Archive for 30 octubre 2006

"El estrés no es un problema individual sino de la organización"

Lunes 30 octubre 2006

Fred Zijlstra, catedrático en Psicología Cognitiva y del Trabajo de la Universidad de Maastricht, asegura que las principales causas del estrés son cómo organizamos el trabajo, el clima en las organizaciones y cómo los jefes y managers tratan con la plantilla, si les apoyan o no. Aparentemente la solución no es muy compleja y máxime cuando la Organización Mundial de la Salud (OMS) predice que la enfermedad mental será en 2020 la segunda causa de incapacidad laboral.

Falta comunicación en la era de la comunicación y sobra estrés. El catedrático dirigió el proyecto Stress Impact entre 2002 y 2006, financiado por la Unión Europea, que ha visto la realidad en seis países. Según Zijlstra, la principal causa del estrés es que nuestra vida laboral ha cambiado considerablemente. “Hay varios factores perversos que actúan conjuntamente. Por ejemplo, se ha incrementado la competición económica. La tecnología de la información por otro lado ha cambiado la forma en que trabajamos y también lo que esperamos del trabajo. No hace falta que estemos en el trabajo de nueve a cinco, incluso por la tarde con el ordenador podemos comprobar el e-mail o mirar internet. Y los móviles nos hacen disponibles para el trabajo 24 horas del día”.

Asimismo, el especialista asegura que “el estrés afecta a todos aquellos que les gusta trabajar duro, dan mucho de sí mismos, pero al final detectan que la organización no siempre lo reconoce y recompensa de la forma apropiada. Y no se trata de una recompensa económica sino psicológica, se trata de sentirse recompensado. Por eso es importante también que los jefes tengan las habilidades sociales adecuadas para reconocer quién está haciendo qué para poder recompensarle de la forma adecuada.”

Así, el experto concluye que es difícil un tratamiento de este mal. “Es bastante complicado. Hay que darse cuenta de que el estrés no es un problema individual, es más a nivel de la organización y tal vez social”, puntualiza.

Anuncios

La importancia del "salario emocional"

Viernes 27 octubre 2006

Paco Muro -es decir, Otto Walter-, además de escribir libros interesantes -véase El pez que no quiso evolucionar e Ir o no ir, hacia el compromiso de vivir y trabajar con calidadedita todos los años un estudio atractivo sobre las relaciones laborales. El último, que presentó ayer a los medios, se llama ¿Qué nos quita las ganas de seguir trabajando?

La principal razón que lleva a un profesional cualificado a permanecer o abandonar una empresa es el ‘salario emocional’, por delante de muchos otros factores, según se desprende de las conclusiones de este estudio. Es decir, las razones que llevan hoy día a los profesionales cualificados españoles del mundo empresarial a permanecer en una compañía o abandonarla son fundamentalmente de tipo emocional.

La justicia y la coherencia dentro de la empresa, la calidad de dirección de negocio y de personas, y una buena relación con el jefe y los compañeros, es decir, un clima laboral adecuado, son las razones que esgrimen los más de 1.300 profesionales encuestados para este estudio como las principales causas para marcharse a otra empresa.

Según los resultados del estudio, el factor que predomina por encima de todo son las posibilidades de desarrollo que ofrece la propia empresa para sus empleados, seguido por sentir que la empresa “tiene un buen proyecto”, es decir, que “mi trabajo sirve para algo”, afirma Muro.

En este sentido Muro señala que “la gente no cambia de empresa, cambia de jefe”. “Es muy importante sentir que tienes un jefe competente, que sabe dirigir la empresa y las personas”, explica.

Es decir, los profesionales buscan en primer lugar, trabajar para una empresa y un proyecto interesante, y que su trabajo valga para algo. Por ello “necesitan creer en la dirección de la empresa y desarrollar su trabajo en un clima laboral adecuado”, concluyó Muro.

“El humanizar a las empresas y dar más importancia a las relaciones y a la calidad de dirección sólo puede ser bueno para la productividad y la competitividad”, agregó.

En conclusión, para lograr retener talentos la única ‘receta’ eficaz es, en palabras de Muro, “lograr un entorno exigente, eficaz y positivo”. “Y eso sólo se consigue si se cuidan todos estos aspectos”.