Archive for the ‘espiritualidad’ Category

Genial Seoane: Para amar y Padre nuestro de la alegría

Miércoles 27 febrero 2008

Últimamente he pasado bastante tiempo buceando en nuevas músicas, buscando melodías y letras que transmitan valores positivos y duraderos. He encontrado muchas cosas interesantes, pero hay dos canciones que me han gustado especialmente.

Si ahora no tienes tiempo y estás leyendo esta anotación con prisa, déjalo para otro momento de más tranquilidad. Descárgate los dos ficheros MP3 de las canciones y escúchalos esta noche cuando estés en la cama o a punto de acostarte.

Y si estás leyendo con tranquilidad, también te recomiendo que las escuches, y no sólo las leas. Todo ello hay que hacerlo con la mente abierta, sin prejuicios ideológicos, ya que la buena música es universal.

Las dos canciones son de un argentino genial, Carlos Seoane.

La primera canción se llama Para amar.

Algunos son felices con lo poco que tienen,
y otros no se conforman ni con medio país.

Hay quienes dejan todo solo por un sueño,
y hay otros que no sueñan, y nada dejarán.

Algunos viven como si la vida fuera una cacería,
y otros que la disfrutan como un regalo de Dios…

Para amar, para amar, para amar…

Hay quienes son felices repartiendo sonrisas,
y hay otros que no saben ni reír, ni repartir.

Algunos se quejan de cuánto acontece,
mientras otros agradecen tan solo por vivir.

Hay quienes viven siempre calculando
cómo no tener problemas,
y otros transforman sus penas,
en una oportunidad…

Para amar, para amar, para amar…

Los unos y los otros parecen tan distintos,
pero aunque no son lo mismo,
tienen mucho en común.

En cada pecho vive la presencia infinita,
de Aquél que nos habita,
y aunque nos cueste entender,
hay quienes viven siempre escapando,
del Amor que nos ama,
y otros cada mañana,
eligen VIVIR.

Para amar, para amar, para amar…

Si quieres escuchar la canción Para amar de Carlos Seoane en MP3, lo puedes hacer en este enlace.

La otra canción que me ha sorprendido gratamente es Padre nuestro de la alegría.

Padre nuestro, que estás en la alegría,
que sea cada día, santificado tu gozo.

Que venga Señor, tu risa a nuestras caras,
y en cielo y tierra se haga tu buen humor.

Y danos hoy nuestra sonrisa cotidiana,
perdónanos porque nos cuesta contagiarla,
como nosotros perdonamos caras largas,
y no nos dejes creer que esta vida es amarga
y ¡líbranos del mal….humor!

Si quieres escuchar en MP3 la canción Padre nuestro de la alegría de Carlos Seoane, lo puedes hacer en este enlace.

Aupa Seoane. Enhorabuena por tu trabajo, no sólo por la sencillez de la música, sino por tu labor diaria para hacer un mundo mejor.

Y recuerda las palabras del Dalai Lama: “Sólo existen dos días del año en los que nada puede ser hecho. Uno se llama ayer y el otro mañana. Por lo tanto, hoy es el día ideal para amar, creer, hacer y, principalmente, vivir“.

Simplifica tu vida y céntrate en lo que de verdad importa

Jueves 31 mayo 2007

Linda Breen Pierce ha escrito una interesante entrada en su blog Free from 9 to 5, llamada Recipe for simplicity. Estos son algunos de los puntos que más me han gustado, que aunque son algo radicales, reflejan una reflexión interesante:

No metas en tu casa ningún objeto material salvo que lo desees intensamente y estés dispuesto a tenerlo hasta que sea irreparable. Tenemos demasiadas cosas que nos invaden. El tiempo que perdemos en comprar, mantener, asegurar, almacenar y deshacernos de los objetos nos absorbe una gran energía vital.

Limita tu trabajo fuera de casa a 30 horas a la semana, 20 si eres padre/madre. este punto es interesante, pero complicado en un buen número de casos -es cuestión de prioridades-. Mi mujer lo tuvo claro cuando tuvimos nuestra segunda hija y calculó que con 25 horas a la semana podía desarrollar una labor profesional atendiendo bien a nuestras hijas. Y así lo hace desde hace años.

Selecciona una casa y un trabajo quee no estén a más de 30 minutos uno de otro. Personalmente, creo que la casa hay que elegirla teniendo claro dónde y cómo quieres vivir. Los trabajos cambian, van y vienen. La calidad de vida de tu hogar y entorno, no es negociable. En las grandes ciudades esto es un lujo -yo tardo 15 minutos, viviendo en Madrid-, pero fuera de las megaurbes, esto es algo habitual.

Pasa al menos una hora a la semana en un entorno natural, alejado de la multitud, el tráfico y los edificios. Creo que una hora es poco tiempo, y lo ideal es pasar al menos una hora al día, o si te es posible, que tu vivienda esté en un entorno natural.

Haz aquello que mejor te funcione para encontrar el sentido espiritual a tu vida: escribe -un blog es una opción-, medita, reza, lee, etc. La simplicidad lleva a la espiritualidad, y la espiritualidad lleva a la simplicidad. Practica la soledad y el silencio unos 30 minutos al día. Tu espiritualidad evolucionará de forma natural.

Practica el “no”. Di no a aquellas cosas que no te proporcionan paz y satisfacción interior, aunque sean cosas materiales, más responsabilidades o actividades sociales. Vigila tu tiempo y energia: son recursos limitados.

—– Contenidos relacionados —–

Imagen: Stock.xchng