Archive for the ‘racionalizar’ Category

Consejos empresariales para épocas de recesión y crisis

Jueves 20 marzo 2008

El ciclo económico está cambiando y las compañías deberán cuidar a los trabajadores y ser más productivas para afrontar el nuevo ejercicio. Gabriel Villarrubia, socio director de business performance services de KPMG, propone varias medidas:
  1. Como punto de partida, revisar y ajustar la agenda del año. Se deben priorizar y elegir los proyectos más útiles en términos de rentabilidad económico-financiera, responsabilidad social o posicionamiento.
  2. Centrarse en lo que mejor se sabe hacer. Liderazgo en productos y servicios, unicidad o innovación, buena gestión de los clientes, eficiencia en costes… Es necesario ser bueno en todas ellas pero para mejorar la competitividad es necesario reforzar todavía más los puntos fuertes de la organización.
  3. Marcar diferencias con la innovación del día a día: buscar nuevas y mejores formas de trabajar. No se trata solamente de realizar grandes inversiones en I+D+i, sino en pensar de forma diferente y estar permanentemente generando buenas ideas en lo que respecta a la gestión del trabajo.
  4. Reestructurar y flexibilizar los costes fijos. Para ello, al implantar programas de reducción de costes es clave identificar correctamente dónde y cómo se puede hacer una reducción de costes y cómo se puede modificar el coste sin deterioro de la gestión.
  5. Aumentar la productividad de los activos. Las organizaciones deben optimizar sus activos y buscar de ellos el máximo rendimiento. Para ello hay que analizar la situación y eliminar aquellos activos no productivos o los que son insuficientemente productivos.
  6. Adoptar una actitud conservadora en las finanzas. Evitar la gestión financiera e inversiones agresivas. Los mercados se volverán volátiles y el crédito, los mercados de divisas y la situación económica general se encarecerán.
  7. Identificar y motivar a los gestores claves para la compañía. Sin personas no hay empresas, y en tiempos de crisis, identifique ineludiblemente el equipo clave de gestión que tiene que retener a toda costa, motívelo y trabaje en equipo. Es un valor diferencial.
  8. Ampliar y extender los mercados. Aunque parezca una contradicción, los tiempos difíciles ayudan a las compañías a buscar nuevos segmentos de mercado, que de otra manera no buscarían, o les obliga a adelantar de una vez los proyectos de expansión que muchas veces posponen. Si el mercado objetivo se estrecha, hay que ampliarlo de manera inmediata.
  9. Generar rentabilidad social y sostenibilidad. Hay que integrar los tres pilares básicos del desarrollo actual de las organizaciones: el crecimiento económico, el progreso social y los aspectos medioambientales. Todo ello debe generar oportunidades para que los profesionales desarrollen sus competencias y actitudes de la manera más eficaz posible. Una visión a largo plazo es clave para lograr este objetivo.
  10. Tener un pensamiento positivo y pensar que lo mejor está por llegar. Los tiempos de crisis generan nuevas oportunidades para los que han sabido trabajar y posicionarse mejor y para quienes han sabido anticiparse y han actuado en consecuencia.
Anuncios

Cómo afrontar el día con un nivel alto de energía (Gestión de tiempo)

Domingo 21 octubre 2007

Las personas que ven todas sus futuras obligaciones como una masa de tareas no estructurada, desorganizada, mezclan lo grande y lo pequeño, sin orden ni concierto. Por este motivo, su cerebro está totalmente ocupado procesando multitud de pequeños detalles no relacionados entre sí y les es imposible distinguir lo importante de lo trivial. Esta sobrecarga del cerebro se denomina Flapsi Hapsi.

Si logras evitar este problema, afrontarás el día con un nivel de energía alto, lo que te mantendrá creativo y activo durante la jornada.

¿Cómo puedes mantener alto tu nivel de energía?

  • Dirígete por objetivos: ten definidos propósitos claros para todo el día, pero que sean realistas. En caso contrario, el resultado será frustrante.
  • Asigna prioridades a las tareas.
  • Termina lo que empieces: tener muchas cosas empezadas a la vez descentra el pensamiento. Lo que se completa, da un sentimiento de logro.
  • Sé amable contigo mismo: dedica unos minutos al día para descansar, pasear o echar una cabezadita reparadora. Verás como así la jornada te cunde mucho más.
  • Enfrentaté a lo más duro o peor, primero. Deja lo trivial para los momentos de poca energía.

Por otra parte, descarga al cerebro de todas las cosas inútiles que puedas, para que se concentre en lo importante. Ahí van una serie de consejos:

  • Escribe tus ideas en una lista, en el momento que se te ocurran. Aliviarás al cerebro consciente de carga innecesaria.
  • Si preparas un plan para el próximo periodo de planificación, antes de que termine el actual, el cerebro subconsciente trabaja sobre el futuro plan sin que te des cuenta y tendrás nuevas ideas para mejorar los resultados.
  • Si quieres disfrutar de lo que te queda de tarde, al finalizar el trabajo, no te vayas sin dejar todos los cabos atados, aunque sea sólo sobre el papel. Deja la planificación para el día siguiente sobre la mesa para verla mañana a primera hora.

—– Contenidos relacionados —–

Fuente: Curso del IESE sobre La gestión del tiempo directivo impartido por Nuria Chinchilla

La gestión del tiempo directivo (IESE – Nuria Chinchilla)

Domingo 21 octubre 2007

He estado releyendo un curso del IESE sobre La gestión del tiempo directivo que dio la profesora Nuria Chinchilla, y he recuperado algunos apuntes sobre este tema.

A veces nos parecemos más a una marioneta, dirigiendo a nuestro equipo de forma reactiva, que a un director de orquesta. Y con frecuencia confundimos dirección con improvisación. Nosotros debemos ser quienes controlemos nuestra vida profesional y el tiempo, siendo proactivos.

Una cuestión importante es tener claro que no se trata de hacer más cosas, sino de hacer las cosas idóneas, para reducir el agobio que produce el exceso de trabajo pendiente. Lo que realmente cansa y produce estrés es el trabajo pendiente, no el ya realizado.

La primera causa de nuestra mala gestión del tiempo, somos nosotros mismos, con nuestros malos hábitos y la forma incorrecta de utilizarlo.

Plantéate estas preguntas:

  • ¿Tienes desordenada la mesa?
  • ¿Prolongas a veces el rato para tomar café o para comer?
  • ¿Das largas a las cosas y las pospones?
  • ¿Te detienes frecuentemente durante la jornada a charlar con los colegas de trabajo?
  • ¿Lees artículos que te han tentado, cuando deberías estar trabajando en otras cosas?
  • ¿Realizas llamadas y tareas particulares durante las horas de trabajo?
  • ¿Navegas sin rumbo por internet, chateas o reenvías cadenas de e-mails durante las horas de trabajo?

Según Nuria Chinchilla, si contestas afirmativamente a una o más de estas preguntas, eres culpable de autointerrupciones. Sé consciente de la frecuencia con la que rompes el flujo de tus pensamientos y retardas el avance del trabajo.

Y también, plantéate si tú eres un elemento perturbador para otras personas. Analiza tus llamadas y visitas espontáneas durante la última semana y evalúa si tu objetivo realmente justificaba las interrupciones.

—– Contenidos relacionados —–

II Congreso Nacional para Racionalizar los Horarios Españoles

Lunes 10 septiembre 2007

Los días 6 y 7 de noviembre, tendrá lugar en la Universidad San Pablo-CEU el II Congreso Nacional para Racionalizar los Horarios Españoles, que estará dedicado a “Horarios, conciliación y productividad”.

El Congreso está organizado por la Comisión Nacional para la Racionalización de los Horarios Españoles. Su director, Ignacio Buquera, defiende la necesidad de unos horarios racionales. El objetivo de ello es:

  • Conciliar nuestra vida personal, familiar y laboral
  • Hacer factible la igualdad
  • Mejorar nuestra calidad de vida
  • Dormir el tiempo suficiente
  • Favorecer la salud
  • Aumentar la productividad
  • Disminuir la siniestralidad
  • Apoyar el rendimiento escolar
  • Facilitar la globalización
  • y en definitiva, dar mayor valor al tiempo.

Todo esto pasa, por racionalizar nuestros horarios, hacerlos más humanos, más europeos.

Puedes ver el preavance de programa del II Congreso Nacional para Racionalizar los Horarios en este enlace.

Controla tu tiempo, controla tu vida

Jueves 21 junio 2007

¿Actuaríamos igual si conociéramos la fecha del fin de nuestras vidas? ¿Repartiríamos del mismo modo el tiempo que dedicamos al trabajo, la familia, los amigos o a nosotros mismos?

¿Cuántas veces hemos renunciado a nuestros sueños alegando la repetida excusa de que nos falta tiempo? ¿De verdad nos falta? ¿No será que nos resignamos? Porque el tiempo es el mismo para todos. La cuestión es si sabemos organizarnos y, mejor aún, si sabemos lo que queremos y estamos dispuestos a invertir tiempo y esfuerzo en lo que realmente merece la pena. En definitiva, ¿sabemos elegir?

Controla tu tiempo, controla tu vida es un texto para la reflexión. En un tono directo y con un lenguaje ameno, se hace un recorrido desde el mundo de la empresa al ámbito de la cotidianidad para que cada cual valore su nivel de satisfacción laboral y personal y encuentre el modo de gestionar con eficacia un tiempo que le ayudará a conseguir los objetivos deseados.

—– Contenidos relacionados —–

Simplifica tu vida y céntrate en lo que de verdad importa

Jueves 31 mayo 2007

Linda Breen Pierce ha escrito una interesante entrada en su blog Free from 9 to 5, llamada Recipe for simplicity. Estos son algunos de los puntos que más me han gustado, que aunque son algo radicales, reflejan una reflexión interesante:

No metas en tu casa ningún objeto material salvo que lo desees intensamente y estés dispuesto a tenerlo hasta que sea irreparable. Tenemos demasiadas cosas que nos invaden. El tiempo que perdemos en comprar, mantener, asegurar, almacenar y deshacernos de los objetos nos absorbe una gran energía vital.

Limita tu trabajo fuera de casa a 30 horas a la semana, 20 si eres padre/madre. este punto es interesante, pero complicado en un buen número de casos -es cuestión de prioridades-. Mi mujer lo tuvo claro cuando tuvimos nuestra segunda hija y calculó que con 25 horas a la semana podía desarrollar una labor profesional atendiendo bien a nuestras hijas. Y así lo hace desde hace años.

Selecciona una casa y un trabajo quee no estén a más de 30 minutos uno de otro. Personalmente, creo que la casa hay que elegirla teniendo claro dónde y cómo quieres vivir. Los trabajos cambian, van y vienen. La calidad de vida de tu hogar y entorno, no es negociable. En las grandes ciudades esto es un lujo -yo tardo 15 minutos, viviendo en Madrid-, pero fuera de las megaurbes, esto es algo habitual.

Pasa al menos una hora a la semana en un entorno natural, alejado de la multitud, el tráfico y los edificios. Creo que una hora es poco tiempo, y lo ideal es pasar al menos una hora al día, o si te es posible, que tu vivienda esté en un entorno natural.

Haz aquello que mejor te funcione para encontrar el sentido espiritual a tu vida: escribe -un blog es una opción-, medita, reza, lee, etc. La simplicidad lleva a la espiritualidad, y la espiritualidad lleva a la simplicidad. Practica la soledad y el silencio unos 30 minutos al día. Tu espiritualidad evolucionará de forma natural.

Practica el “no”. Di no a aquellas cosas que no te proporcionan paz y satisfacción interior, aunque sean cosas materiales, más responsabilidades o actividades sociales. Vigila tu tiempo y energia: son recursos limitados.

—– Contenidos relacionados —–

Imagen: Stock.xchng

Plan Concilia

Miércoles 28 marzo 2007

El plan integral de conciliación de la vida personal y laboral en la Administración, en vigor desde enero 2006, incluye las siguientes iniciativas:

  1. Salir a las 18 horas como muy tarde.
  2. Diez días de permiso de paternidad.
  3. El derecho a acumular vacaciones al permiso de maternidad, lactancia y paternidad.
  4. Ampliación de la baja maternidad.
  5. Reducción de jornada para padres con hijos menores de 12 años.
  6. Horarios más flexibles.
  7. Reducción de jornada un 50% durante un mes para atender a un familiar enfermo.
  8. Ampliación a tres años el periodo máximo de excedencia.
  9. Permiso retribuido de dos meses para la adopción.
  10. Formación continua durante los permisos de maternidad, paternidad, así como otras excedencias por motivos familiares.
  11. Formación continua durante los permisos de maternidad, paternidad, así como otras excedencias por motivos familiares.

Contenidos relacionados:

Buenos casos prácticos sobre medidas de flexibilidad en la jornada laboral

Martes 27 marzo 2007

Una franja de libertad en los horarios de entrada y salida de una hora, jornadas laborales reducidas más allá del mínimo establecido por la ley o la semana laboral comprimida son algunas de las medidas que las empresas están desarrollando.

El debate sobre conciliación entre la vida laboral y la familiar, el modelo de la jornada de trabajo y las posibles medidas de flexibilidad está en presente en todos los foros empresariales. Las administraciones públicas quieren dar ejemplo a través del Plan Concilia, introducido hace un año, y la legislación va avanzando. Y algunas empresas ya han comprendido que, empezando por dar mayor flexibilidad en la jornada laboral, amplían la productividad y el nivel de compromiso de su plantilla.

La facilidad acordada al trabajador para atender una emergencia laboral, un horario abierto o la posibilidad de optar a una jornada reducida son algunas medidas en las que el mundo empresarial ha avanzado y ofrece modalidades que en algunos casos van más allá del mínimo legal. Son medidas diferentes, adecuadas a las necesidades de la empresa y la de los trabajadores, a veces aplicables a toda la plantilla o en otros casos concertadas directamente entre el empleado y su supervisor más directo.

Una primera clave de flexibilidad para poder mejorar la conciliación está en el horario. No supone grandes cambios ni costes, y es una de la medidas más valoradas por los trabajadores. Por estos motivos es la medida de flexibilidad más frecuente entre las empresas. Consiste en permitir a trabajador organizarse la jornada con el único requisito de cumplir las ocho horas diarias.

  • Los trabajadores de Nike Iberia, tienen la opción de entrar entre a la oficina entre las 8 y las 10 de la mañana y el promedio es de 40 horas semanales. En este caso, cada empleado acuerda su horario directamente con su supervisor en función de sus necesidades.
  • La mutua de accidentes de trabajo Asepeyo, con más de 4.500 personas contratadas, la mayoría sanitarios, técnicos en prevención de riesgos y comerciales, tiene fijado un horario mínimo de 10 a 5 de la tarde. En función de sus preferencias los trabajadores entran entre las 8 y las 10 y salen entre 5 y las 7. Igualmente, éstos eligen su hora de almuerzo, entre las 2 y las 4, pudiendo utilizar las dos horas enteras o conformarse con una y salir más temprano.

Una queja reiterada en los foros y debates sobre conciliación es la de las reuniones a última hora de la tarde. Mientras esta práctica esté en vigor, es difícil acercarse al objetivo de salir de las oficinas a las seis de la tarde, siguiendo el modelo europeo.

  • Para acabar con el problema, algunas empresas como Nike han eliminado directas al grano: prohibidas las convocatorias a partir de las cinco de la tarde.
  • En la multinacional japonesa Mazda, además de no celebrase después de las cinco, se indica la hora de terminación de la reunión.

La posibilidad de disponer de una jornada labora reducida es otra de las medidas de flexibilidad más comunes. Los trabajadores que lo deseen trabajan menos horas al día o a la semana a cambio de un sueldo proporcionalmente inferior. La ley establece el mínimo legal en el 33%.

  • Procter & Gamble va más allá y permite reducciones del 10% del tiempo. El empleado puede así disfrutar de dos tardes libres sin renunciar a gran parte de su salario. La pérdida de poder adquisitivo supone es el mayor freno para la mayor aplicación de la medida.
  • En Repsol se ha estipulado la reducción de jornada entre en 1/5 en vez del tercio, equivalente a la jornada intensiva todo el año.

Una jornada laboral reducida puede ser una medida especialmente adaptada a las necesidades de los padres de niños en edades tempranas: les permite dedicarle tiempo a sus hijos sin tener que renunciar por completo a su trabajo.

  • Es una opción contemplada, por ejemplo, por la empresa de refrescos Pepsico que ofrece la reducción laboral de 2 horas pagadas al 100% hasta que el niño o niña cumpla el año. Adicionalmente ofrece otras posibilidades de reducción hasta que el niño cumpla los ocho años.
  • Syngenta Agro también ofrece esta modalidad por maternidad y en sus fábricas las personas con dependientes a sus cargos tienen turno preferente de 8 a 5 de la tarde.
  • Las madres con necesidad de cuidar a un niño enfermo disponen de la posibilidad de reducir su jornada en un tercio, un cuarto o mitad en Caja Madrid. Son 34 las empleadas de la entidad financiera que se acogen actualmente a la medida.
  • Banesto también permite la reducción retribuida de la jornada durante un periodo de hasta dos meses para cuidar de un menor con enfermedad grave y ofrece reducción de jornada inferior a un cuarto.

Otra manera de reducir la jornada es a través de los puestos compartidos, una modalidad poco frecuente en las empresas. Sus ventajas son que brindan infinitas posibilidades de flexibilidad entre dos personas, dado que uno puede cubrir el trabajo del otro en caso de ausencia. La fórmula la llevan a cabo por ejemplo algunas secretarias de ejecutivos de IBM y cubren así las necesidades de un jefe o jefa con un horario muy extenso.

Otra medida de bajo coste y con alto índice de satisfacción en el empleado es la de semana laboral comprimida: los trabajadores alargan la jornada laboral durante la semana y disfrutan a cambio de un día libre extra. En muchos casos, las empresas aplican jornadas intensivas a cambio de libranzas.

  • El 80% de los trabajadores de la compañía de transporte de paquetería MRW trabaja en jornada intensiva de 8 a 16h y un 10% en horario especial, concertado con su superior.
  • El Banco Santander también implanta la jornada laboral comprimida: de lunes a viernes se trabaja de 9 a 6, con una hora para el almuerzo, y los viernes terminan a las 2.30.

Vía: CincoDías / Imagen: Stock.xchng

Por qué su empresa debería tener horarios flexibles

Domingo 18 marzo 2007

La gestión del tiempo que los empleados pasan en sus puestos de trabajo es todo un reto para las organizaciones. Los trabajadores demandan cada vez más a las empresas políticas flexibles en cuanto a sus horarios y las compañías empiezan a darse cuenta de que la cultura de la presencia constituye en muchos casos una mala opción.

Ignacio Buqueras, presidente de la Comisión Nacional para la Racionalización de los Horarios, asegura que se trata de un requerimiento muy importante, ya que “cada persona tiene sus peculiaridades, como el desplazamiento desde el domicilio, que no es igual para todos, las cargas familiares, la formación o la necesidad de ir al gimnasio”. El experto aboga por una flexibilidad de una hora y media en los horarios de entrada y salida, “siempre adaptada a las necesidades del sector, de la empresa y de los trabajadores”.

Una cuarta parte de las empresas son totalmente rígidas en el horario de entrada y salida, mientras que un tercio son totalmente o bastante flexibles. Estos son algunos datos del estudio Flexímetro 2006, elaborado por la agencia de comunicación CVA. “La gestión horaria es una de las medidas más populares adoptadas por las empresas porque tiene un coste mínimo y ayuda mucho en la planificación. Los gestores casan las distintas necesidades de los trabajadores con las de la propia compañía“, afirma Asunción Velasco, socia de CVA. Otra medidas que recomiendan los expertos, aunque está menos extendida, es la bolsa de horas.

Entre las principales ventajas que tiene la correcta gestión del tiempo de trabajo, Ignacio Buqueras destaca:

  • la mayor satisfacción de los empleados
  • una mayor productividad
  • un mejor clima laboral

Los expertos aseguran que la flexibilidad no hace referencia en ningún momento a menos horas de trabajo, sino a una mejor distribución del tiempo. “Uno de los peligros de estas políticas es que los empleados interpreten la flexibilidad como un derecho adquirido y la exijan de forma rígida. Tiene que haber un control por parte de la compañía. Aunque muchas veces son los propios trabajadores los que ejercen este papel”, declara la socia de CVA.

¿Por dónde empezar? “Hay que ver qué piden los empleados, si es viable, implantar las políticas oportunas y poner en conocimiento de los trabajadores qué beneficios supone para ellos. En caso de que una política no valga, se retira y se explica a los trabajadores la decisión”, señala Velasco.

Vía: Cinco Días / Imagen: Stock.xchng

Las empresas que concilian son más productivas

Domingo 18 marzo 2007

El modelo económico de desarrollo español se basa en la creencia de que cuantas más horas dediquen los trabajadores a su profesión mayor será la productividad cosechada por las empresas. Sin embargo, los expertos coinciden en que se trata de un planteamiento equivocado: la productividad española sólo ha crecido un 0,9% en la última década, y ya se encuentra 16 puntos por debajo de la media de la UE de los Quince, según la OCDE. Está demostrado que las compañías que saben organizarse para que sus empleados concilien vida personal y laboral son las que obtienen mayores ratios de eficiencia. La satisfacción de las personas es imprescindible para su pleno rendimiento.

Los expertos lo vienen diciendo desde hace tiempo: “En el equilibrio se encuentra la virtud”, lo que se traduce en “ocho horas para trabajar, ocho para descansar y otras ocho para vivir, que al fin y al cabo es para lo que estamos aquí”, afirman. Este desequilibrio se agrava todavía más en el caso de España, el quinto país del mundo donde más horas pasan los profesionales en su puesto de trabajo.

Pero estar en el trabajo no es lo mismo que estar trabajando. “A diferencia de los países anglosajones o del norte de Europa, donde prevalece la dirección por objetivos, la cultura empresarial española todavía premia la presencia física de los empleados en el lugar de trabajo“, explica Alfredo Pastor, profesor de Economía del IESE. A su juicio, “la jornada laboral de muchos españoles es rígida y absurda”, puesto que “genera que se pierda mucho tiempo y energía en cuestiones que nada tienen que ver con la productividad”, como, por ejemplo, “las largas y redundantes reuniones o las copiosas comidas, ¡que a veces duran casi tres horas!”. Por ello, España se enfrenta al reto de abandonar la cultura de la presencia para profesionalizar la de la eficiencia.

Desconfianza laboral

En muchos ambientes laborales, lamenta Pastor, se suele “mirar con mala cara a quien decide salir a la hora que estipula su contrato o cuando simplemente ha concluido con sus obligaciones del día”. De hecho, continúa, “no se confía en los trabajadores ni se les da la oportunidad de hacerles responsables de sus respectivos cometidos”, con lo que “constantemente se les niega la posibilidad de demostrar lo que pueden llegar a hacer por la empresa”.

Todo ello provoca que el estrés forme parte de la rutina laboral de, como mínimo, el 30% de los trabajadores, según varios informes de consultoras de recursos humanos. De esta forma, “las empresas pierden el valor añadido que les debería generar su capital humano, lo que merma sus índices de productividad”. La Organización Internacional del Trabajo (OIT), por su parte, establece que el estrés provoca una pérdida económica entre el 0,5% y el 3,5% del PIB de un país. Pero “el poder para cambiar esta situación reside, sobre todo, en manos de los directivos, que son los primeros que menos concilian”.

Vía: El País / Imagen: Stock.xchng

Haz que tu empresa participe en Madrid, Empresas y Conciliación

Sábado 17 marzo 2007
  • El Ayuntamiento de Madrid ha suscrito un convenio con diez empresas para armonizar la vida laboral y familiar.
  • Las compañías firmantes se han comprometido a impulsar distintas medidas orientadas a proporcionar a su plantilla la posibilidad de compatibilizar sus compromisos profesionales y personales.
  • El Ayuntamiento prestará a las empresas los incentivos y el apoyo institucional que necesiten, y creará el distintivo o logo de la red de empresas por la conciliación.
  • También concederá a la empresa que desarrolle la mejor alternativa de gestión del tiempo de trabajo, el premio ‘Cronos, empresas por un reparto equitativo de los tiempos’.

De este modo, acaba de nacer la Red de Empresas por la Conciliación para consolidar y aumentar las medidas que contribuyan a armonizar la vida laboral, familiar y personal. La red está integrada en el proyecto ‘Madrid, Empresas y Conciliación’ que lidera el Consistorio de la capital. La Concejal de Asuntos Sociales de Madrid, Ana Botella, ha suscrito el acuerdo con los representantes de Sanitas, BBVA, Avon Cosmetics, Otto Walter España, Barclays Bank, Merck, Sharp and Dohme de España, Corporación Casersa Grupo Norte, Enred, Ayse y Adams.

Según el convenio, el Ayuntamiento de Madrid tiene entre sus objetivos promover en el empresariado madrileño las condiciones laborales que permitan un mayor equilibrio entre la vida familiar, personal y laboral de la ciudadanía a través de la promoción de aquellas alternativas viables que supongan cambios culturales y estructurales favorables a la conciliación.

El documento firmado también contempla la creación de nuevos canales de comunicación entre el tejido empresarial madrileño y el Ayuntamiento, y animará a otras sociedades del municipio a incorporar medidas de conciliación como estrategia de gestión empresarial.

Por su parte, el Ayuntamiento:

  • Prestará a las empresas incentivos y apoyo institucional
  • Ofrecerá asesoramiento individualizado a las empresas en materia de conciliación
  • Creará el distintivo o logo de la red de empresas por la conciliación que podrán utilizar los firmantes
  • Concederá a la empresa que desarrolle la mejor alternativa de gestión del tiempo de trabajo el premio ‘Cronos, empresas por un reparto equitativo de los tiempos’.

Botella afirmó que las administraciones públicas y las empresas “pueden y deben buscar aquellas medidas que permitan unas relaciones laborales más flexibles y adecuadas para todas las personas, sobre todo para aquellas que tienen bajo su responsabilidad a niños o a personas dependientes, y estén buscando la mejor forma de atenderlas y seguir trabajando”.

No existen soluciones homogéneas, sino tantas formas de conciliación como personas, y cada empresa es quien mejor puede vislumbrar las formas más efectivas en cada caso de compaginar productividad y flexibilidad”, dijo la concejala, quien añadió que “la mejor forma de colaborar en el campo de la conciliación es trabajando en red”, para así poder centralizar y compartir los conocimientos y las experiencias y, al mismo tiempo, adaptar su aplicación a cada caso concreto.

Si quieres que tu empresa participe este programa, aquí tienes el formulario de Madrid, Empresas y Conciliación

Contenidos relacionados:

La conciliación familiar, clave para aprovechar mejor el tiempo en el puesto de trabajo

Viernes 16 marzo 2007

“En un contexto en el que prima conciliar la vida laboral con la personal es fundamental captar los problemas del entorno familiar y buscar soluciones″, señaló Javier Urra en el transcurso de la presentación del I Curso Superior de Escuelas de Padres para Profesionales, una iniciativa que su entidad Urrainfancia, empresa consultora especializada en cuestiones familiares desarrolla con la Escuela de Negocios IDE-CESEM.

En su opinión, “cuestiones como los divorcios que se alargan con graves disputas; la falta de medios económicos de una pareja; el paro de uno de ellos; el cuidado de personas dependientes; la enfermedad mental de algún miembro del núcleo familiar y los problemas relacionados con ludopatía, adicciones de drogas o los derivados de la justicia pueden quebrar la paz familiar.”

Diseñar una metodología para un programa de estas características no ha sido sencillo, señala Esther Alvarez, directora académica de IDE-CESEM. “Hemos desarrollado un programa de 24 horas que pretende dotar al profesional de las habilidades necesarias para lograr una mayor calidad de vida en su hogar. Pretendemos centrarnos en la búsqueda de soluciones, a través del análisis práctico de casos que puedan darse en la vida real. Es evidente que una familia no es una empresa y se rige por otros parámetros diferentes. Las relaciones entre padres e hijos es un factor que se analiza en este Curso pero luego hay otros factores colaterales que se deben tener en cuenta debido a su importancia”.

Este programa que será impartido por expertos de Urrainfancia, profesionales como Eduardo Bordons, Director del Instituto Complutense de Drogodependencias, de reconocido prestigio que pretenden formar e informar a cualquier profesional que desee mejorar su entorno familiar. “La sociedad actual demanda no solo profesionales, sino padres cualificados, efectivos y eficaces que sepan disfrutar de su labor, de su tiempo, de las relaciones humanas, ya sea con miembros familiares o con amigos indica Sonia Diaz, coordinadora de Urrainfancia. En su opinión, el proyecto de Escuela de Padres es un elemento esencial para el desarrollo de cualquier política de conciliación de la vida familiar y laboral en el ámbito de la empresa.

Por este motivo, cualquier profesional precisa de formación en su labor educativa, es una necesidad y una magnífica inversión social. Ser padres implica poner amor, experiencia, lógica, tener conciencia de esta sublime tarea, pero deben aportárseles técnicas, apoyos.”

Contenidos relacionados:

Vía: RRHH Digital / Imagen: Stock.xchng

Adiós supermadres, bienvenido downshift

Viernes 9 marzo 2007

El equilibrio entre la vida profesional, familiar y personal puede dejar de ser un tópico si la flexibilidad se hace un hueco en las empresas.

Es un término tan usado, que ya parece gastado. Antes incluso de que se haga realidad. La conciliación familiar y laboral todavía no se ha hecho efectiva y, según los expertos, la clave está en que la flexibilidad se haga un hueco en las empresas.

El 25 por ciento de las empresas españolas siguen siendo ‘muy rígidas’ a la hora de flexibilizar sus horarios laborales.

Esto fue lo que señalaron los expertos participantes en la II Jornada Nacional sobre Flexibilidad, celebrada en Oviedo y organizada por el Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales y Comunicación de Valor Añadido (CVA).

Allí se hicieron públicos los resultados del flexímetro, un estudio que mide el nivel de implantación de las políticas de conciliación entre una muestra de 1.420 empresas.

Según el estudio, un tercio de éstas se consideran ‘bastante flexibles’, aunque hasta hace aproximadamente seis años no consideraban la conciliación de horarios como una política ‘competitiva’.

Amparo Valcarce, apuntó que “los horarios de trabajo ya no están pensados para responder a la actual estructura social. Es hora de que esto comience a cambiar”.

De ahí que una nueva filosofía de vida esté cobrando fuerza en Europa: el downshift.

Cansados de la vida materialista y de los días interminables al amparo del techo de la oficina, los downshifters han llegado a la conclusión de que no compensa trabajar tantas horas porque lo que se obtiene a cambio es difícil de disfrutar.

Según este nuevo fenómeno social, no hay dinero ni ascensos que compensen el tiempo no ocupado en otras actividades. Así, el downshift se convierte en una solución que consiste en llevar una existencia moderada, sin gastos adicionales que supongan trabajar de sol a sol. Desde 1997, hay doce millones de downshifters en Europa.

Estrategias de persuasión
Según Asunción Velasco, socia de CVA y responsable del informe, “España es el país con la jornada laboral más larga –uno de cada siete empleados sale del trabajo después de las 19 horas– y sin embargo es el menos productivo de la OCDE. Es evidente que algo falla“.

La flexibilidad es el único camino para atraer el talento a la empresa. La secretaria de Estado de Asuntos Sociales, Amparo Valcarce, aseguró que “la flexibilidad es un instrumento necesario para tener competitividad y productividad, pero también para responder a los nuevos retos de una sociedad avanzada como la española”.

Y añadió, “los trabajadores de nuestro tiempo ya no responden a los mismos estímulos laborales que los del pasado: salarios, sí; pero también tiempo o incentivos formativos…

El dilema de las supermadres
El director del Departamento de Recursos Humanos de Esade, Carlos Obeso, resaltó que casi la mitad de los convenios penalizan la conciliación: “El 45 por ciento de los trabajadores encuestados asegura que su empresa sí tiene políticas de conciliación, pero no las utiliza por miedo a las represalias”.

En el Día Internacional de la Mujer Trabajadora, la conciliación familiar continúa siendo un asunto femenino.

Obeso destacó el riesgo de que la incorporación de la mujer al mundo laboral sufra una vuelta atrás, “ya que el trabajo de la mujer continúa siendo subsidiario al del hombre”.

La era de las supermadres toca a su fin. Según los expertos, ese ritmo es insostenible. Un ejemplo: en 2003, las madres trabajadoras dedicaron a sus hijos una hora más a la semana que las amas de casa en 1975.

Así, en algunos lugares, muchas trabajadoras de clase media-alta ya han iniciado un éxodo laboral para ser madres a tiempo completo.

Por ejemplo, el porcentaje de norteamericanas en el engranaje empresarial ha saltado del 29 por ciento de 1950 al 60,3 por ciento de 2000, para después desinflarse.

Actualmente ronda el 59,3 por ciento, frente al 73 por ciento de los hombres. Este descenso preocupa a las autoridades políticas y económicas, ya que podría mermar el potencial de crecimiento económico del país.

La conquista del ocio
El mercado laboral actual ha unido a tres generaciones muy distintas entre sí: la que considera el trabajo como el pilar fundamental de su vida; la que intenta conciliarlo con su vida familiar; y la que acaba de salir de la universidad y ha sido educada en un mundo gobernado por el ocio.

Carlos Obeso, explicó que “viene una generación socializada en el ocio: ya no existe esa dedicación por el trabajo ni ese ‘corporativismo’. Las nuevas generaciones quieren más tiempo para dedicarlo al ocio“.

Por eso, el equilibrio entre la vida laboral y la personal es cada vez más la estrategia diferenciadora entre las compañías.

Contenidos relacionados:

Vía: Expansión & Empleo / Imagen: Stock.xchng

Cómo hacer que nuestros horarios sean más racionales (europeos)

Jueves 8 marzo 2007

España continua “a la zaga” de los países europeos en lo relativo a los horarios, pues el 85 por ciento de la población de la Unión Europea “sale de trabajar entre las cinco y las seis de la tarde”, un desajuste que hoy denunció la Asociación para la Racionalización de los Horarios Españoles.

Según Ignacio Buqueras, presidente de esta asociación, el horario “ideal” para los españoles es similar al que ya han asumido el resto de europeos: una entrada al trabajo “flexible” entre las 7:30 y las 9:00 horas, un almuerzo de no más de una hora entre las 12 y la una del mediodía y la finalización de la jornada entre las 16:30 y las 18:00 horas.

La hora de cenar sería entre las 19:00 y las 20:00 horas y una breve siesta, de no más de 15 minutos, pues resulta beneficiosa para el trabajador. Dormir y descansar el tiempo suficiente, favorecer la salud, aumentar la productividad, reducir la siniestralidad y facilitar la globalización son sólo algunas de las ventajas de poner los horarios españoles a la altura de los europeos, según la Asociación de Buqueras, que hoy presentó su programa “Horarios Racionales”.

Burqueras expuso algunos ejemplos de empresas que operan en España y que concilian sus horarios laborales “de manera muy satisfactoria” como IBM, Caja Madrid, Sanitas o MRW. Buqueras afirmó que cree importante “que la gente sea consciente de que esto es posible” y consideró a la población española “madura para el cambio” hacia unos horarios “más humanos”.

Ideas para vivir mejor

  1. Asumir y llevar a la práctica la regla de los tres ochos: 8 horas para trabajar, 8 horas para descansar y 8 horas para nuestro tiempo libre.
  2. Dormir es una necesidad, no una pérdida de tiempo.
  3. Favorecer unos estilos de vida que consideramos más saludables. Recomendamos un desayuno fuerte entre las 7:00 y las 8:30 horas; un almuerzo ligero, entre las 12:30 y las 14:00 horas, y una cena suficiente entre las 19:00 y las 20:30 horas. Acostarnos entre las 22:00 y las 24:00 horas y levantarnos entre las 6:00 y las 8:00 horas.
  4. Destacar la gran importancia de saber valorar nuestro tiempo y el de los demás. La puntualidad debe ser una exigencia ética.
  5. Es absolutamente necesaria la organización y planificación de las reuniones para un máximo aprovechamiento del tiempo.

Imagen: Stock.xchng

La importancia del "salario emocional"

Viernes 27 octubre 2006

Paco Muro -es decir, Otto Walter-, además de escribir libros interesantes -véase El pez que no quiso evolucionar e Ir o no ir, hacia el compromiso de vivir y trabajar con calidadedita todos los años un estudio atractivo sobre las relaciones laborales. El último, que presentó ayer a los medios, se llama ¿Qué nos quita las ganas de seguir trabajando?

La principal razón que lleva a un profesional cualificado a permanecer o abandonar una empresa es el ‘salario emocional’, por delante de muchos otros factores, según se desprende de las conclusiones de este estudio. Es decir, las razones que llevan hoy día a los profesionales cualificados españoles del mundo empresarial a permanecer en una compañía o abandonarla son fundamentalmente de tipo emocional.

La justicia y la coherencia dentro de la empresa, la calidad de dirección de negocio y de personas, y una buena relación con el jefe y los compañeros, es decir, un clima laboral adecuado, son las razones que esgrimen los más de 1.300 profesionales encuestados para este estudio como las principales causas para marcharse a otra empresa.

Según los resultados del estudio, el factor que predomina por encima de todo son las posibilidades de desarrollo que ofrece la propia empresa para sus empleados, seguido por sentir que la empresa “tiene un buen proyecto”, es decir, que “mi trabajo sirve para algo”, afirma Muro.

En este sentido Muro señala que “la gente no cambia de empresa, cambia de jefe”. “Es muy importante sentir que tienes un jefe competente, que sabe dirigir la empresa y las personas”, explica.

Es decir, los profesionales buscan en primer lugar, trabajar para una empresa y un proyecto interesante, y que su trabajo valga para algo. Por ello “necesitan creer en la dirección de la empresa y desarrollar su trabajo en un clima laboral adecuado”, concluyó Muro.

“El humanizar a las empresas y dar más importancia a las relaciones y a la calidad de dirección sólo puede ser bueno para la productividad y la competitividad”, agregó.

En conclusión, para lograr retener talentos la única ‘receta’ eficaz es, en palabras de Muro, “lograr un entorno exigente, eficaz y positivo”. “Y eso sólo se consigue si se cuidan todos estos aspectos”.

Algo sobre mí

Miércoles 9 noviembre 2005

Hola, soy César Alonso Peña y vivo en Madrid (España). Me dedico al mundo de la comunicación y el marketing de forma profesional desde 1995 y en este tiempo he trabajado en medios de comunicación, productoras audiovisuales, agencias de comunicación y publicidad, y gabinetes de comunicación de grandes empresas.

Entre mis clientes a los que he prestado servicios de comunicación y marketing, están Walt Disney, General Motors, NH Hoteles, Coca-Cola, El Corte Inglés, Banco de Sabadell u Osborne.

Desde el año 2000 me he especializado en la comunicación del sector seguros y salud, investigando muy especialmente sobre la comunicación digital y la comunicación interna.

Compatibilizo mi trabajo diario con otras actividades profesionales como impartir cursos (P.e. Centro de estudios Adams, Universidad de Salamanca) y la escritura de libros y artículos especializados.

Os recomiendo leer el libro ¿Qué hacer cuando el marketing se transforma en un campo de minas?, con casos de la Harvard Business Review. No tanto porque haya colaborado en él sino porque contiene los pensamientos precisos de grandes estrategas con los que tengo la suerte de compartir algo más que la profesión, como Fernando Trías de Bes, profesor de ESADE y coautor de La buena suerte, Pedro Antonio García López, Director de Comunicación de Coca Cola, Antonio Núñez, Director de Estrategia de Saatchi & Saatchi, o Fernando Natera, Director de Comunicación e Imagen de PricewaterhouseCoopers

Si quieres hacerme llegar cualquier comentario o idea, no dudes en hacerlo en cesaralonsoweb@gmail.com o a través de:

Ver perfil profesional de César Alonso Peña en LinkedIn Ver perfil profesional de César Alonso Peña en XING Perfil de Facebook de César Alonso Peña

—– Contenidos relacionados —–

La paradoja de la buena vida y el tiempo que dedicamos a lo que nos hace felices

Jueves 20 octubre 2005

Fernando Tr�as de BesFernando Trías de Bes, en el boletín In&Out de ESADE, comenta que ahora tenemos más tiempo que nuestros antepasados, “pero se espera que hagamos tal número de cosas que tenemos la sensación de que no hay suficiente. Lee Burns, un economista norteamericano, describe este hecho como la «paradoja de la buena vida». Tenemos tanta ansiedad por acometer todo lo posible, que acabamos por no disfrutarlo. Tenemos una vida más rica, pero menos satisfactoria.”

“El profesor Richard Layard, de la London School of Economics”, continúa, “publica los resultados de un interesante estudio que compara el tiempo dedicado a diversas tareas con la felicidad que las personas dicen les produce. Por orden, las tareas que más alegrías dan son:

  1. el sexo
  2. vida social después del trabajo
  3. salir a cenar
  4. descansar
  5. comer
  6. hacer deporte
  7. rezar

A todas estas actividades la sociedad dedica el 23 % del tiempo semanal.

Las actividades más odiadas son, empezando por la más rechazada:

  1. el rato de desplazamiento por la mañana para ir al trabajo
  2. trabajar
  3. el tiempo de desplazamiento que supone volver del trabajo a casa
  4. ¡cuidar de los niños!
  5. las tareas del hogar

A estas cinco actividades la sociedad dedica el 42 % del tiempo semanal.”