar. No se trata solamente de realizar grandes inversiones en I+D+i, sino en pensar de forma diferente y estar permanentemente generando buenas ideas en lo que respecta a la gestión del trabajo.
  4. Reestructurar y flexibilizar los costes fijos. Para ello, al implantar programas de reducción de costes es clave identificar correctamente dónde y cómo se puede hacer una reducción de costes y cómo se puede modificar el coste sin deterioro de la gestión.
  5. Aumentar la productividad de los activos. Las organizaciones deben optimizar sus activos y buscar de ellos el máximo rendimiento. Para ello hay que analizar la situación y eliminar aquellos activos no productivos o los que son insuficientemente productivos.
  6. Adoptar una actitud conservadora en las finanzas. Evitar la gestión financiera e inversiones agresivas. Los mercados se volverán volátiles y el crédito, los mercados de divisas y la situación económica general se encarecerán.
  7. Identificar y motivar a los gestores claves para la compañía. Sin personas no hay empresas, y en tiempos de crisis, identifique ineludiblemente el equipo clave de gestión que tiene que retener a toda costa, motívelo y trabaje en equipo. Es un valor diferencial.
  8. Ampliar y extender los mercados. Aunque parezca una contradicción, los tiempos difíciles ayudan a las compañías a buscar nuevos segmentos de mercado, que de otra manera no buscarían, o les obliga a adelantar de una vez los proyectos de expansión que muchas veces posponen. Si el mercado objetivo se estrecha, hay que ampliarlo de manera inmediata.
  9. Generar rentabilidad social y sostenibilidad. Hay que integrar los tres pilares básicos del desarrollo actual de las organizaciones: el crecimiento económico, el progreso social y los aspectos medioambientales. Todo ello debe generar oportunidades para que los profesionales desarrollen sus competencias y actitudes de la manera más eficaz posible. Una visión a largo plazo es clave para lograr este objetivo.
  10. Tener un pensamiento positivo y pensar que lo mejor está por llegar. Los tiempos de crisis generan nuevas oportunidades para los que han sabido trabajar y posicionarse mejor y para quienes han sabido anticiparse y han actuado en consecuencia.

Movimientos estratégicos, de Jorge A. Vasconcellos

Domingo 11 noviembre 2007

Jorge A. Vasconcellos toma como punto de partida batallas históricas para analizar las estrategias que llevaron a diversos ejércitos a triunfar en los enfrentamientos y propone catorce estrategias para incrementar la ventaja competitiva de una organización: ocho de defensa y seis de ataque. El objetivo de estas estrategias es indicar, desde el punto de vista empresarial, cuándo atacar y cuándo defender; cuándo entrar en el campo de batalla o emprender la retirada, cuándo formar alianzas, cómo atacar en solitario, cuándo flanquear o rodear a los oponentes y, sobre todo, qué tácticas utilizar para cada situación.

En Movimientos estratégicos el autor ilustra estas estrategias analizando compañías tales como Hewlett Packard, Ford o Kodak. En estas comparaciones identifica qué tipo de ataque o de defensa ha utilizado la empresa mencionada y si esa estrategia fue la adecuada para hacerla triunfar, o por el contrario, para empeorar la situación. Es un libro técnico y práctico que incluye detalladas explicaciones sobre cuándo y cómo debe reaccionar una organización ante las circunstancias del mercado.

Uno de los cuatro principios fundamentales de este libro dice: “No hay nada escrito de antemano. Uno puede ser pequeño y triunfar, y por la misma razón, ser grande y perder. Todo depende de lo bien que se apliquen las reglas de la guerra. el líder que sabe qué estrategia debe realizar, cuándo llevarla a cabo y cómo tener éxito con ella, triunfará. El líder rival perderá”.

Si quieres, puedes ver en este enlace los resúmenes de más libros de gestión empresarial, comunicación y marketing.

—– Contenidos relacionados —–

La mitad de los jóvenes españoles sueñan con ser funcionarios

Domingo 4 noviembre 2007

Hace poco leí una columna de Manuel del Pozo en el diario Expansión llamada Yo no quiero ser funcionario. Mis padres son funcionarios y siempre me han inculcado la idea de que hay que hacer las cosas lo mejor posible y que ello requiere esfuerzo y sacrificio, por lo que es injusto generalizar. Pero creo que este texto analiza de forma certera varios problemas actuales:

  • En España aumenta el número de jóvenes con poco espíritu luchador: pese a su edad y momento vital, no tienen grandes aspiraciones y evitan asumir responsabilidades. Mientras, en los países de la Unión Europea y extracomunitarios, esta tendencia no es tan pronunciada y los jóvenes están cada vez mejor formados y mantienen las ganas por luchar y trabajar.
  • La sociedad en general (políticos, instituciones, etc.) no está potenciando el pensamiento alternativo, el espíritu innovador, y la cultura del esfuerzo y el sacrificio. Por su parte, un buen número de familias españolas está obsesionado en conseguir hijos perfectos con una asfixiante y limitadora sobreprotección. Si a esto le unimos la aceptación por parte de los padres de que los jóvenes no tienen que asumir responsabilidades, y que no hay que exigirles, el resultado puede ser explosivo.
  • Se mantiene el divorcio entre la universidad y empresa. La universidad y la enseñanza en general, sigue sin lograr tomarle el pulso al mundo laboral real.
  • Pese a todo siguen surgiendo jóvenes que se arriesgan y defienden que compensa emprender, que ver crecer tu propia compañía no se puede comparar con nada, y que puedes llegar a realizar tus sueños. Jóvenes que demuestran con esfuerzo que la vida es demasiado bonita como para no hacer en ella lo que uno desea.

—- Contenidos relacionados —–

El libro negro del emprendedor, de Fernando Trías de Bes

Miércoles 24 octubre 2007

Hace un par de años tuve la suerte de escribir el libro ¿Qué hacer cuando el marketing se transforma en un campo de minas? junto con otros profesionales de la comunicación y el marketing, como Pedro Antonio García López (Director de Comunicación de Cola Cola), Antonio Núñez, Director de Estrategia de Saatchi & Saatchi o Fernando Trías de Bes (Coautor de La Buena suerte y profesor de ESADE).

Uno de ellos, Fernando Trías de Bes, acaba de editar un nuevo libro, titulado El libro negro del emprendedor. En él, Fernando analiza los factores que explican por qué tantas aventuras empresariales nunca llegan a consolidarse. Este domingo, El País ha publicado una interesante entrevista con él, hablando de este libro.

Cada vez hay más personas que se aventuran a montar un negocio propio. Sin embargo, se estima que entre el 70% y el 90% de estas aventuras empresariales no pasará del quinto año. “Las causas que ponen fin a estas iniciativas se encuentran en aspectos internos de los emprendedores, más que en circunstancias externas de sus empresas”, afirma Fernando Trías de Bes.

Pregunta. ¿Por qué es tan difícil mantener un negocio con el paso del tiempo?

Respuesta. La mayoría de emprendedores que no logran mantener sus proyectos empresariales suelen estar obsesionados con su idea, la cual perciben como un tesoro. Pero cualquier idea, por muy buena que sea, tan sólo es una potencialidad. Lo importante es saber darle forma para que genere valor, un proceso del que depende el éxito final. Y no sólo eso: está demostrado que los negocios que perduran son los que tienen en cuenta su desarrollo sostenible, creando relaciones justas y equitativas con los diferentes actores implicados, de manera que todos salgan ganando.

P. ¿Qué particularidad tienen los emprendedores?

R. Emprender es un estilo de vida, no de trabajo. Así, ser emprendedor significa enfrentarse al mundo laboral desde la autonomía y la independencia, tomando decisiones libremente y asumiendo plenamente las consecuencias. En última instancia, el emprendedor es la persona que quiere aprender a gestionar y aceptar la incertidumbre para seguir su propio camino en la vida.

P. Es decir, que renuncia a firmar un contrato indefinido…

R. La seguridad no existe. Lo que sí existe es el miedo a sentirse inseguro, que lleva a muchos a esclavizarse a trabajos que no les llenan y que les privan de ser dueños de su tiempo. Y todo para obtener una falsa sensación de seguridad. En estos casos, es importante no engañarse acerca de las causas que te mueven a tomar según qué decisiones.

P. ¿Cómo se reconoce al falso emprendedor?

R. El falso emprendedor es el que emprende con un motivo, pero sin motivación. Muchos inician este tipo de aventuras por factores externos, como estar en paro, odiar al jefe o a la empresa en la que trabaja, no querer recibir órdenes y tener libertad de horario, demostrar algo a los demás, ganar más dinero, etcétera. Sin embargo, la motivación nace del interior del ser humano y tiene que ver con descubrir quién eres para saber qué te gusta.

P. ¿Qué rasgo define a los verdaderos emprendedores?

R. El verdadero emprendedor es el que consigue profesionalizar su pasión. Y el mejor indicador para saber si eres correspondiente con la función que estás desempeñando es lo que sientes y experimentas en tu interior. Si eres feliz y estás alegre es que estás haciendo lo que debes en el lugar y momento oportunos.

P. ¿Y qué pasa con el fracaso?

R. El mayor fracaso de todos es dejar que el miedo te impida intentarlo. Independientemente del resultado final, las decisiones que tomas a partir de tu intuición interior siempre te reportan un valiosísimo aprendizaje.

Hay dos frases favoritas de Fernando Trías de Bes que suscribo al 100% y me gustaría compartir:

“Si continúas haciendo siempre lo mismo, obtendrás siempre los mismos resultados. Para conseguir algo nuevo, debes hacer algo diferente” (Albert Einstein).

“Triunfa quien se levanta y busca las circunstancias. Si no las encuentra, las crea” (Bernard Shaw).

—– Contenidos relacionados —–

Anita Roddick y la responsabilidad social corporativa

Martes 25 septiembre 2007

Hace unas semanas nos dejó Anita Roddick, fundadora de The Body Shop, tras dedicar los últimos años de su vida a difundir una manera diferente de hacer negocios. Roddick defendió la responsabilidad social de las empresas mucho antes de que se convirtiera en una moda, mostrando que las convicciones personales podían alimentar, más que dificultar, el éxito empresarial.

“Como empresaria -decía-, no se trata de elegir entre ganar dinero o no ganarlo. ¡Claro que quiero ganar dinero! La pregunta es: ¿merece la pena ganar un poco menos, y conseguir muchas otras cosas a cambio?”. No se puede definir más claramente la responsabilidad social corporativa.

“Aquellas empresas que tienen éxito y sus responsables -afirmaba- tienen la obligación moral de luchar por un mundo mejor”. Para ella, la responsabilidad social corporativa no era una mera declaración de intenciones o una campaña publicitaria”.

En un artículo de Financial Times escribió: “Los empresarios son intrusos. Son personas que imaginan las cosas como podrían ser, no como son, y tienen en sus manos las riendas para cambiar el mundo. Todas ellas son cualidades que no enseñan las escuelas de negocios”.

Perder el miedo a innovar, para ser competitivo

Martes 4 septiembre 2007

Este año, Expomanagement ha traído algunas gratas sorpresas. Una de las principales fueron las jornadas sobre creatividad e innovación.

Allí, Juan Mulet, director general de la Fundación Cotet explicó que no es lo mismo innovar que inventar. “La innovación es todo cambio basado en conocimiento y que genera valor“. Pero también, “innovar es crear riqueza a partir de un invento“.

Carlos López Blanco, vicepresidente de la Fundación Bankinter, indicó que las empresas se gastan el dinero que destinan a la innovación en productos. Y eso, en su opinión, es un error. Virgin no tiene ningún producto y es una marca innovadora. El Lexus de Toyota no ha inventado nada, pero es un coche innovador. Dell no ha inventado los ordenadores, pero tiene un innovador modelo de negocio. “La innovación no está en el producto, sino en la cadena de valor“.

Empresas como Disney, Xerox, Nokia o Cirque du Soleil están ideando constantemente modelos de negocio, de gestión o nuevos nichos de mercado. La creatividad va más allá del simple departamento de investigación y desarrollo o del de marketing. Impregna su cultura empresarial, su forma de hacer las cosas.

Douraid Zagohuani, director de Xerox del norte y sur de Europa, comentó que Xerox no le tiene miedo a crear, a ensayar, a probar. Les gusta. “Para nosotros la innovación tiene que ver con la forma que tenemos de trabajar, no es un hecho aislado”. Y una de las herramientas que favorece este proceso de creación es la diversidad“que permite captar constantemente ideas”, afirmó Zagohuani.

Michael Eisner, ex presidente de Walt Disney, reconoció que “es necesario inspirar ideas para alcanzar el éxito en cualquier negocio, pero las ideas no surgen por sí mismas. Hay que crear el clima para que surjan y se necesita trabajar sobre ellas”, añadió. Según Eisner, uno de los papeles del nuevo líder debe ser apoyar la creatividad.

Es difícil ser creativo de manera aislada e individual. Las mejores ideas suelen fluir de los equipos. Así lo explicó Lyn Heward, productora ejecutiva de Cirque du Soleil. “Las ideas buenas surgen en cualquier parte, pero tiene que estar involucrado todo el grupo de trabajo para ponerlas en marcha.”

Mariana Ferrari, consultora en marketing, defendió que en las organizaciones “hay que premiar a la gente que tenga ideas, aunque éstas luego no funcionen”. Lo peor que puede suceder es tenerle miedo a innovar, a los cambios.

—– Contenidos relacionados —–

Imagen: Stock.xchng

¿En qué consiste innovar?

Martes 4 septiembre 2007

Hace unos meses la Fundación de la Innovación Bankinter trajo a Madrid a Larry Keeley, consejero delegado de la consultora Doblin Group para hablar de I+D+i. Aquí van algunas de las perlas que dijo:

– “Las empresas están obsesionadas con crear nuevos productos y así creen que innovan, cuando la clave está en aplicar de manera inteligente lo que ya existe“.

– “Para innovar, no importa quién inventó la bombilla, sino saber cómo encenderla. Fíjense en Helsinki, una ciudad que durante la mayor parte del año no tiene luz. Hace años decidieron contratar un sistema de iluminación mediante el que sus edificios proyectan una luz para que la piel genere vitamina D y las calles tienen sensores que detectan la presencia humana. ¡Y no han inventado nada!”

– “Innovar es duro: el 95,5% de las veces los esfuerzos no sirven para nada y sólo conducen a un sitio: el fracaso. ¡Abandonen de una vez el brainstorming! Utilicen la disciplina por encima de la creatividad, porque innovar no es un juego. Es algo brutalmente frustante. De los 10.000 productos inventados en los últimos años, menos del 2% generan más del 90% del valor.”

Mark Ciccone, miembro del Monitor Network Team, también comentó cosas como:

– “La innovación es tan importante porque hace crecer las ventas, porque atrae a los mejores talentos jóvenes, porque es la que capta las mejores ideas por parte de los proveedores -siempre les gusta estar asociados al ganador-, aporta algo nuevo al mercado y consigue una prima para los accionistas de entre un 5 y un 10%”.

– “Erróneamente, el 74% de los consejeros delegados definen la innovación como “hacer las cosas de forma diferente””.

—– Contenidos relacionados —–

Cómo planificar un cambio de trabajo o empresa

Sábado 21 julio 2007

Tras las vacaciones veraniegas, los profesionales vienen con energías renovadas y en muchos casos se han planteado cambiar de trabajo. Para ello, lo primero es focalizar un objetivo y una visión a través de varias preguntas:

  • ¿Por qué quiero cambiar?
  • ¿Cuál es el objetivo concreto que quiero lograr con el cambio?
  • ¿Qué es para mí el trabajo y qué estoy dispuesto a sacrificar por él?

La segunda fase consiste en analizar las cualidades y debilidades personales. Hay que hacer una autoevaluación férrea e implacable:

  • ¿Qué capacidades tengo?
  • ¿Qué conocimientos?
  • ¿Qué tipos de experiencias puedo aportar?
  • ¿Qué carencias tengo que eliminar lo más rápidamente posible?

La autoevaluación no puede ser generosa con uno mismo, sino inflexible: ¿Cuáles son los motivos que me impulsan a cambiar? ¿Las peleas con el jefe? ¿El escaso nivel retributivo? ¿Que ya no estoy aprendiendo nada?

Los valores y motivaciones para cambiar se tienen que confrontar con otras alternativas. ¿Quiero más tiempo libre o más sueldo? ¿Estoy dispuesto a aceptar un trabajo temporal? ¿O por el contrario, no aguanto la inseguridad y la movilidad?

Los sueños y los deseos son el mayor resorte, pero la pereza y la tranquilidad son la tumba de la vitalidad. ¿Cuál es el capital energético del que todavía dispongo? ¿Hasta cuándo estoy dispuesto a gastarlo? La creatividad es un patrimonio genético y cultural que hay que someter a una revisión y manutención periódica.

En la tercera parte hay que ser proactivos y poner en marcha un sistema informativo en tres direcciones: análisis de la demanda de trabajo, de las reglas del mercado laboral y de los instrumentos más eficaces para buscar el puesto de trabajo más deseado.

En el análisis de la demanda de trabajo hay que preguntarse:

  • ¿Qué buscan las empresas?
  • ¿Prefieren perfiles formativos y profesionales altos o bajos?
  • ¿El añadir un máster aporta algo a la oferta?
  • ¿Cuáles son las viejas y nuevas oportunidades formativas que hay que aprovechar?

En la focalización de las nuevas ocasiones que proceden del mercado laboral también hay que añadir las nuevas modalidades de aproximación al trabajo y los instrumentos contractuales previstos:

  • ¿Hasta qué punto estoy dispuesto a cobrar menos por un trabajo que me gusta con una fórmula contractual flexible y temporal?
  • ¿Hasta qué punto el trabajo fijo me impide arriesgarme?

Después hay que crear una brújula sobre las técnicas de búsqueda y selección de personal. Hay que convertirse en un profesional de la búsqueda de empleo. Estar siempre disponible por capacidad, competencias y deseos de aprovechar una oportunidad en el momento en que se presente. Para conseguirlo, hay que conocer las técnicas de reclutamiento y las distintas etapas de selección a las que las empresas someten a los candidatos. Y después… hay que pasar a la acción:

  • ¿Candidatura o autocandidatura?
  • ¿Elegir un trabajo o hacerse elegir por él?

Hoy en día es importante navegar por internet, participar en foros y blogs, y generar un sistema de networking, que te ofrecerá informaciones y contactos.

—– Contenidos relacionados —–

Vía: El Econonomista

El talento funky: el talento mueve al capital

Miércoles 18 julio 2007

Kjell Nordström y Jonas Ridderstråle son autores de los libros Funky Business (el talento mueve al capital) y Karaoke Capitalism (management para la humanidad) y están situados en el noveno puesto de Thinkers 50. Cada vez que hablan dicen cosas interesantes. Estas son algunas de sus ideas sobre el talento funky.

  1. Ser funky es ser diferente, trabajar con originalidad y no ser una fotocopia. Esta es la única manera de ser realmente competitivos en el mundo actual. En este mundo en el que tenemos demasiado de todo, sólo sobrevivirán los negocios que tengan una receta original. Todo depende de ser creativo y ofrecer algo distinto. El compuesto químico está en la singularidad.
  2. No es cómodo apartarse de la multitud y ser novedoso. Imitar tiene una gran ventaja, evita pensar y reduce la incertidumbre, aunque nos aleja de la excelencia. La copia de las estrategias de negocios (p.e. benchmarking) te situa en el medio del pelotón con suerte, pero nunca en una posición de liderazgo.
  3. Innovar es arriesgar. Y riesgo es sinónimo de incertidumbre, algo que no gusta a la mayoría. Pero sin riesgo no hay crecimiento. Vivimos en la sociedad del exceso, con un exceso de empresas, empleados, ideas, productos y másters parecidos.
  4. La innovación depende de la diversidad. Ganar en diversidad es ganar en novedad. Un alto nivel de innovación depende de la apertura de una región a la diversidad y a la actividad cultural.
  5. Las sociedades actuales se componen de 3 elementos claves:
    – La tecnología: es el buque insignia de las empresas funky y principalmente crea sistemas de información.
    – Las instituciones: se ha perdido la confianza en ellas y han perdido protagonismo. Ahora la gente expresa su individualidad con el consumo. Compran para ser. Es su modo de autoexpresión y autoidentidad.
    – Los valores: ahora son temporales, de quita y pon. Se impone el mestizaje y la globalidad, pero existe un enorme vacío espiritual. Nos hemos convertido en vagabundos que no saben lo que buscan.
  6. Como consecuencia de todo esto aparece la libertad, la capacidad de elección y la individualización llevada al extremo.
  7. Ahora es vital la Gestión de las emociones. Los líderes y corporaciones sexys deben seducir apelando a las emociones. A la gente se le gana más por el corazón que por la cabeza, por los sentimientos más que por la lógica, por la emoción más que por la razón.
  8. El sistema cerebral que gobierna nuestras emociones es mucho más poderoso que el que controla el intelecto. Antes era la inteligencia emocional y ahora es el comercio emocional. No basta satisfacer las necesidades de los consumidores. Lo importante es hablar de los deseos de los clientes.
  9. Los beneficios tangibles de los productos se copian en tiempo real. Los precios también están bastante ajustados. La estandarización está de moda, y ello require una diferenciación emocional. Frente a los productos, cobran protagonismo las marcas. El marketing de los sentidos se convierte en principal aliado. El éxito está en estimular, emocionar, sorprender y seducir a los estados de ánimo.

—– Contenidos relacionados —–

  1. Tom Peters: el liderazgo y la innovación
  2. Persigue el fracaso, ¡maldita sea!
  3. Secretos empresariales
  4. Las claves de la estrategia, según Porter
  5. La alquimia de la innovación

Homenaje a los años 80

Miércoles 30 mayo 2007

Para todos aquellos que vivisteis una importante fase de vuestra vida en esos años, os recomiendo este texto sobre los años 80 que tiene alguna similitud con el último anuncio de Coca-Cola. Los que me conocen saben que no soy un nostálgico que piensa que “cualquier tiempo pasado fue mejor”, pero creo que es importante tener memoria para saber de dónde venimos, dónde estamos, adónde vamos, y sobre todo, mantener las cosas buenas y los valores que nos han ayudado a ser como somos.

Dice cosas como:

“Somos la última generación que hemos aprendido a jugar en la calle a las chapas, la peonza, las canicas, la comba, la goma o el rescate y, a la vez, somos la primera que hemos jugado a videojuegos, hemos ido a parques de atracciones o visto dibujos animados en color”

Entramos al colegio cuando el 1 de noviembre era el día de Todos los Santos y no Halloween, cuando todavía se podía repetir curso, los últimos en hacer BUP y COU.”

“Aprendimos a programar el vídeo antes que nadie, jugamos con el Spectrum, odiamos a Bill Gates, vimos los primeros móviles y creímos que Internet sería un mundo libre. Somos la generación de Espinete, Don Pimpon y Chema el panadero farlopero. Los que recordamos a Enrique del Pozo cantando con Ana (abuelito dime tú…) Los mundos de Yupi y las pesetas rubias. Nos emocionamos con superman, ET o En busca del Arca Perdida. Comíamos Phosquitos y los Tigretones eran lo mejor, aunque aquello que empezaba (algo llamado Bollycao) no estaba del todo mal. Somos la generación del “El coche fantástico””

“La última generación que verá a su padre poner la baca del coche hasta el culo de maletas para ir de vacaciones. Nosotros viajábamos en coches sin cinturones de seguridad traseros, sin sillitas especiales y sin air-bags, hacíamos viajes de más de 3 horas sin descanso, con cinco personas en el coche y no sufríamos el síndrome de la clase turista. No tuvimos puertas con protecciones, armarios o frascos de medicinas con tapa a prueba de niños. Andábamos en bicicleta sin casco, ni protectores para rodillas ni codos. Los columpios eran de metal y con esquinas en pico. Salíamos de casa por la mañana, jugábamos todo el día, y solo volvíamos cuando se encendían las luces. No había móviles. Nos rompíamos los huesos y los dientes y no había ninguna ley para castigar a los culpables. Nos abríamos la cabeza jugando a guerras de piedras y no pasaba nada, eran cosas de niños y se curaban con mercromina (roja) y unos puntos y todos contentos. Íbamos a clase cargados de libros y cuadernos, todo metido en una mochila que, rara vez, tenía refuerzo para los hombros y, mucho menos, ¡ruedas! Comíamos dulces y bebíamos refrescos, pero no eramos obesos. Si acaso alguno era gordo y punto. Estábamos siempre al aire libre, corriendo y jugando. Compartimos botellas y latas de refrescos y nadie se contagio de nada. Sólo nos contagiábamos los piojos en el colé. Cosa que nuestras madres arreglaban lavándonos la cabeza con vinagre caliente (o los mas afortunados con Orión) Y ligábamos con las niñ@s jugando a beso, verdad y atrevimiento o al conejo de la suerte, no en un chat. Eramos responsables de nuestras acciones y acarreábamos con las consecuencias. No había nadie para resolver eso. La idea de un padre protegiéndonos, si trasgredíamos alguna ley, era inadmisible, si acaso nos soltaban un guantazo o un zapatillazo y te callabas. Tuvimos libertad, fracaso, respeto, éxito y responsabilidad, y aprendimos a crecer con todo ello.”

El canto del loco tiene una preciosa canción que se llama “Aquellos años locos” que dice así:

Acuérdate de tus tardes de recreo
De tus cromos y tebeos
De las series que se hicieron para ti
De ese erizo que era rosa
Tu querías ser ficha roja
Y tener todas las cosas por hacer
Acuérdate, sólo había dos canales
Y unos rombos decidían
Si veías o no veías una peli que tenía
Mil efectos especiales, actuaba un tal Dar Vader
Y venían de un planeta sideral
Tenías tanta ilusión
Por ser mayor
Que imitabas a tus ídolos en el salón
Querías ser un goleador
En el 82
Y ser princesa de aquel
Príncipe que no apareció
Recuerda bien tus cabañas construias
Querías ser un espía, y tu madre te decía
No esta bien, que inventes mil fantasías
Y que vivas en tu mundo de baldosas amarillas
Recuerda hoy esa bici que querías
La de Elliot parecía que nunca conseguirías
Para volar, conquistando aquella luna
Devolviendo una fortuna, siendo un miembro
Del equipo A

—– Contenido relacionado —–

Las claves de la estrategia, según Porter

Lunes 21 mayo 2007

Michael Porter, profesor de la Harvard Business School impartió hace unos días una charla en IESE. Aquí están los cinco requisitos de la estrategia que enunció:

  1. Una propuesta de valor única. Competir por ser el mejor es inútil. Hay que ser único “La empresa Enterprise Rent a Car. Nadie ha oído hablar de ella porque no cotiza en bolsa, pero es la más rentable de su sector en Estados Unidos, más que Hertz y Avis”, aclaró. “Lo es porque se centró en esos clientes que no viajan y que necesitan un coche de forma puntual, clientes de los que se olvidan sus competidores. Pusieron oficinas pequeñas en el centro de las ciudades, en urbanizaciones y con horarios fáciles para ese tipo de público. Y triunfaron.
  2. Tener una cadena de valor distinta. “Son esas diferencias las que nos permiten hacer algo bueno”.
  3. Las renuncias, qué tira y afloja están dispuestos a aceptar los directivos de una empresa para tener una buena estrategia. “Algunas veces hay que pagar mejor a los empleados para ofrecer algo distinto”, comentó Porter.
  4. Elegir bien las ideas a copiar. “Al principio, Zara producía todo en Europa. Pero se dio cuenta de que no es tan sencillo y desde entonces subcontrata los artículos estándar”, comentó.
  5. La continuidad. “Se puede ser brillante, pero si se está cambiando cada año, no sirve para nada. Las propuestas deben durar al menos cinco años. Dell lleva un montón de tiempo ofreciendo ordenadores a esos compradores que no quieren intermediarios de por medio y que prefieren diseñarlos a medida, según sus necesidades. Eso fue hace 25 años, y lo siguen haciendo”.

Otras “perlas” de Porter, fueron:

“Los directivos piensan que si tienen lo mejor, el éxito está asegurado. Pero… ¿es que alguien sabe cuál es el mejor coche? La respuesta variará dependiendo de quién responda, una mujer joven, una familia con muchos hijos… Competir por ser el mejor es inútil. Hay que ser único”, apuntó.

¿Entonces qué es lo más importante en una empresa? Porter, aclaró que siete de cada diez directivos responderían que es dar valor al accionista. Y dio su opinión tajante al respecto: “Es absurdo vivir pendiente de la cotización bursátil, porque nunca refleja la realidad”.

—– Contenidos relacionados —–

  1. Secretos empresariales
  2. Tom Peters, el liderazgo y la innovación
  3. La empresa: un streaptease
  4. Los 100 errores de la comunicación de las organizaciones

Vía: El Economista

Tom Peters, el liderazgo y la innovación

Domingo 20 mayo 2007

Líder es una persona totalmente dedicada al desarrollo de aquellos que trabajan para él, porque mi éxito está en función de darles la oportunidad de crecer, estés en el departamento o funciones que estés. La cuestión es si puedo atraer a los mejores profesionales del mundo de cada materia y darles la oportunidad de ser parte de una empresa que está intentando hacer algo que no se ha hecho antes, algo innovador”

Tom Peters es apasionado, convincente, atrevido…, su hoja de ruta tiene una sola línea: innovación (creatividad + imaginación) y varias pistas:

  1. Los mercados del siglo XXI: las mujeres son las que deciden lo que se compra y las personas mayores son las que tienen el dinero.
  2. Su propuesta describe un mundo de empresas de servicios profesionales (ESP), únicas en su cometido, y una red de talento, profesionales -muchas mujeres- que pasarán de un proyecto a otro, de una experiencia a otra.
  3. Para no morir, la salida pasará por la innovación, por re-imaginar el mundo.

—– Contenidos relacionados —–

  1. Persigue el fracaso, ¡maldita sea!
  2. Secretos empresariales

Vía: Nueva Empresa

Secretos empresariales

Sábado 19 mayo 2007

El especialista en estrategia Gary Hamel enumera tres secretos de la gestión empresarial:

  1. Pon una “fecha de caducidad”. Cada unidad de negocio debería contar con una fecha antes de la cual debe probar su valor o, de lo contrario, cerrar la tienda.
  2. Spin in. Compra firma jóvenes para incorporar excelentes innovadores (p.e. Cisco, G.E.)
  3. Spin out. Deja que los equipos emprendedores de tu empresa vuelen bajo tus alas. Finánciales y apóyales en sus esfuerzos por montar nuevas empresas. Si una de esas empresas funciona… vuélvela a comprar.

Vía: Tom Peters

Persigue el fracaso, ¡maldita sea!

Sábado 19 mayo 2007

Tom Peters, en su libro Re-imagina, incluye un diálogo entre Regis McKenna, principal gurú del marketing de Silicon Valley y el difunto Robert Noyce, coinventor del circuito integrado, cofundador de Intel y una leyenda de Silicon Valley:

MK: Muchas empresas del valle fracasan

N: Puede que no fracasen las suficientes

MK: ¿Qué quieres decir con eso?

N: Cuando fracasas, significa que estás tratando de hacer cosas nuevas.

O como dice el futurista Paul Saffo: “El Silicon Valley de hoy está construido menos sobre los capiteles de triunfos tempranos que sobre los escombros de fracasos tempranos“.

Kevin Kelly, autor de Out of Control, lo dice así: “El secreto del progreso rápido es la ineficacia, el ritmo vertiginoso y numerosos fracasos”.

Si nada se malogra, nada nuevo puede surgir. El secreto para el éxito es… el fracaso

El fracaso, y no el éxito, es el que hace que el mundo marche. Porque el fracaso significa, generalmente, que alguien se ha aventurado más allá de la zona de confort y ha tratado de hacer algo nuevo… y la ha fastidiado… y ha aprendido algo valioso en el camino.

—– Contenidos relacionados: —–

  1. No culpes a nadie (Pablo Neruda)
  2. La alquimia de la innovación
  3. Instantes de Borges
  4. La buena suerte y la psiconomía
  5. En los momenos de crisis, la imaginación es más importante que el conocimiento

Haz lo que de verdad amas y… ¿el dinero vendrá después?

Lunes 14 mayo 2007

Un estudio a graduados de escuelas de negocios, siguió las carreras profesionales de 1.500 personas desde 1960 hasta 1980. Agruparon a los profesionales en 2 categorías. La categoría A estaba formada por aquellos que decían que querían ganar bastante dinero antes que nada, para luego hacer lo que realmente les gustaba, al estar desahogados económicamente. En la categoría B, anteponían sus intereses primero, seguros de que el dinero vendría después.

De los 1.500 profesionales estudiados, en la categoría A estaban el 83% (1.245 personas) y la categoría B comprendía el 17% (255 personas).

Después de 20 años, había 101 millonarios en el grupo de estudio. Sólo uno provenía de la categoría A, y 100 venían de la categoría B.

Contenidos relacionados:
Vía: Soul in the Sky – John Kwarsick Blog / Imagen: Stock.xchng

Haz lo que de verdad amas y el dinero… ¿vendrá después?

Lunes 14 mayo 2007

Un estudio a graduados de escuelas de negocios, siguió las carreras profesionales de 1.500 personas desde 1960 hasta 1980. Agruparon a los graduados en 2 categorías. La categoría A estaba formada por aquellos que decían que querían ganar bastante dinero antes que nada, para luego hacer lo que realmente les gustaba, al estar desahogados económicamente. En la categoría B, anteponían sus intereses primero, seguros de que el dinero vendría después.

De los 1.500 profesionales estudiados, en la categoría A estaban el 83% (1.245 personas) y la categoría B comprendía el 17% (255 personas).

Después de 20 años, en el grupo de estudio había 101 millonarios. Sólo uno provenía de la categoría A, y 100 venían de la categoría B.

Contenidos relacionados:
Vía: Soul in the Sky – John Kwarsick Blog / Imagen: Stock.xchng

Decidiendo cómo vas a vivir

Lunes 14 mayo 2007

“No tienes que decidir cómo vas a morir, ni dónde. Lo único que puedes decidir es cómo vas a vivir ahora” Joan Baez

¿Has decidido de forma explícita cómo vas a vivir? Para liderar hay que ser intencionado. Hay que ser premeditado sobre lo que quieres conseguir y sobre los siguientes pasos que necesitas seguir.

¿Tienes una imagen de tu futuro, un plan que guíe tus próximos pasos y una acción diaria para mantenerte honesto?

Contenido relacionado: Los siete hábitos para dirigir tu vida

Vía: Worthwhile Magazine / Imagen: Stock.xchng

Conferencias gratuitas en Expomanagement 2007

Viernes 11 mayo 2007

El 23 y 24 de mayo tendrá lugar en el Palacio Municipal de Congresos del Campo de las Naciones de Madrid, Expomanagement 2007

Además del Congreso oficial (1.845€+iva en promocion) cuenta con una serie de conferencias gratuitas sobre Recursos Humanos, Emprendedores, Habilidades directivas, Marketing y ventas, Innovación y Management, que son interesantes.

Puedes inscribirte en las conferencias gratuitas de Expomanagement 2007 en este enlace y descargar el programa completo de las conferencias gratuitas de Expomanagement 2007 en este otro enlace.

El Zen de la empresa (6): A problemas complicados, soluciones sencillas. Menos es más

Martes 27 marzo 2007

El progreso es simple. Cualquier tonto puede hacer las cosas más grandes, más complejas, más violentas. Se necesita un toque de genio –y mucho valor- para avanzar en la dirección opuesta. Albert Einstein.

Uno de los pilares del Zen es: menos es más.

Simplifica tu vida.
Cuanto más reducido sea el número y tamaño de las posesiones materiales, más sencillo y económico te resultará ocuparte de ellas. Libérate de compromisos y obligaciones innecesarias para disponer de tiempo y poder hacer lo que realmente quieres.

Pon fin al trabajo no productivo
El trabajo no productivo es el tiempo que dedicamos a sacar punta a los lápices, limpiar el escritorio, hacer llamadas innecesarias, ir a por otra taza de café, organizar la agenda, hacer informes, reunir datos y otras ocupaciones que nos convencemos de que se tienen que hacer antes de dedicarnos al trabajo real. Una cierta cantidad de trabajo no productivo es necesario y no se puede evitar. Hay que eliminar el trabajo no productivo que se puede evitar.

Hay dos razones que explican el trabajo no productivo:

  1. No queremos hacer lo que tendríamos que estar haciendo.
  2. No tenemos nada que hacer, pero queremos aparentar estar ocupados.

En la actual era de la adicción al trabajo, las labores no productivas alcanzan un grado de complicación impensable. Es el fenómeno que hace que, en muchos casos, parezca imprescindible permanecer entre diez y doce horas en el trabajo.

Cuando el problema es uno mismo.
Séneca decía que No es porque las cosas sean difíciles que no nos atrevemos a hacerlas, es justamente porque no nos atrevemos que se vuelven difíciles.

Dirigir las culpas al exterior es una excelente forma de quedarse tranquilo, pero no ayuda a resolver el problema. Puesto que no podemos cambiar la coyuntura, la situación de la empresa, ni nuestros jefes, ¿qué tal si empezamos por nosotros mismos?

Para ello sólo hay que abrir los ojos. Si nos detenemos a observar aquello que hacemos bien, lo que hacemos a medias y lo que hacemos mal, encontraremos un campo inmenso de superación personal.

Contenido relacionado:

  1. El Zen de la empresa (1): Introducción
  2. El Zen de la empresa (2): trabajar aquí y ahora
  3. El Zen de la empresa (3): Cuanto más grande es el caos, más cerca está la solución
  4. El Zen de la empresa (4): la empresa con zendo – el jefe espiritual
  5. El Zen de la empresa (5): be water my friend, fluye sin fricciones

Vía: El zen de la empresa /Imagen: Stock.xchng

Anuncio Zen: be water my friend

Martes 27 marzo 2007

BMW ha sabido sacar provecho de la filosofía Zen en el último anuncio de publicidad. Aquí está el vídeo:

Para los que quieran ver el Vídeo completo de Bruce Lee de donde se extraen las imágenes del anuncio de BMW (be water my friend), lo pueden encontrar en este enlace.

Contenidos relacionados:

  1. Porque la vida es crecer (Anuncio Ibercaja)
  2. Mercedes Benz (otro buen anuncio)
  3. La magia de la creatividad (Excelente anuncio)
  4. Divertido corto contra los abusos de las teleoperadoras
  5. Los niños ven, los niños hacen: haz que tu influencia sea positiva (anuncio emocional)
  6. Truco para descargar los vídeos de YouTube

Propuesta de cómo debería ser la empresa

Martes 20 marzo 2007

Alfonso Durán-Pich, en el libro La empresa: un streaptease, indica varios puntos de retratan cómo debería ser la empresa:

  • Una empresa en la que la disyuntiva entre “el palo” y “la zanahoria” se quiebre, y en la que cada uno elija el “menú” que prefiera.
  • Una empresa que entienda que la “gestión del cambio” no es una moda pasajera, sino una realidad estructural.
  • Una empresa que asuma que el “cambio” ya no será más lineal sino discontinuo.
  • Una empresa en la que el lenguaje sea compartido y los “malentendidos” sean excepción.
  • Una empresa en la que prime la economía productiva, como principal responsable de la generación de “valor”.
  • Una empresa en la que los “canjes de cromos” se hagan únicamente en las horas de recreo.
  • Una empresa capaz de combinar el “high tech” (la alta tecnología) con el “high touch” (el lado humano de la vida).
  • Una empresa con capacidad autocrítica, donde los pavos reales tengan prohibida la entrada.
  • Una empresa con voluntad de futuro.
  • Una empresa orientada al mercado, en la que el marketing no sea una función aislada.
  • Una empresa cuyo mercado sea el mundo y no las naciones / estado más próximas, especie en vías de extinción.
  • Una empresa que no haga de la “subcontratación” una panacea.
  • Una empresa de yudocas, no de boxeadores.
  • Una empresa en la que se elijan a las personas por sus potencialidades, no por su género, raza o condición social.
  • Una empresa inquieta, abierta, con sentido crítico.
  • Una empresa en la que los managers aprendan a escuchar a los demás.
  • Una empresa innovadora.
  • Una empresa que apueste por la cooperación y no por la competencia.
  • Una empresa que esté convencida de que el “management” es más un arte que una ciencia.

La alquimia de la innovación

Martes 20 marzo 2007

Ha llegado a mis manos el libro La alquimia de la innovación, de Deusto. Lo escriben a modo de conversación Antoni Flores, presidente y fundador de la factoría de innovación aplicada NODE, y Alfons Cornella, presidente y fundador de Infonomía, la Red de Innovadores, y en él contrastan sus experiencias e ideas en torno a los aspectos principales que conforman la innovación y cómo hacerla posible ante los nuevos retos de un mercado cada vez más competitivo y globalizado.

Cada uno de los diez capítulos en que está dividido, arranca a partir de una palabra clave que sintetiza la esencia de los procesos y coyunturas que provocan la chispa inicial y la rentabilización posterior de toda innovación. Y todo ello contextualizado a través de casos empresariales actuales.

Decálogo de la innovación

1. Hibridación: Acción de crear nuevos productos o servicios innovadores a partir de la combinación de otros ya existentes. Aplicable también a la hibridación de personas o procesos es una de las fórmulas más claras para innovar.

2. Auténtico/Honesto: Dícese de lo que, de manera explícita o implícita, apela a todo aquello anterior a la era industrial y consumista (lo artesano, lo natural, lo ecológico…). Otra acepción del término se refiere a lo genuino y original frente a la misma (no confundir con la expresión inglesa be cool).

3. Teamdividualismt: Neologismo de evidentes raíces anglosajonas, acuñado en NODE, para designar una nueva forma de estructurar los procesos de innovación en las organizaciones a partir de grandes individualidades con espíritu de trabajo en equipo.

4. Territorio/Frontera: Espacio en una organización o espacio geográfico, mental o virtual (Internet) donde se desarrolla la innovación. La Frontera determina los nuevos territorios a conquistar.

5. Efímero/Efervescente: Dícese de aquellos productos o servicios innovadores, pero sin visos de continuidad, concebidos para su uso fugaz y enfocados a los hábitos de mercado consumistas. En algunos casos, son antónimos claramente de lo Auténtico/Honesto.

6. Capilaridad: Cualidad de las organizaciones para que la información fluya entre sus miembros, a todos los niveles y en todas las direcciones, con el fin de innovar. Puede darse a nivel interno; entre departamentos; a nivel de relación con el consumidor; a nivel de redes…

7. Catálisis: Factor o conjunto de factores que hacen posible la convergencia de elementos necesaria para que se produzca la innovación.

8. Fracaso: Error o errores controlados (experiencias necesarias) que previenen contra el fracaso total y son, las más de las veces, el paso previo y obligado al éxito de la innovación.

9. Radical: Dícese de la innovación que se adelanta a su tiempo y que marca nuevas categorías sobre las que todos los demás van a trabajar a partir de entonces.

10. Innovadores: Aquellas personas que tienen la intuición, la energía y el talento para ver más allá e innovar; no hay innovación sin innovadores.

Algo sobre mí

Miércoles 9 noviembre 2005

Hola, soy César Alonso Peña y vivo en Madrid (España). Me dedico al mundo de la comunicación y el marketing de forma profesional desde 1995 y en este tiempo he trabajado en medios de comunicación, productoras audiovisuales, agencias de comunicación y publicidad, y gabinetes de comunicación de grandes empresas.

Entre mis clientes a los que he prestado servicios de comunicación y marketing, están Walt Disney, General Motors, NH Hoteles, Coca-Cola, El Corte Inglés, Banco de Sabadell u Osborne.

Desde el año 2000 me he especializado en la comunicación del sector seguros y salud, investigando muy especialmente sobre la comunicación digital y la comunicación interna.

Compatibilizo mi trabajo diario con otras actividades profesionales como impartir cursos (P.e. Centro de estudios Adams, Universidad de Salamanca) y la escritura de libros y artículos especializados.

Os recomiendo leer el libro ¿Qué hacer cuando el marketing se transforma en un campo de minas?, con casos de la Harvard Business Review. No tanto porque haya colaborado en él sino porque contiene los pensamientos precisos de grandes estrategas con los que tengo la suerte de compartir algo más que la profesión, como Fernando Trías de Bes, profesor de ESADE y coautor de La buena suerte, Pedro Antonio García López, Director de Comunicación de Coca Cola, Antonio Núñez, Director de Estrategia de Saatchi & Saatchi, o Fernando Natera, Director de Comunicación e Imagen de PricewaterhouseCoopers

Si quieres hacerme llegar cualquier comentario o idea, no dudes en hacerlo en cesaralonsoweb@gmail.com o a través de:

Ver perfil profesional de César Alonso Peña en LinkedIn Ver perfil profesional de César Alonso Peña en XING Perfil de Facebook de César Alonso Peña

—– Contenidos relacionados —–

La paradoja de la buena vida y el tiempo que dedicamos a lo que nos hace felices

Jueves 20 octubre 2005

Fernando Tr�as de BesFernando Trías de Bes, en el boletín In&Out de ESADE, comenta que ahora tenemos más tiempo que nuestros antepasados, “pero se espera que hagamos tal número de cosas que tenemos la sensación de que no hay suficiente. Lee Burns, un economista norteamericano, describe este hecho como la «paradoja de la buena vida». Tenemos tanta ansiedad por acometer todo lo posible, que acabamos por no disfrutarlo. Tenemos una vida más rica, pero menos satisfactoria.”

“El profesor Richard Layard, de la London School of Economics”, continúa, “publica los resultados de un interesante estudio que compara el tiempo dedicado a diversas tareas con la felicidad que las personas dicen les produce. Por orden, las tareas que más alegrías dan son:

  1. el sexo
  2. vida social después del trabajo
  3. salir a cenar
  4. descansar
  5. comer
  6. hacer deporte
  7. rezar

A todas estas actividades la sociedad dedica el 23 % del tiempo semanal.

Las actividades más odiadas son, empezando por la más rechazada:

  1. el rato de desplazamiento por la mañana para ir al trabajo
  2. trabajar
  3. el tiempo de desplazamiento que supone volver del trabajo a casa
  4. ¡cuidar de los niños!
  5. las tareas del hogar

A estas cinco actividades la sociedad dedica el 42 % del tiempo semanal.”